SUSCRÍBETE

Ingresa tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Te llegará todas las entradas a tu correo electrónico

EL RINCÓN DEL TEÓLOGO

Artículos, estudios y más sobre temas teológicos, bíblicos y sistemáticos.

EVANGELISMO, DISCIPULADO Y GRUPOS PEQUEÑOS

Artículos, sermones, seminarios, libros y videos sobre la mujer manera de hacer discípulos: GRUPOS PEQUEÑOS

REFLEXIONES...

Un lugar donde encontrarás reflexiones sobre la vida y el ministerio pastoral desde la vista de un joven pastor.

MENSAJES DE ESPERANZA

Sermones, meditacions, bosquejos de sermones y recomendaciones homilíticas.

NUESTRO MINISTERIO PASTORAL

Todos sobre nuestro ministerio pastoral, recursos, noticias y actividades a lo largo de nuestro ministerio.

Puntero

Chat gratis

domingo, 9 de abril de 2017

Los Adventistas y la Homosexualidad: El asunto central en el debate


Debido a su compromiso y lealtad a la voluntad del Señor Resucitado, tal como está revelado en las Escrituras, la Iglesia Adventista ha rechazado la conducta homosexual como una expresión apropiada de la sexualidad humana. Esta posición es mantenida universalmente por la iglesia. Pero un cambio ha ocurrido entre algunos adventistas que argumentan que aunque la conducta homosexual debe ser rechazada en general, si puede ser aceptable bajo algunas circunstancias. El asunto central en este debate no es sobre si la conducta homosexual es buena o mala, sino si las relaciones románticas, monógamas y permanentes del mismo sexo deberían ser aceptadas por la iglesia. Ellos argumentan que en tales casos la iglesia debe apoyar y aceptar la conducta homosexual. A continuación resumiré y comentaré en un bosquejo amplio sobre el razonamiento de esta propuesta:
Impacto Emocional
Se han reunido y compartido testimonios describiendo el profundo impacto emocional que algunos adventistas sufren cuando se dan cuenta que son homosexuales. Escuchar o leer sus experiencias es emocionalmente doloroso. También leemos acerca de las traumáticas experiencias que sus padres adventistas sufren. Todos ellos aman al Señor y aun así se encuentran en una situación que nunca habían anticipado. Ellos buscan el apoyo de la “iglesia compasiva”, pero solo encuentran rechazo. Como resultado, ellos han creado su propio sistema de apoyo al margen de la iglesia y han encontrado voceros para esto dentro del Adventismo.
No debemos subestimar la profunda perturbación emocional que ellos experimentan. Los miembros de la iglesia, los pastores y líderes deben ministrarlos con amor. La Iglesia compasiva debe permanecer con ellos.
La iglesia lo ha hecho al distinguir claramente entre la orientación homosexual y la conducta homosexual. La iglesia violaría la voluntad del Señor al permitir que la empatía y la comprensión se conviertan en permisividad sentimental. Todos necesitamos de sabiduría divina para ministrar a estas personas y sus familias sin cambiar las enseñanzas, normas y principios bíblicos.
Evidencia Científica
Para legitimar este tipo particular de homosexualidad, aquellos que la apoyan usan los resultados de estudios hechos en los campos de la biología, la psiquiatría y la sociología. La evidencia es usada para demostrar que la homosexualidad es un tipo natural de orientación sexual dentro de la población humana; que es normal tener entre 5% al 10% de homosexuales en cualquier sociedad. La orientación homosexual es considerada por las comunidades científicas y médicas como una variante humana normal. Entonces se argumenta que es incorrecto referirse al homo-erotismo como una perversión o como un pecado.
El desarrollo de la identidad sexual es un asunto complejo. Pero es científicamente incorrecto argumentar que la homosexualidad esta genéticamente determinada. Muchos otros elementos deben ser considerados. Ciertamente algunos individuos tienen una orientación homosexual, pero los factores que lo provocan no son claros. La iglesia ha reconocido los detalles estadísticos (la orientación) pero no los ha usado para determinar su entendimiento de la sexualidad humana o para legitimar un estilo de vida homo-erótico. El adventismo está tan firmemente fundamentado en las Escrituras que no permite que la biología, la psiquiatría o la sociología definan las doctrinas bíblicas.
Reinterpretación de Textos Bíblicos
Bajo la influencia de la permisividad sentimental y las comunidades científicas, algunos teólogos adventistas argumentan que los textos bíblicos que tratan sobre la homosexualidad necesitan ser analizados de nuevo. Bajo la influencia del postmodernismo, argumenta que la manera en que leemos los textos bíblicos refleja nuestra propia perspectiva y no necesariamente lo que el texto dice. El texto mismo no tiene un significado final. Por lo tanto, necesitamos reconocer los puntos de vista de los demás creyentes como lecturas legítimas del texto. Basados en estos postulados ellos ofrecen sus propias interpretaciones de textos relevantes. Ellos argumentan que los pasajes del AT que tratan con la impureza ceremonial homosexual están asociados con la práctica de actos homosexuales en religiones paganas. El NT, ellos agregan, abre la puerta para que la iglesia acepte la homosexualidad como un estilo de vida debido a que Jesús eliminó la impureza ceremonial.
Los pasajes bíblicos han sido discutidos en otros artículos del BRI. Solo haré algunas observaciones generales. El enfoque usado por los teólogos que apoyan un estilo de vida homosexual viola el principio de la Sola Scriptura dado que considera a los textos como culturalmente determinados, y como si no lidiaran con los asuntos que enfrentamos actualmente. Además de esto, su enfoque permite que fuentes no-bíblicas determinen su lectura e interpretación de la Biblia. Al violar el claro significado contextual, lingüístico y gramatical del texto, proveen un falso sentido de seguridad para aquellos que practican la homosexualidad.
Argumentos Teológicos
Para limitar la práctica de la conducta homosexual a su expresión en el contexto de una relación romántica del mismo sexo en Cristo, ellos intentan transferir la teología bíblica de la sexualidad humana de un entendimiento heterosexual a uno homosexual. Ellos están obligados a usar argumentos generales para apoyar la legitimidad del amor homosexual. Ellos dicen que si Dios instituyó el sexo como algo bueno, entonces el sexo homosexual también debería ser considerado así. Pero en el contexto del amor, la primacía es dada a las relaciones y no al acto sexual. No es un asunto de sobre si el acto es correcto o incorrecto, sino sobre si la relación es buena o mala. El amor, como afecto, fidelidad y respeto mutuo, puede ser expresado en la intimidad del homo-erotismo. Pero solo el sexo heterosexual es santificado por Dios.
Déjenme hacer dos comentarios. Primero, la transferencia de la santidad del matrimonio bíblico al matrimonio del mismo sexo es como transferir la santidad del séptimo día al domingo. Lo que Dios ha santificado explícitamente no puede ser santificado por teólogos en oposición a su voluntad.
Segundo, la idea de que las relaciones son más importantes que los actos es una declaración ética que necesita ser analizada cuidadosamente. Es ofrecida como si fuera un hecho, cuando en realidad es una simple opinión. Es prácticamente imposible separar las relaciones de los hechos. Cuando el amor es definido fuera del contexto de la voluntad específica de Dios para nosotros, entonces es corrompido. A pesar de los esfuerzos hechos por estos teólogos de justificar la conducta homosexual de un tipo particular, permanece siendo bíblicamente injustificable.
Autor: Ángel Manuel Rodríguez | Biblical Research Institute of the General Conference of Seventh-day Adventists

La Homosexualidad en la Historia

Este artículo investigará el desarrollo histórico de la homosexualidad. Comienza con el Antiguo Cercano Oriente, continua con Israel y el Judaísmo, el mundo greco-romano, el Cristianismo y el Gnosticismo, y finaliza con Europa entre la Edad Medieval y nuestro tiempo.
El Antiguo Cercano Oriente
Egipto

Hasta ahora no se han encontrado leyes egipcias tratando con la homosexualidad.1 “Prácticas sexuales no convencionales no están bien documentadas en el Antiguo Egipto”.2 Pero hay algunas. El Faraón Pepi II (siglo XXIV a.C.) puede haber tenido una relación homosexual con uno de sus generales. Algunos especialistas sugieren “que la homosexualidad era mal vista por los egipcios”.3 “La relación familiar ideal en Egipto consistía en que un hombre joven encontrara una buena esposa y educara a buenos hijos. Dado que la herencia era a través de la línea femenina, las hijas eran importantes. El joven esposo mantenía una relación cercana con su abuelo maternal”.4
Uno de los textos que trata con la homosexualidad es la inscripción de un ataúd. La persona fallecida afirmaba haber tenido relaciones sexuales con un dios. Dado que la parte activa era quien estaba en poder, y la parte pasiva era considerada indefensa, la persona fallecida afirmaba en este texto que él no tenía nada que temer del dios Aton.5
Para afirmar su poder, los egipcios pueden haber violado a sus enemigos varones derrotados. “Un relato destacado sobre la homosexualidad en la literatura egipcia es una historia acerca del intento del dios Set de violar a su hermano menor... Set muestra un interés decidido en el cuerpo de Horus... La sexualidad de Set siempre es irregular; a él no le importa si las mujeres son casadas o no... Él recibe dos diosas sirias como esposas, Anat y Astarté. Él viola a Anat. Pero en el relato encontrado en el Papiro Chester Beatty VII, ella está vestida como un hombre. La palabra egipcia que se usa no es la de una relación humana... sino para una relación entre animales”.6 Los dioses no solo establecía el “tono moral para las personas” sino que también eran construcciones humanas usadas para racionalizar el comportamiento de uno. “Los adoradores de Set imitarían sus obras aunque estos actos puedan ser considerados una abominación entre los devotos a otros dioses”.7
Pareciera que existió la pederastia en Egipto. Las relaciones homosexuales pueden no haber sido “consideradas como incorrectas en tanto estuvieran basadas en el consentimiento mutuo”.8 Por el otro lado, en el Libro de los Muertos, un hombre fallecido que “apareció ante el juez en el otro mundo” dijo: “No he tenido relaciones sexuales con un niño. No me he contaminado... No he sido pervertido; No he tenido relaciones con un niño”.9 Wold declara: “Hasta el fin del primer milenio a.C., ninguna prohibición o ramificación legal del contacto sexual entre personas del mismo género puede ser encontrado. Por lo tanto, no puede saberse que es lo que afectó este cambio en las actitudes egipcias hacia la homosexualidad”.
Mesopotamia La situación es similar en Mesopotamia. Parecería no haber ninguna legislación antigua acerca de la homosexualidad. En el medio del segundo siglo a.C. la homosexualidad es enumerada entre crímenes sexuales. Sin embargo, es discutido si las leyes se refieren solo a las violaciones homosexuales o no. El castigo, entre otras cosas, era la castración para que de esta manera los perpetradores no pudieran continuar su conducta. Otra ley trata con una acusación falsa de conductas homosexuales. Es implícito que esto no es una violación homosexual, sino que describe una relación consensuada. En un caso tal, el acusador también debía ser castrado.10
Pero seguir la ley no es necesariamente lo que uno puede encontrar en la sociedad. En las prescripciones šumma alû, un texto sobre magia, se encuentran las siguientes declaraciones:
  1. Si un hombre tiene relaciones con los cuartos traseros de su igual (varón), ese hombre será considerado el primero entre sus hermanos y colegas.
  2. Si un hombre anhela expresar su hombría mientras está en prisión y debido a eso, al igual que un prostituto religioso, desea aparearse con hombres, él experimentará mal.
  3. Si un hombre tiene relaciones con un prostituto religioso, los problemas lo dejarán.
  4. Si un hombre tiene relaciones con un cortesano por todo un año, las preocupaciones que lo plagan se desvanecerán.
  5. Si un hombre tiene relaciones con un esclavo, los problemas lo asediarán.11
Sin embargo, estos textos pueden relacionarse con la religión y no reflejar con precisión lo que sucedía en la vida cotidiana. Springett observa: “Las relaciones sexuales como un servicio a los dioses o diosas eran un práctica común, la cual no era considerada como un crimen, sino como una señal de dedicación o devoción. Las sacerdotisas que practicaban esta costumbre aparentemente eran muy respetadas de alguna manera, dado que incluso los reyes dedicaban a sus hijas para el templo... Por otro lado, las prostitutas del templo no eran recomendadas como esposas ni siquiera por los autores babilonios... Los hombres relacionados al culto (assinnu) a veces eran eunucos, homosexuales o ambos”.12
La diosa Istar/Inanna, como una deidad del amor y la guerra, era una figura ambigua, a veces actuando como una mujer y a veces comportándose como un varón. Ella “no se conformaba al rol esperado de una mujer como esposa y madre, sino que en muchas ocasiones actuó como un hombre... Debido a esto, Istar era adorada como una hermosa doncella, pero también como un guerrero barbudo”.13Un himno sumerio afirma que Istar tenía el poder de convertir a los hombres en mujeres y a las mujeres en hombres.14 No es una sorpresa que los assinnus, los kurgarrus, y los kulu’us o galas exhibían el mismo patrón. Parecería que los tres grupos de funcionarios religiosos nacían como varones (o hermafroditas), pero... su apariencia era o totalmente femenina o tenían carasterísticas tanto masculinas como femeninas”.15 “...parecería posible que a veces los devotos participaban en relaciones homosexuales... Su género era definitivamente ambiguo: incluso el signo cuneiforme correspondiente para ellos (URSAL) significa “hombre-mujer” o literalmente “perro-hombre” (“perro” representa la masculinidad en un sentido negativo)”.16 Sobre cómo eran percibidos por la sociedad, Teppo responde:
“Como miembros de un tercer género, los assinnus, kurgarrus y kulu’us rompieron uno de los límites más importantes de la sociedad mesopotámica: el límite entre hombres y mujeres. Ellos eran anomalías: devotos con un género ambivalente de una diosa ambivalente Istar, que ella misma era transgresora de límites. Esto convertía a los devotos en personas sagradas, poderosas y peligrosas, pero al mismo tiempo, impuras, marginadas y temidas.17
Esta escasez de información puede indicar que la homosexualidad no estaba muy esparcida en la Mesopotamia.18
Hititas
“Nina ley hitita prohibía la homosexualidad, excepto en caso de incesto: “Si un hombre viola a su hijo, [su castigo] será el castigo capital”.19 Dado que sabemos muy poco acerca de la homosexualidad entre los hititas, no podemos decir si era aceptada o si era poco común. In embargo, si sabemos acerca de la bestialidad. “Las relaciones sexuales con ovejas y vacas estaban prohibidas... Pero las relaciones con caballos o mulas no provocaban ningún castigo”.20
Cananitas No han sobrevivido textos describiendo la homosexualidad cananita. Basados en Levítico 18:24 y su contexto inmediato, puede asumirse que en Canaán se practicaban actos homosexuales. “En este punto, sin embargo, debemos decir que la homosexualidad no puede ser identificada como una práctica común en Canaán a partir de los textos disponibles, ni tampoco es representada en el arte que tenemos. La fertilidad, la promiscuidad, la bestialidad, el incesto, si, pero no la homosexualidad”.21
El Antiguo Israel y el Judaísmo
Israel

El Antiguo Testamento no solo tiene claras prohibiciones contra la homosexualidad (Lev. 18:22; 20:13). Sino que además relata ejemplos de homosexualidad. Sin embargo, estas ocurrencias son tratadas negativamente. La homosexualidad es una abominación y debía ser castigada.
Judaísmo
Los libros apócrifos del AT tales como la Sabiduría de Salomón discuten el pecado de Sodoma repetidamente y lo condenan, sin embargo, bajo la categoría de inhospitalidad. Aun así Sabiduría 14:26 habla acerca de la confusión del sexo, lo cual puede apuntar a la homosexualidad.

Los libros pseudo-epigráficos también están opuestos a la homosexualidad, el más claro es 2 Enoc. “Segunda de Enoc 34:1-3 se refiere ampliamente a la sodomía adulta, mientras que 10:4-5 se refiere principalmente a pederastia. El interlocutor en 2 Enoch añade una evaluación negativa a ambos”.22 De acuerdo a 2 Enoc, la práctica de la homosexualidad ocurrió incluso antes del Diluvio. Los autores de los libros pseudo-epigráficos que mencionan la sodomía no solo lo consideraban “un pecado en un sentido religioso, sino también como un delito en un sentido civil o criminal... estos judíos le pedían cuentas a los gentiles por tolerar la sodomía en sus propios códigos legales...”23
El judaísmo rabínico no era diferente. “¡La Mishna veía la homosexualidad como merecedora de un forma más severa de muerte que el asesinato!”. El Mishnah Sanhedrin 8:7 “ubica a la homosexualidad con los crímenes claramente universales de asesinato y adulterio, y no con las ofensas “rituales”. La Mishnah ve la homosexualidad como una ofensa más grave que el asesinato, pero aun así no era tan grave como la bestialidad, la profanación del sábado, o la idolatría en lo que se refiere a sus consecuencias espirituales... La Mishnah también prohíbe que un hombre soltero le enseñe a los niños, y que dos hombres solteros duerman bajo la misma capa (Qiddushin 4.13f.).”
“El Talmud en sus versiones más tardías consideran que el lesbianismo impedía que una mujer se casara con un sumo sacerdote (Bab. Shabbat 65a) y no admite en la corte el testimonio de alguien que había consentido en un acto de pederastia (Bab. Yevamot 25a)”24
Filón de Alejandría y Josefo condenan la homosexualidad. Ellos creían “que la ley debería prohibir la actividad homosexual... tales leyes deberían existir entre todas las naciones. No es posible limitar sus convicciones a la pederastia, dado que tratan con las personas andróginas y los eventos de Sodoma. Ambos escritores mantenían la legislación mosaica como una ley superior a los códigos paganos”.25
El Mundo Greco-Romano
Grecia

“La sociedad griega probablemente fue la sociedad más antigua en la cual la homosexualidad prevalecía... No hay ninguna duda que en Grecia la homosexualidad se debió en gran medida al carácter narcisista de la vida griega y la influencia de la religión. Los dioses la practicaban (e.g., Zeus con Ganimedes, Heracles con Yolaos o Hilas, y Apolo con Jacinto), así que la gente lo justificaba y lo buscaba”.26
Algunos especialistas creen que la homosexualidad puede haber sido introducida en la sociedad griega alrededor del 1400 a.C. Durante el siglo séptimo o sexto a.C. una señorita llamada Safo de la Isla de Lesbos comenzó a escribir acerca de sus sentimientos hacia otras chicas. La palabra lesbianismo deriva de su lugar de origen. Si ella tuvo o no relaciones sexuales con otras mujeres o solo tenían sentimientos hacia ella no es completamente claro. En cualquier caso, no había ninguna asociación religiosa.
“La forma más común de homosexualidad entre los varones griegos era la pederastia. Este término se refiere a un plan de educación para niños en el cual ellos eran puestos por sus padres bajo el cuidado de otro hombre para ser educados. Como una característica del sistema, se esperaba que el niño, llamado eromenos, le proveyera a su mentor, el erastes, con favores homosexuales”.27 Era considerada como una institución honorable. No se esperaba que los niños, típicamente mayores de 4 años y hasta la pubertad, disfrutaran de las relaciones sexuales, sino que las soportaran. De otra manera, serían considerados pervertidos. Después de que los niños hubieran crecido no se espera que continuaran desempeñando el rol pasivo en una relación sexual.28
El caso de Timarco en la corte de Atenas revela que el administrador de esta ciudad estaba involucrado en pederastia, homosexualidad, prostitución y bestialidad.29 Él fue sentenciado a muerte.30
De Young sostiene que “la homosexualidad griega era diversa: pederastia, entre varones adultos, entre mujeres adultas, y prostitución masculina. Se garantizaba por el consentimiento y la permanencia, así como también por la violación y la infidelidad... la homosexualidad se institucionalizó en el ejército, en la educación, en el hogar, y en las leyes. Muchos de los grandes filósofos, artistas, poetas y líderes, incluyendo a Sócrates, Platón, Aristóteles..., eran homosexuales o pederastas”.31 Aunque Platón apoyaba la pederastia, de alguna manera más tarde cambió su posición.32 Las leyes eran necesarias para “regular las actividades sexuales entre heterosexuales y homosexuales”.33 Platón también compartió el mito andrógino34 acerca de la “emergencia de la diferenciación sexual”.35 Esquines buscó proteger a los niños e incluso a los esclavos del acoso y el abuso sexual.
Roma
“La sociedad romana aparentemente había heredado de Grecia una homosexualidad aceptada en el siglo II a.C. Ocurría en todas sus formas (pederastia, prostitución masculina, catamitas mercenarios, consensuadamente entre adultos, y lesbianismo). Los romanos diseñaron varios códigos legales a lo largo de los siglos para legislar la homosexualidad en varias maneras”.36
Ellas son: (1) Lex Scantia (alrededor del 226 a.C.); (2) Lex Julia de adulteriis coecendi (alrededor del 17 a.C.); (3) Primera Novella (538 d.C.); Segunda Novella (544 d.C.). Es notable que las primeras leyes contra la homosexualidad fueron redactadas antes de que la iglesia cristiana fuera fundada.
Cristianismo y Gnosticismo
Cristianismo Ortodoxo

El Nuevo Testamentos siguió al AT al condenar la actividad homosexual. Esto fue apoyado por los padres de la iglesia como Agustín y Crisóstomo. “Las Constituciones Apostólicas (7.2) dicen que la sodomía es inaceptable como conducta cristiana...”.37 Y “para el siglo cuarto los concilios eclesiásticos comenzaron a dictar normas y cánones sobre el tema. Pronto la posición de la iglesia se convirtió en la del gobierno romano, y Roma comenzó a imponer la legislación en su lugar”.38
Grupos Gnósticos
Mientras que el cristianismo ortodoxo mantiene la posición del AT y del NT, los grupos gnósticos tomaron un enfoque diferente. Ellos reinterpretaron los textos bíblicos. El padre de la iglesia Epifanio describió a un grupo llamado Barbelitas. Ellos participaban en “una copulación ritual con el sexo opuesto [llevado] a límites a veces extremos, con el objetivo de evitar la inseminación y la procreación...”.39 Se consideraba que aquellos que participaban aún eran vírgenes y eran a la imagen de Dios, reflejando la santidad de Dios. Pero “estos actos con el sexo opuesto son solo para los neófitos; los adherentes más avanzados de la secta”40 se involucraban en la homosexualidad. “... para estos gnósticos, el acto homosexual -al ser un distorsión tan horrenda del proceso de la diferenciación del género, [y] el antídoto del acto proscripto con el sexo opuesto- los capacitaba para liberarse de los grilletes del género”.41 Ellos no querían convertirse en el objeto de la horrible entidad llamada naturaleza.
Para los Naasenos, las relaciones heterosexuales eran “una cosa completamente maligna y contaminadora... Pablo declaraba que los actos sexuales entre mujeres eran “contrarios a la naturaleza” (para physin); los naasenos creían que dado que el género era “natural”, era una bendición actuar “contrario a la naturaleza”.42 “... la humanidad pura de acuerdo a los gnósticos no era “ni masculina ni femenina, sino una nueva criatura, un Nuevo Humano”. De hecho, este es un tema recurrente en la mayoría, sino en todos, los escritos gnósticos: la perfección original humana, o anthropos, no tiene género ni sexo, sino que el género es la creación de un dios masculino inferior, malvado y opresor cuyo propósito es engañar a la humanidad para que no puedan reconocer su origen celestial”.43
Europa entre la Edad Medieval y Nuestro Tiempo
La Iglesia Cristiana entendía la actividad homosexual como un pecado grave. De acuerdo a Gregorio de Nisa, el castigo variaba entre nueve años de penitencia y excomunicación. El trato más comprensivo del asunto se encuentra en la obra de Cumea. Él también se enfocó en el lesbianismo. En la Era Medieval, la homosexualidad es una vez más asociada con la herejía. Tomas de Aquino evaluó la homosexualidad y declaró que los órganos sexuales no deben ser usados en una manera que excluya la procreación. La homosexualidad es casi tan mala como el bestialismo.44 La posición de la iglesia influyó al gobierno. A menudo, los homosexuales eran perseguidos e incluso ejecutados.

Mientras que el código civil francés no menciona la homosexualidad, las leyes británicas, al igual que las alemanas y austriacas amenazan la conducta homosexual con castigos incluso a finales del siglo XIX y en algunos casos incluso hasta mediados en el siglo XX.45 Desde ese entonces, la homosexualidad ha sido aceptada en muchos países, a menudo tratada como los matrimonios heterosexuales. El liberalismo y el secularismo junto con las campañas homosexuales han contribuido a un cambio completo en el enfoque de muchas sociedades.
Mientras tanto, las así llamadas leyes del odio, obstaculizan la libertad de expresión en muchos países, y las leyes de no discriminación intenta forzar incluso a las iglesias que se oponen a un estilo de vida homosexual a contratar a homosexuales, por lo tanto, actuando en contra de la libertad de consciencia. Mientras que es deplorable que los homosexuales hayan sido perseguidos y asesinados, ciertamente en contra de las implicaciones del evangelio, la discriminación de aquellos que no están de acuerdo con una agenda homosexual no es un enfoque mejor. Los humanos deben aprender a vivir con diferencias de opiniones y respetarse mutuamente.
Conclusión
Esta breve investigación ha mostrado que las diversas formas de conductas homosexuales eran conocidas y estaban presentes en la mayoría, si no en todas, las culturas del Antiguo Cercano Oriente. Tales prácticas no siempre eran abusivas y violentas. Sin embargo, muchas culturas fueron ambivalentes acerca de las formas de conducta homosexual. Aunque puede haber sido tolerada bajo ciertas circunstancias, no era la norma y no era necesariamente aceptada por la población que mantenía los valores del matrimonio heterosexual y las relaciones familiares en las cuales los niños desempeñaban un rol importante.

Siguiendo la clara posición bíblica, las sociedades judías y cristianas rechazaban cualquier tipo de actividad homosexual durante siglos. Solo recientemente, algunas iglesias, siguiendo el nuevo enfoque de diversas culturas y gobiernos seculares, han hecho provisiones para un estilo de vida homosexual, mientras que otros respetan a las personas homosexuales sin defender ni condonar su estilo de vida.
Autor: Ekkehardt Mueller | Biblical Research Institute of the General Conference of the Seventh-day Adventist | Traducido por Eric Richter para DA

Referencias
  1. Cf. Donald J. Wold, Out of Order: Homosexuality in the Bible and the Ancient Near East (Grand Rapids: Baker Books Publishing Company, 1998), 56. 
  2. Ronald M. Springett, Homosexuality in History and the Scriptures (Silver Spring: Biblical Research Institute of the General Conference, 1988), 34. 
  3. Wold, 56 
  4. Springett, 34. 
  5. Wold, 56. 
  6. Spingett, 35, 37. 
  7. Springett, 39. 
  8. Wold, 59. 
  9. Wold, 57-58. 
  10. Ver Wold, 47-58; Springett, 40-41. 
  11. Wold, 48. 
  12. Springett, 41. 
  13. Saana Teppo, “Sacred Marriage and the Devotees of Ištar,” in Sacred Marriages: The Divine-Human Sexual Metaphor from Sumer to Early Christianity, ed. Marti Nissinen and Risto Uro (Winona Lake, IN: Eisenbrauns, 2008), 76. 
  14. Ver Teppo, 85. 
  15. Ver Teppo, 77. 
  16. Teppo, 81. En su artículo, Kathleen McCaffrey, “Reconsidering Gender Ambiguity in Mesopotamia: Is a Beard Just a Beard?,” en Sex and Gender in the Ancient Near East: Proceedings oft he 47th Rencontre Assyriologique Internationale, ed. Simo Parpola y Robert Whiting (Helsinki: Neo-Assyrian Text Corpus Project, 2002), 379-391, ella argumenta que estos varones que tomaban un rol femenino deberían ser considerados como un tercer género en su sociedad. 
  17. Teppo, 91. 
  18. Ver Wold, 51. 
  19. Wold, 54. 
  20. Martha Tobi Roth, Harry A. Hoffner, y Piotr Michalowski, Law Collections from Mesopotamia and Asia Minor, 2nd ed. (Atlanta, GA: Scholars Press, 1997), 236. 
  21. Wold, 60. 
  22. James B. De Young, Homosexuality: Contemporary Claims Examined in the Light of the Bible and Other Ancient Literature and Law (Grand Rapids: Kregel Publications, 2000), 87. 
  23. De Young, 244. 
  24. De Young, 246 
  25. De Young, 248. 
  26. De Young, 252. 
  27. Springett, 87. 
  28. Cf. Springett, 87-88. 
  29. Ver De Young, 235-237. 
  30. Ver De Young, 235-237, por una descripción detallada. 
  31. De Young, 252-253. 
  32. Por más detalles ver David L. Balch (ed.), Homosexuality, Science, and the “Plain Sense” of Scripture (Grand Rapids: Wm B. Eerdmans Publishing Company, 2000), 44-45. 
  33. De Young, 253-254. 
  34. Springett, 97-98: “En este mito Platón explicó que el ser humano primitivo era dual. Él tenía cuatro manos, cuatro pies, dos caras y dos genitales, es decir, como dos seres humano espalda a espalda con sus caras en direcciones opuestas. Algunos de estas criaturas primitivas duales eran masculinas en ambas partes, otras eran femeninas en ambas partes y otras (un tercer sexo) eran parte masculina y parte femenina. Estas criaturas primitivas eran tan fuertes que se volvieron insolentes, atacando a los dioses. Debido a si constante insolencia, Zeus dividió a estas criaturas duales de cuatro piernas en criaturas de dos piernas. Un varón dual se convirtió en dos hombres, una mujer dual se convirtió en dos mujeres y un hombre/mujer (andrógino) se convirtió en un hombre y en una mujer. Basándose en esto, él explica los diferentes deseos sexuales que aparecían en la sociedad, porque cada criatura busca su propio opuesto, de acuerdo a su orientación original. Cuando las dos partes duales se encontraban, se enamoraban. Mediante la creación de este mito Platón intenta explicar la atracción que algunos hombres y mujeres tenían hacia personas del mismo sexo” 
  35. Balch, 46. 
  36. Cf. De Young, 257. 
  37. De Young, 251. 
  38. De Young, 252. 
  39. Jonathan Cahana, “Gnostically Queer: Gender Trouble in Gnosticism,” Biblical Theology Bulletin 41/1 (2011): 26. 
  40. Cahana, 27. 
  41. Cahana, 26-27 
  42. Cahana, 28, 29. 
  43. Cahana, 30 
  44. Cf. S. Bailey, “Homosexuality,” in Die Religion in Gescyhichte und Gegenwart, tercera edición, ed. Kurt Galling (Tübingen: J. B. C. Mohr, 1959), 443. 
  45. Bailey, 443. 

Homosexualidad en Romanos 1:26-27

Mientras que muchos cristianos mantienen que Romanos 1:26-27 describe la homosexualidad y la rechaza en todas sus formas, considerándola como un pecado, otros reconocen que el pasaje está tratando acerca de la homosexualidad pero afirman que el problema es la idolatría y la pederastia, y que Pablo no podría haber tenido en cuenta la orientación sexual tal como la conocemos hoy en día. Además, se argumenta que la referencia a la naturaleza debería ser entendida en la siguiente manera:
“Al describir a la homosexualidad como “contra la naturaleza” (Rom. 1:26), Pablo no condena la orientación homosexual o alguna relación mutua y comprometida. En realidad, él condena la perversión de lo viene naturalmente. Es “contra la naturaleza” que los homosexuales practiquen la heterosexualidad o que los heterosexuales practiquen la homosexualidad. Pablo no condena a las personas por haber nacido homosexuales, ni condena la orientación homosexual”[i]
Por lo tanto, el asunto no es sobre si Pablo habla sobre la homosexualidad o no en Romanos 1:26-27, o sobre si lo considera un pecado, esto puede darse por sentado. El asunto es sobre si la homosexualidad en Romanos 1 incluye todas las formas de homosexualidad y si tiene un alcance universal.
El Contexto Histórico
Los antiguos no solo conocía lo que ha sido llamado como “homosexuales contingentes” (personas que no son verdaderamente homosexuales, como adolescentes y adultos que se aburren con su heterosexualidad y se involucran con miembros del mismo sexo) y muy probablemente también a los “homosexuales situacionales” (personas cuya falta de encuentros heterosexuales resulta en actos homosexuales), sino además tenían alguna idea del concepto de “homosexualidad constitucional” (la homosexualidad que se dice que es permanente y puede ser parte de la constitución de las personas). Al menos la noción de que una persona se siente atraída al mismo sexo debido a su constitución es encontrada en el mito andrógino de Platón.

“En este mito, Platón explica que el hombre primitivo era dual. Tenía cuatro manos, cuatro pies, dos caras y dos partes privadas, es decir, como dos personas espalda a espalda, con las caras en direcciones opuestas. Algunas de estas criaturas primitivas duales tenían ambos partes masculinas, otros eran femeninas en ambas partes y otras (un tercer sexo) parte masculino y parte femenino. Estas criaturas primitivas eran tan fuertes que se volvieron insolentes, atacando a los dioses. Debido a su continua insolencia, Zeus dividió a estas criaturas duales de cuatro piernas en dos criaturas de dos piernas. Un varón dual se convirtió en dos varones, una mujer dual se convirtió en dos mujeres y un hombre/mujer (andrógino) se convirtió en un varón y una mujer. Basándose en esto, él explica los diferentes deseos sexuales que se manifiestan en la sociedad, porque cada criatura busca su propio tipo opuesto, de acuerdo a su orientación original. Cuando las partes duales se encuentran, se enamoran. Mediante la creación de este mito, Platón intenta explicar la atracción que algunos hombres y mujeres sienten por personas del mismo sexo.”[ii]
Es muy difícil que Pablo, que era un hombre culto y educado y que incluso citó autores griegos (Hechos 17:28; Tito 1:12) no hubiera conocido el mito de Platón y el concepto de la homosexualidad innata. Por lo tanto, sugerir que Pablo solo se estaba refiriendo a la homosexualidad no consensuada o a la pederastia, pero no a las relaciones monógamas del mismo género debido a que supuestamente no eran conocidas en este tiempo, no puede ser probado.
A. C. Thiselton declara:
“Pablo fue testigo de tanto relaciones abusivas de poder o dinero, como ejemplo de “amor genuino” entre hombres. No debemos malinerpretar al conocimiento “mundano” de Pablo.”[iii]
El Contexto Literario
El contexto de Romanos 1:26-27 es universal por naturaleza. Mientras que Romanos 1 muestra que todos los gentiles son pecadores, y Pablo presenta un catálogo de vicios (Romanos 1:12-31), mientras que Romanos 2 muestra que todos los judíos son pecadores. Romanos 3 concluye que todas las personas son pecadores y todos son dependientes de la gracia de Dios, la cual fue revelada en el sacrificio de Cristo por nosotros. Romanos 5 elabora a partir del hecho de que todos nosotros hemos sido esclavos del pecado pero en Jesús somos libres de el. El argumento de Pablo no está limitado a la humanidad en el primer siglo d.C., sino que comprender a todas las personas de todos los tiempos, mientras trata con la creación, a caída, el pecado y la salvación. Por lo tanto, la lista de vicios que incluye la actividad homosexual no está limitada a un período especial de tiempo, sino que es aplicable también en la actualidad. Dado que Pablo no distingue las diferentes formas de homosexualidad, parece rechazar todos los casos de sexo del mismo género.

El trasfondo del debate de la homosexualidad en Romanos 1 es la creación. En Romanos 1:20 se ha ce referencia a la creación del mundo y a las obras creadas por Dios. Evidentemente, el argumento de Pablo es que Dios puede ser conocido mediante la creación. Pero aunque los gentiles “habiendo conocido a Dios, no lo glorificaron como a Dios” (Rom. 1:21). Dios fue reemplazado por dioses que no eran más que imágenes de seres creados, ya sea humanos o animales. La lista de animales, la mención de humanos, y el concepto de “semejanza/imagen”, sugiere que Romanos 1:23 hace eco de Génesis 1:24-26. Romanos 1:25 indica que los gentiles adoraban cosas creadas en vez de al Creador. Además, Romanos 1:26-27 parece hacer eco de Génesis 1:27 al concentrarse en los mismo términos, es decir, “varón” (arsēn) y “mujer (thēlu), en vez de usar los términos “hombre” y “mujer”. Dado que hay una referencia clara a la creación en los versículos precedentes, la homosexualidad debe ser entendida en el contexto de la creación. “La idolatría y la relaciones del mismo sexo constituyen un ataque a la obra del Creador en la naturaleza”[iv], no importa que forma de homosexualidad sea. El relato de la creación apunta a la intención de Dios para el hombre y la mujer, que es un matrimonio heterosexual monógamo.
Análisis del Texto
Romanos 1:26-27 declara que Dios permite que la gente ejerza su libre albedrío incluso si es vergonzoso o puede llevar a la auto-destrucción. Después de una descripción del lesbianismo, se trata la homosexualidad masculina. El término “uso/función/relación es encontrada solo en Romanos 126-27 en el NT, pero en este contexto debe entenderse como una relación sexual. La última parte del versículo 22 menciona el castigo que estos pecadores reciben.

El argumento de que la frase “relaciones naturales” y su contrario “contra la naturaleza” en Romanos 1:26-27 están describiendo lo que es natural para un individuo no tiene fundamento. En ningún lado el término phusis usado en ese sentido. En Romanos mismo el sustantivo es encontrado en siete ocasiones[v], sin embargo, la frase para phusin aparece solo dos veces (Romanos 1:26; 11:24). En Romanos 11:24 hay un olivo silvestre “por naturaleza” (kata phusin). De este olivo silvestre se cortaron ramas y “contra la naturaleza” (para phusin) se injertaron en un olivo cultivado. Kata phusin significa existir en armonía con el orden creado. Para phusin, por el otro lado, se refiere a lo que está en contraste con el orden planificado por el Creador[vi]. Este entendimiento se corresponde con Romanos 1 donde la creación es el trasfondo de la discusión sobre idolatría, homosexualidad y otros vicios. Aquí, las actividades y comportamientos descritos como “contra la naturaleza” implican un juicio moral negativo. “... la práctica homosexual es una violación del orden natural tal como está determinado por Dios)”[vii]. Esto incluye todas las formas de homosexualidad.
Aunque Pablo vivió cientos de años después de que Moisés recibió la ley, obviamente esta ley es, en su opinión, aplicable a los tiempos del NT. La mención de las relaciones homosexuales en el versículo 27 es dependiente de Levítico 18 y 20. Pablo va más allá al incluir la actividad homosexual femenina que no fue mencionada en el AT. Al tratar con la objeción de que Romanos 1 “identifica un regla judía temporal de pureza en vez de un principio moral universal”, De Young observa con perspicacia: “Dios no puede consignar a los gentiles al castigo por violar una ley judía de pureza”[viii]. Dado que dios castiga a las personas que practican la homosexualidad, las leyes de Levítico 18 y 20 deben ser morales y universales en naturaleza.
El hecho de que Pablo añade el lesbianismo a la homosexualidad masculina apoya la idea de que Pablo considera a todas las relaciones homosexuales como un pecado. “Las relaciones lésbicas en al antigüedad no encajaban en el modelo masculino pederasta ni se relacionaba con la prostitución cúltica”[ix]. Por lo tanto, el compañerismo homosexual consensuado es incluido en los pecados mencionados en Romanos 1.
Que Pablo no estaba preocupado por la coerción en las relaciones homosexuales puede descubrirse en Romanos 1:27 “los hombres... se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío”. Obviamente en una unión homo-erótica así, ambos compañeros se desean mutuamente. Ambos son responsables por sus acciones, y ambos reciben la penalidad. Dios no es tan injusto como para castigar a un jovencito que ha sido obligado a participar en una relación homosexual, ya sea al ser violado o al ser obligado a tener una relación pederasta.
La homosexualidad en Romanos 1 no está limitada a un cierto tiempo, cultura, o solo a ciertas formas de homosexualidad. Las prácticas homosexuales son conductas pecaminosas.
Implicaciones
Al indicar que todas las formas de actividad homosexual son pecado, este pasaje nos amonesta a no involucrarnos es tales conductas. Si ya estamos involucrados, somos llamados a abandonarlo. En 1 Corintios 6:9-11 Pablo registra que hubieron cristianos que experimentaron un cambio así. Sin embargo, Romanos 1 y su contexto no nos llama a odiar, despreciar, culpar ni ridiculizar a los pecadores. Todos nosotros hemos pecado y necesitamos la salvación que se nos ofrece en Cristo.

Por lo tanto, los adventistas respetamos a todas las personas, ya sean homosexuales u heterosexuales. Reconocemos que todos los seres humanos son criaturas del Padre celestial que ama a todos, y que son valiosos ante sus ojos. Los adventistas se oponen al abuso o maltrato hacia los homosexuales. Ellos aman a los pecadores pero se separan del pecado. Los adventistas son llamados a apoyar la prevención de la homosexualidad y a cuidar de los homosexuales; que en algunos casos pueden incluir seguir el consejo de Jesús delineado en Mat. 18:15-20 para salvarlos para el reino de Dios (1 Co. 5:1-5). Los adventistas apoyan el cambio, y apoyan a aquellos que están luchando.[x]
Autor: Ekkehardt Mueller | Biblical Research Institute of the General Conference of the Seventh-day Adventists © | Traducido por Eric Richter para DA

Referencias
[i] James B. De Young, Homosexuality: Contemporary Claims Examined 16 in the Light of the Bible and Other Ancient Literature and Law (Grand Rapids: Kregel Publications, 2000), 10.
[ii] Ronald M. Springett, Homosexuality in History and the Scriptures (Silver Spring: Biblical Research Institute of the General Conference, 1988), 97-98.
[iii] Anthony C. Thiselton, The First Epistle to the Corinthians, The New International Greek Testament Commentary (Grand Rapids: Wm B. Eerdmans Publishing Company, 2000), 452.
[iv] Dan O. Via and Robert A. J. Gagnon, Homosexuality and the Bible: Two Views (Minneapolis: Fortress Press, 2003), 78.
[v] Rom 1:26; 2:14, 27; 11:21, 24, 24, 24.
[vi] Joseph A. Fitzmyer, Romans, The Anchor Bible, Volume 33 (New York: Doubleday, 1992), 286, sugiere “...en el contexto de los vers. 19-23, “naturaleza” también expresa para el [Pablo] el orden planificado por el Creador, el orden que es manifiesto en la creación de Dios o, específicamente en este caso, el orden visto en la función de los órganos sexuales mismo, los cuales fueron ordenados como una expresión de amor entre un hombre y una mujer y para la procreación de niños. Pablo ahora habla del uso desviado de estos órganos para un uso para physin”
[vii] James D. G. Dunn, Romans 1-8, Word Biblical Commentary (Dallas: Word Books, Publisher, 1988), 764.
[viii] De Young, 159.
[ix] Via and Gagnon, 80.
[x] Cf. “Seventh-day Adventist Position Statement on Homosexuality.” General Conference Executive Committee, October 3, 1999, Silver Spring, Maryland.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi lista de blogs

Temas

1290 ( 1 ) 1335 ( 2 ) 1844 ( 14 ) 1929 ( 1 ) 2012 ( 1 ) 2300 ( 6 ) 666 ( 4 ) 7 plagas ( 2 ) 70 Semanas ( 2 ) Abusos a menores ( 3 ) Adoración ( 8 ) Advenimiento ( 6 ) Adventistas ( 56 ) Alimentación ( 3 ) Anette Moreno ( 1 ) Ángel Gabriel ( 1 ) Ángeles ( 1 ) Angelología ( 1 ) Anglicanos ( 2 ) Antíoco ( 2 ) Antitrinitarios ( 7 ) Apocalipsis ( 31 ) Apocalipsis 10 ( 1 ) Apocalipsis 12 ( 1 ) Apocalipsis 13 ( 13 ) Apocalipsis 14 ( 6 ) Apocalipsis 17 ( 8 ) Apocalipsis 18 ( 2 ) Apocalipsis 7 ( 4 ) Apologética católica ( 1 ) Apostasía ( 6 ) Argentina ( 3 ) Babel ( 1 ) Babilonia ( 7 ) Barack Obama ( 2 ) Bautismo ( 2 ) Ben Carson ( 2 ) Benedicto XVI ( 15 ) Bestia de Apocalipsis ( 8 ) Biblia ( 3 ) Biblia satánica ( 1 ) Bisexuales ( 4 ) Brasil ( 1 ) Carismáticos ( 1 ) Catolicismo ( 21 ) Católicos alemanes ( 2 ) Católicos en accción ( 15 ) Católicos en acción ( 10 ) Celibato ( 1 ) Cielo ( 2 ) Clifford Goldstein ( 2 ) CMI ( 1 ) Comidas y bebidas ( 1 ) Comunismo ( 1 ) Concilio Vaticano II ( 1 ) Congreso Mundial de la AG ( 5 ) Creacionismo ( 1 ) Crisis de la Iglesia Católica ( 6 ) Cristianismo ( 10 ) Crucifijo ( 3 ) Cuarto Ángel ( 1 ) Cuba ( 1 ) Cuerno pequeños ( 4 ) Culto ( 2 ) Daniel ( 19 ) Daniel 8 ( 2 ) Dario Raa ( 1 ) David Gates ( 6 ) Debates teológicos ( 15 ) Denuncias a la ICAR ( 2 ) Desastres naturales ( 5 ) Día de Reposo ( 7 ) Discidentes ( 5 ) Disidentes ( 29 ) Dispensacionalismo ( 1 ) DOCTRINAS ( 30 ) Domingo ( 4 ) Don de lenguas ( 1 ) Don Profético ( 1 ) Dr. Alberto Timm ( 4 ) Dr. Alberto Treiyer ( 9 ) Dr. Ángel Manuel Rodríguez ( 6 ) Dr. Carlos A. Steger ( 1 ) Dr. Clifford Goldstein ( 1 ) Dr. Fernando Canale ( 1 ) Dr. George Knight ( 1 ) Dr. Gerhard Pfandl ( 2 ) Dr. José Evelio García ( 1 ) Dr. Marco Tulio Terreros ( 1 ) Dr. Marcos Blanco ( 1 ) Dr. Mario Veloso ( 3 ) Dr. Marvin Moore ( 2 ) Dr. Merlin D. Burt ( 1 ) Dr. Miguel Ángel Núñez ( 2 ) Dr. Samuel Núñez ( 1 ) Ébola ( 1 ) ECUMENISMO ( 16 ) EE.UU. ( 8 ) El cuerno pequeño ( 7 ) El Gran Conflicto ( 4 ) El Remanente ( 8 ) El Santuario ( 7 ) El Vaticano ( 4 ) Elena G. de White ( 10 ) Elena G. de White y la Trinidad ( 7 ) Escándalos de la ICAR ( 2 ) España ( 2 ) Espiritismo ( 2 ) Espíritu de Profecía ( 1 ) Espíritu Santo ( 3 ) Evangélicos ( 33 ) Evangelio ( 1 ) Evangelismo ( 4 ) Ex-pastores ( 10 ) Falsa adoración ( 7 ) Falsas Religiones ( 2 ) Fernando Aranda Fraga ( 1 ) Fidel Castro ( 1 ) Fiestas paganas ( 3 ) Fin del mundo ( 10 ) Francisco I ( 21 ) Fraudes religiosos ( 3 ) Fuerte pregón ( 1 ) Futurismo ( 1 ) Gambetta ( 20 ) Gays ( 4 ) Génesis ( 1 ) Gillermo Miller ( 2 ) Halloween ( 1 ) Herejías ( 31 ) Hijas de Babilonia ( 6 ) Historia de la IASD ( 13 ) Homosexualidad ( 8 ) Hugo Gambetta ( 20 ) IASD Movimiento Reforma ( 2 ) Identidad profética ( 10 ) Idolatría ( 2 ) Ídolos ( 1 ) Iglesia Adventista del Evangelio Eterno ( 1 ) Iglesia Adventistas del Séptimo Día ( 28 ) Iglesia Católica Apostólica y Romana ( 23 ) Iglesia y mundo contemporaneo ( 23 ) II Guerra Mundial ( 1 ) Iluminattis ( 1 ) Imagen de la bestia ( 1 ) Infierno ( 3 ) Inglaterra ( 1 ) Intersexuales ( 4 ) Irán ( 1 ) Israel ( 2 ) Italia ( 2 ) Jack Sequeira ( 1 ) Jesuitas ( 3 ) Jesús Adrián Romero ( 1 ) Johannes Greber ( 4 ) John MacArthur ( 1 ) Jorge Mario Bergoglio ( 12 ) Juan Hus ( 1 ) Juan Luís Cipriani ( 1 ) Juan Pablo II ( 1 ) Juan Vicente Boo ( 1 ) Judíos ( 1 ) juicio final ( 2 ) Juicio Investigador ( 8 ) Justificación por la fe ( 3 ) Kevin Rodríguez ( 1 ) La Deidad ( 8 ) La Gran Esperanza ( 2 ) La gran ramera ( 2 ) La ley dominical ( 10 ) La marca de la bestia ( 15 ) Las 7 trompetas ( 3 ) Lesbianas ( 4 ) Lesbianismo ( 6 ) Ley de Dios ( 14 ) LGTBI ( 4 ) Libertad Religiosa ( 6 ) Libros ( 1 ) Locuras sociales ( 26 ) Los 10 mandamientos ( 10 ) Los 144000 ( 5 ) Luis Gonzalves ( 4 ) Luteranos ( 1 ) Marcos Witt ( 1 ) María ( 1 ) Mary Glasspol ( 1 ) Masones ( 1 ) Matrimonios Gays ( 6 ) Mensaje de los tres ángeles ( 4 ) Milagros ( 2 ) Ministerios Independientes ( 1 ) Misticismo ( 1 ) Mormones ( 1 ) Muerte ( 3 ) Música ( 4 ) Música evangélica ( 5 ) Musulmanes ( 4 ) Navidad ( 1 ) New Age ( 1 ) Norberto Restrepo ( 9 ) Noticias adventistas ( 9 ) Novelas ( 1 ) Nueva Era ( 6 ) Nwe Age ( 3 ) Obispos católicos ( 1 ) Ocultismo ( 3 ) Oraciones ( 1 ) Ordenación de la Mujer ( 18 ) Otras denominaciones ( 6 ) Padre Federico Lombardi ( 4 ) Padrenuestro ( 1 ) Papa ( 29 ) Pare de Sufrir ( 3 ) Pastor Jens M. Kruse ( 1 ) Pastores adventistas ( 1 ) Pastores evangélicos ( 6 ) Pederastía ( 2 ) Películas ( 3 ) Pentecostales ( 2 ) Perfección ( 1 ) Perfeccionismo ( 1 ) Personas Transgénero ( 4 ) Perú ( 2 ) Pio XII ( 2 ) Pioneros adventistas ( 9 ) Postmodernismo ( 7 ) Pr. Doug Batchelor ( 2 ) Pr. Esteban Bohr ( 4 ) Pr. Heyssen J. Cordero ( 2 ) Pr. Luís Gonçalves ( 3 ) Pr. Patricio Olivares ( 1 ) Problemas teológicos ( 13 ) Profecía ( 56 ) Profecía falsa ( 12 ) Pronunciamientos del Heraldo ( 11 ) Pueblo de Dios ( 1 ) Rapto secreto ( 2 ) Recursos ( 1 ) Reforma Pro Salud ( 6 ) Reformistas ( 6 ) Reino Unido ( 1 ) Religión ( 4 ) Religiones comparadas ( 15 ) Resurrección ( 1 ) Rezar ( 1 ) Rezo ( 1 ) Roma ( 36 ) Rosario ( 1 ) Rowan Williams ( 1 ) Sábado ( 22 ) Sacerdotes católicos ( 4 ) Salud adventista ( 10 ) Salvación por Gracia ( 9 ) Salvación por obras ( 8 ) Santos y Santas ( 6 ) Santuario ( 5 ) Santuario Celestial ( 7 ) Satanismo ( 3 ) Sectas ( 7 ) Secularismo ( 3 ) Segunda Venida ( 6 ) Sello de Dios ( 19 ) Señor de los milagros ( 1 ) Sermones ( 2 ) Sistema papal ( 12 ) Sodomismo ( 1 ) Ted Wilson ( 3 ) Teología ( 12 ) Terremotos ( 5 ) Testigos de Jehová ( 5 ) Theodore McCarrick ( 1 ) Tradiciones ( 4 ) Trinidad ( 11 ) Trinitarismo ( 7 ) Vegetarianismo ( 5 ) Videos adventistas ( 29 ) Virgen María ( 3 ) Watchtower ( 5 )