SUSCRÍBETE

Ingresa tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Te llegará todas las entradas a tu correo electrónico

EL RINCÓN DEL TEÓLOGO

Artículos, estudios y más sobre temas teológicos, bíblicos y sistemáticos.

EVANGELISMO, DISCIPULADO Y GRUPOS PEQUEÑOS

Artículos, sermones, seminarios, libros y videos sobre la mujer manera de hacer discípulos: GRUPOS PEQUEÑOS

REFLEXIONES...

Un lugar donde encontrarás reflexiones sobre la vida y el ministerio pastoral desde la vista de un joven pastor.

MENSAJES DE ESPERANZA

Sermones, meditacions, bosquejos de sermones y recomendaciones homilíticas.

NUESTRO MINISTERIO PASTORAL

Todos sobre nuestro ministerio pastoral, recursos, noticias y actividades a lo largo de nuestro ministerio.

Puntero

Chat gratis

jueves, 29 de noviembre de 2012

Un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre


Un solo Dios. 

La universidad del cristianismo (ver com. vers. 1, 4) se amplía con el reconocimiento de la soberanía divina de Dios sobre todo el universo (ver com. Hech. 17: 23-28; Rom. 10: 12; 1 Cor. 8: 4; Efe. 4: 6;1 Tim. l: 17). 


Un solo mediador. 

El pecador puede ser reconciliado con Dios sólo mediante Jesús (ver com. Juan 14: 5-6; Rom. 5: 1-2). Dios no necesita ser reconciliado con el hombre, pues su voluntad (1 Tim. 2: 4) fue la que inició el plan de salvación. Además, proporcionó el medio de salvación con la vida y la muerte de Cristo. Ver com. Rom. 5: 10. Pablo excluye claramente la necesidad de mediadores humanos y el supuesto valor que algunos han atribuido a esa supuesta mediación o intercesión. 

Jesucristo hombre. 

Un énfasis en la naturaleza de Cristo como "hombre". Jesús no representaba a ningún nivel social o nación en particular, sino a toda la humanidad sin distinción de ninguna clase. Pablo está condenando la teoría del docetismo (ver t. V, p. 890) que surgió en los tiempos apostólicos, y que enseñaba que Cristo nunca tuvo un cuerpo humano, sino sólo la apariencia de haberlo tenido. Juan se refiere a esta herejía como al "anticristo" (1 Juan 4:3). 

Fuente: COMENTARIO BÍBLICO ADVENTISTA, t.7

martes, 20 de noviembre de 2012

El Santuario


       
Con referencia al santuario, Levítico 16,19 dice que el sacerdote “lo limpiará, y lo santificará de las inmundicias de los hijos de Israel”
¿Cómo podían contaminar el santuario los hijos de Israel siendo que al pueblo ni siquiera se le permitía entrar en sus recintos? Aunque ellos no podían entrar al santuario, los sacerdotes “llevaban” sus pecados hasta él en la sangre de los animales. El sacerdote depositaba los pecados simbolizados por la sangre “contaminada”, dentro del santuario. Una vez al año, sin embargo, los pecados acumulados eran transferidos nuevamente; pero esta vez para ser eliminados del santuario. Mediante este servicio, el santuario era “purificado”. Los pecados eran completamente desterrados del campamento, lo cual era una sombra de la manera en que Dios se propone extirpar los pecados del universo.
            “Y además de esto, [Moisés] roció también con la sangre el tabernáculo y todos los vasos del ministerio. Y casi todo es purificado, según la ley, con sangre; y sin derramamiento de sangre no se hace remisión. Fue, pues, necesario que las figuras de las cosas celestiales [el santuario terrenal] fuesen purificadas así; pero las cosas celestiales mismas, con mejores sacrificios que éstos. Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios” (Hebreos 9:21-24).
 El contexto de Daniel 8:14 (“Hasta dos mil trescientas tardes y mañanas; luego el santuario será purificado”) indica que puede referirse únicamente al santuario celestial y al proceso de purificación que  en él se llevaba a cabo al tiempo señalado.
¿Por qué necesitaba ser purificado el santuario celestial? A causa de nuestros pecados que habían sido llevados hasta allí. Bajo el nuevo pacto, inaugurado a la muerte de Jesús, el pecado es transferido del pecador a Jesús –primero como sacrificio (Cordero), luego como Sumo Sacerdote– y finalmente es depositado en el santuario celestial, razón por la cual éste necesita ser purificado.
No obstante, llegará el tiempo cuando Jesús dejará de ser nuestro Sumo Sacerdote que ministra en el santuario celestial. Entonces, cuando regrese por segunda vez, lo hará “sin pecado” (Hebreos 9:28). Después que el santuario es purificado y los pecados son transferidos sobre Satanás (véase más abajo), Jesús no los lleva más sobre sí, como Sumo Sacerdote. De la misma manera, en el servicio del Antiguo Testamento el sumo sacerdote tampoco llevaba los pecados sobre sí después que el santuario terrenal era purificado y aquéllos transferidos al macho cabrío emisario.
Varios pasajes del libro de Levítico se refieren al pecador que llevaba al santuario un animal para sacrificarlo con el fin de que “el sacerdote [hiciera]... expiación por su pecado”. Esta frase se repite a través de todo el libro. Las personas necesitaban expiación porque habían pecado. Mediante el sistema sacrificial se había provisto .una forma de separarlos de sus pecados y concederles el perdón. Podemos comprender que los pecadores necesitan que se haga expiación por ellos.
Sin embargo, ¿qué significa Levítico 16:15, 16? “Después degollará el macho cabrío en expiación por el pecado del pueblo, y llevará la sangre detrás del velo adentro, y hará de la sangre como hizo con la sangre del becerro, y la esparcirá sobre el propiciatorio y delante del propiciatorio. Así purificará el santuario” (la cursiva es nuestra).
¿Expiación por el lugar santo? La gente peca. Las personas quebrantan la ley. La gente necesita expiación. ¿Pero un edificio? ¿Por qué un edificio, una estructura inanimada, habría de necesitar expiación?
*          “Así purificará el santuario, a causa de las impurezas de los hijos de Israel, de sus rebeliones y de todos sus pecados” (Levítico 16:16).
¿Por qué necesita purificación el santuario? A causa de todas las transgresiones de los hijos Israel, que los sacerdotes traían a él día tras día. Los pecados eran quitados del pecador y depositados en el santuario (recuerde la ilustración del virus). Del mismo modo, como el pecado contaminaba al pecador también mancillaba el santuario cuando era depositado allí por medio de la sangre. “El hecho de que durante el Día de la Expiación el santuario fuera purificado de todos lo pecados del pueblo de Israel –escribe el erudito Ángel M. Rodríguez–, sugiere que los pecados del pueblo habían sido transferidos, mediante el sacerdote, al santuario”.
Una vez al año, en el Día de la Expiación el mismo santuario debía ser purificado. Así como la expiación que se hacía en favor de un pecador involucraba la remoción del pecado de la persona misma, también la expiación por el santuario involucraba la eliminación del pecado del edificio
El proceso del santuario contemplaba dos aspectos especiales: El ministerio en el primer departamento, que era un procedimiento diario, continuo, mediante el cual el pecado era transferido al santuario; y el ministerio en el segundo departamento, el día de la expiación, que desalojaba el pecado de allí. El Día de la Expiación -que en el pensamiento judío es el día del juicio (también conocido como el “día de las purificaciones”)– los animales eran sacrificados y su sangre llevada al santuario, como durante el ritual cotidiano Pero había diferencias cruciales entre los rituales de Día de la Expiación y los sacrificios diarios. En primer lugar, este día es especial anual la sangre era llevada al segundo departamento, el lugar santísimo, y se asperjaba delante del propiciatorio, que estaba detrás del segundo velo. Ese era el único momento del año en que se introducía la sangre hasta allí.
Una segunda diferencia, destacada tanto por eruditos adventistas como por no adventistas, surge de hecho de que en ninguna parte se menciona que durante el Día de la Expiación alguien colocara las manos sobre la cabeza del macho cabrío del sacrificio
No se hace ninguna referencia a confesión alguna de pecados sobre él.
*          “Degollará el macho cabrío en expiación por el pecado del pueblo, y llevará la sangre detrás del velo adentro, y hará de la sangre como hizo con la sangre del becerro, y la esparcirá sobre el propiciatorio y delante del propiciatorio. Así purificará el santuario, a causa de las impurezas de los hijos de Israel, de sus rebeliones y de todos sus pecados” (Levítico 16:15, 16).
En otras palabras, la sangre introducida en el lugar santísimo para hacer propiciación por el santuario no contenía pecado, como en el caso de la sangre de los sacrificios diarios. En un sentido, era “sangre limpia”. Se ha sugerido que esta “sangre limpia” recibía todos los pecados acumulados en el santuario durante el año. Volviendo a la analogía del virus, un frasco limpio y vacío (la sangre limpia) era llevado al almacén (el santuario), donde ahora se colocaba el virus (el pecado) para ser llevado afuera, “purificando” así el santuario. “Los ritos cotidianos transferían el pecado y la impureza al santuario –escribe el erudito Alberto Treiyer–, y el rito anual (Día de la Expiación) transportaba este depósito fuera del santuario”.
Como parte del ritual del Día de la Expiación, después que se había hecho la purificación del santuario mediante la sangre “limpia” del chivo sacrificado (recuerde que la expiación involucra la transferencia del pecado), un segundo macho cabrío era introducido en el servicios sumo sacerdote pondrá sus “dos manos –ensangrentadas por haber asperjado la sangre– sobre la cabeza del macho cabrío vivo, y confesará sobre él todas las iniquidades de los hijos de Israel, todas sus rebeliones y todos sus pecados, poniéndolos así sobre la cabeza del macho cabrío, y lo enviará al desierto por manos de un hombre destinado para esto. Y aquel macho cabrío llevará sobre sí todas las iniquidades de ellos a tierra inhabitada” (Levítico 16:21, 22).
La secuencia es clara: el pecado era transferido del pecador al animal mediante la confesión y la imposición de las manos. Entonces el animal era sacrificado, y el sacerdote, mediante la sangre contaminada, depositaba el pecado en el santuario. El Día de la Expiación, el sacerdote llevaba sangre limpia al santuario, la cual recibía todos los pecados (transformándose así en sangre cargada de pecado), y entonces éstos eran colocados sobre la cabeza del macho cabrío vivo, que a su vez era enviado al desierto. Mediante este procedimiento, que comenzaba con el pecador, el pecado era conducido fuera del campamento, con la resultante purificación del santuario, el campamento y el pueblo.
Los detalles de estos ritos pueden sufrir mucha elaboración (y especulación). Lo que más debe interesarnos aquí es la transferencia del pecado. En el servicio del santuario, el pecado no se desvanecía simplemente. No era sólo cuestión de que fuese perdonado y luego olvidado. En lugar de ello, el Señor desarrolló un elaborado ritual, simbólico del procedimiento mediante el cual el pecado es realmente eliminado.
*          “Así como en la antigüedad los pecados del pueblo eran puestos por fe sobre la víctima ofrecida, y por la sangre de ésta se transferían figurativa-mente al santuario terrenal, así también, en el nuevo pacto, los pecados de los que se arrepienten son puestos por fe sobre Cristo, y transferidos, de hecho, al santuario celestial. Y así como la purificación típica de lo terrenal se efectuaba quitando los pecados con los cuales había sido contaminado, así también la purificación real de lo celestial debe efectuarse quitando o borrando los pecados registrados en el cielo”.
La purificación del pecado en el templo terrenal no era sino una ilustración de la purificación del pecado en el santuario celestial: “Hasta dos mil trescientas tardes y mañanas; luego el santuario será purificado” (Daniel 8, 13). “Fue, pues, necesario que las figuras de las cosas celestiales [el santuario celestial] fuesen purificadas así” (Hebreos 9:23). En el santuario terrenal, esta purificación era simbolizada mediante la remoción del pecado; en el celestial, el registro de los pecados será borrado. “Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados” (Hechos 3:19). Los resultados, ya sea en símbolo (terrenal) o en realidad (el celestial) son los mismos: el santuario es purificado.
Por fin, ¿qué sucede con los pecados después que el registro de los mismos es borrado y eliminado del santuario? El pecado se deposita sobre el macho cabrío emisario quien, en el pensamiento judaico, representa al jefe de los ángeles rebeldes. Elena de White escribió:
*          “Se vio además que, mientras que el holocausto señalaba a Cristo como sacrificio, y el sumo sacerdote representaba a Cristo como mediador, el macho cabrío simbolizaba a Satanás, autor del pecado, sobre quien serán colocados finalmente los pecados de los verdaderamente arrepentidos. Cuando el sumo sacerdote, en virtud de la sangre del holocausto, quitaba los pecados del santuario, los ponía sobre la cabeza del macho cabrío para Azazel. Cuando Cristo, en virtud de su propia sangre, quite del santuario celestial los pecados de su pueblo al fin de su ministerio, los pondrá sobre Satanás, el cual en la consumación del juicio debe cargar con la pena final. El macho cabrío era enviado lejos a un lugar desierto, para no volver jamás a la congregación de Israel. Así también Satanás será desterrado para siempre de la presencia de Dios y de su pueblo, y será aniquilado en la destrucción final del pecado y de los pecadores".
En el sistema terrenal, el pecado era transferido del pecador al animal, al sacerdote, al santuario, al sacerdote nuevamente, y por fin al macho cabrío, que a su vez era llevado al desierto “por mano de un hombre destinado para esto”. (Aunque la Biblia no lo menciona, este hombre debía encontrarse en excelente condición física para conducir al macho cabrío tan lejos del campamento que no pudiera regresar nunca: un ejemplo de cuán lejos y permanentemente el Señor se propone alejar el pecado de su pueblo). En el verdadero servicio del santuario, simbolizado por el sistema terrenal, el pecado es transferido del pecador a Jesús como Cordero, a Jesús como Sacerdote, al santuario celestial y finalmente a Satanás, quien es desterrado de la presencia del pueblo de Dios, sólo para ser erradicado definitivamente junto con el pecado y los pecadores en el juicio final.
 El Señor pudo destruir a Satanás el mismo día en que éste se rebeló. En lugar de hacerlo, y en armonía con su carácter de amor, justicia y misericordia, el Señor escogió –a un costo infinito para sí mismo– eliminar el pecado de esta forma, un paso a la vez, ante el universo observador. En el santuario terrenal había ángeles bordados en las paredes del primer departamento; dos querubines de oro habían sido colocados en el lugar santísimo, la culminación del procedimiento expiatorio: Y todo esto no era sino un símbolo del interés que el universo manifiesta en el plan de salvación. Mediante un procedimiento abierto y ordenado, que incluía su muerte, y luego su ministerio sumo-sacerdotal en un santuario físico literal, el Señor contestará para siempre todos los interrogantes acerca de la gran controversia y el origen del mal. El santuario del cielo es literal, no porque Dios necesite que así sea, sino porque las inteligencias celestiales la necesitan para ver de que manera Dios trata con el pecado. Mediante una estructura física visible, Dios permite al universo observador que vea claramente cada paso en la solución del conflicto.
“En el ritual típico –escribe Ángel M. Rodríguez, el pecado confesado por el penitente y su responsabilidad eran transferidos al santuario mediante la victima sacrificial y el sacerdote. Se puede aseverar que por el momento el santuario asumía su culpa, y el pecador era perdonado, El día de la expiación el santuario era purificado, y así la posición de Dios (en el santuario) quedaba aclarada”.
Todavía quedan por contestarse otras preguntas importantes concernientes a todo este asunto de los ritos del santuario celestial. ¿Como afecta nuestras vidas el día de la expiación celestial? ¿Que significado tiene esto para nosotros en la actualidad? El capitulo que sigue se aboca a la investigación de estos asuntos porque lo que sucede en el santuario celestial es extremadamente relevante para los que se encuentran en la tierra y cuyos pecados están registrados allá.

 Clifford Goldstein
© Desequilibrio fatal, pp. 108-116



             
Agradecimientos a Recursos de Escuela Sabática

domingo, 18 de noviembre de 2012

El enigmático número 666



El número 7 es el número de Dios, y el número 666 es el número del hombre.

Dios creó al hombre en el sexto día, tal vez por eso nos gusta tanto el viernes.

Cuando la Biblia habla del 666, destaca una acción humana coordinada por el enemigo con el objetivo de apartar al hombre de lo sagrado.

Los tres números "6" hacen una alusión a la trinidad del mal y también identifica el poder usado por el mal para perseguir a los siervos de Dios, los cristianos.


Finalmente, el 666 es una forma apocalíptica de identificar a quién es la bestia, el poder perseguidor de los últimos días.

Pr. Luís Gonçalves


miércoles, 14 de noviembre de 2012

Influencias del mensaje Relacional en la Iglesia Adventista Del Séptimo Día



I.             INTRODUCCIÓN
La Iglesia Adventista del Séptimo día, es un pueblo que ha ido creciendo en todo el mundo, llegando a ser una gran familia con una importante presencia en cada continente. Su crecimiento, desde sus orígenes en 1844, ha llamado la atención, a la misma organización como a terceros. Es de preguntarse, ¿Qué fue lo que hizo a esta iglesia un gran pueblo? Entre tantas otras existentes, ¿tiene algo especial que la diferencie?
Desde sus mismos orígenes, mantuvieron una identidad distinguida por varias características, entre ellas tenemos: el ser un grupo identificado con convicciones claras y definidas.
Al parecer, en el actual mundo globalizado, la iglesia ha ido perdiendo consistencia, ya que se ha visto fuertemente influenciada por las grandes corrientes sociales que van direccionando al mundo en general. La Iglesia Adventista como también muchas otras, están sufriendo las consecuencias de un natural desgaste de imagen, ya sea por descuido interno o por haber dejado permearse en sus líneas, la cultura secular. Ante esta realidad es bueno preguntarse ¿Cuán afectada o influenciada estará la Iglesia Remanente? ¿Qué soluciones podrían darse y aplicarse para re direccionarla? ¿Quiénes son los llamados a protagonizar dichas acciones históricas?
Este artículo se ha basado en sus principales ideas, al artículo del Dr. Alberto R. Timm, publicado en la revista Adventista (Julio-2003), con el título ¿Podemos ser considerados aún “el pueblo de la Biblia”?, pero ofrecemos una singular aplicación a la realidad de la iglesia en el Perú. Este pequeño aporte intenta, recordar los orígenes de la iglesia adventista, con sus características hasta 1980, detectar los cambios que ha tenido a través del tiempo (hasta 2007)[1], y concluiremos con un intento por llamar a la restauración o redirección de este pueblo prometedor.

II.                  ENFASIS BIBLICO-DOCTRINAL (1844-1980)
A.   Orígenes bíblicos
Los pioneros del adventismo, Guillermo Miller, Jaime White, José Bates, Esteban Pierce, Hiram Edson, entre otros; fueron reconocidos por un marcado énfasis en su estudio profundo de la Biblia. No daban lugar a las dudas en los temas que investigaban y lo hacían hasta hallar plena satisfacción o respuesta a sus estudios; como es el caso de Guillermo Miller que en 1816 empezó sus estudios desde el Génesis 1:1, sin pasar un texto y sin tener la plena seguridad de haberlo comprendido satisfactoriamente.
Sus temas predilectos de estudio eran las profecías relacionadas a la segunda venida de Cristo, los santos mandamientos de Dios y el sábado como día de reposo entre otros. En este sentido de tal forma de escudriñamiento Elena de White escribió: “Me reunía con ellos [Jaime White, José Bates, Esteban Pierce, Hiram Edson y otros], y estudiábamos y orábamos fervientemente. Con frecuencia permanecíamos juntos hasta tarde en la noche, y a veces pasábamos toda la noche orando en procura de luz y estudiando la Palabra. Vez tras vez, esos hermanos se reunían para estudiar la Biblia a fin de que pudieran conocer su significado y estuvieran preparados para enseñarla con poder”.[2]
B.   Respeto de otros religiosos
Eran reconocidos en su tiempo, como el “Pueblo de la Biblia”, por las demás comunidades religiosas. Tal respeto se puso de manifiesto cuando le preguntaron a J. N. Anrews, por cuanto de la Biblia se sabía de memoria, a lo que él respondió con humildad: “No me atrevería a afirmar que podría repetir todo el Antiguo Testamento, pero tengo la certeza de que si se perdiera el Nuevo Testamento, yo lo podría reproducir palabra por palabra”.[3]
C.   Identificación con la iglesia
J. N. Andrews fue uno de los más importantes expositores y defensores de las doctrinas Bíblicas adventistas. Así, cada uno de los pioneros del adventismo guardaba la característica de ser unos apasionados por las Escrituras, y además le daban una identidad personal a su iglesia, que les hacía mostrar tal amor que mostró Cristo por su iglesia cuando estuvo en esta tierra.
Las ponencias y los sermones ya eran en sí mismos un gran atractivo para los oyentes; su calidad y profundidad de sus enseñanzas, como de sus prédicas hacían de sus servicios, una fuerte razón para ser adventista convencido y firme en la fe.
También es de considerar la calidad de programas de instrucción bíblica, especialmente destacándose en ello, los programas de sociedad de jóvenes y sus estudios bíblicos. Cada servicio y su predicación eran el foco de atractivo de los oyentes, La gente iba a la iglesia a causa de la predicación.
D.   Concepto de apostasía
La feligresía adventista, vivía una identidad plena con su iglesia, de manera que su firmeza los hacía casi inamovible de su congregación. Las apostasías existentes en ese tiempo, se daban a cusa de resentimientos o problemas personales, pero jamás por duda de la doctrina, o por haber encontrado mejor luz en otra denominación. De tal modo que si un hermano apostataba de la fe, podía quedar en su casa haciendo cualquier tipo de culto, pero de ninguna manera se iban a reunir o menos se asociaban con otros grupos religiosos. De esto, los adventistas podían hasta jactarse.
E.    Evidencias del conocimiento bíblico
Las discusiones de estudio que libraban, las exposiciones de los mismos estudios, eran la consecuencia de profundos y largas horas de estudio de la Biblia con oración. Existía en ellos una innata necesidad de estudiar y este espíritu de discernimiento se contagiaba y heredaba como mejor legado entre los miembros y las generaciones.
En los programas de iglesia, se practicaba el “año bíblico”, lo que permitía un constante interés por estudiar y permanecer diestros en el manejo de la Biblia. Así memorizaban gran cantidad de textos bíblicos y ganaban concursos bíblicos nacionales e internacionales.

III.                ENFASIS BIBLICO-RELACIONAL (1981-2007)
A.   Relacionamiento
            Esta es una nueva etapa por la que atravesó la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Su interés e identidad por su estudio doctrinal, se fue perdiendo gradualmente casi sin percibirlo. Se había iniciado una etapa en el que se enfatizaba una experiencia bíblica relacional con Cristo. Es decir, el interés por la profundidad bíblica había sido reemplazado por un estudio bíblico, apenas con el interés de buscar una relación existencialista con Cristo.
            El gran error de esa filosofía existencialista, radicó en el hecho de privilegiar con suma importancia la relación con Cristo (que en sí no sería el problema), y a cambio dejar de incidir (restándole importancia), en el estudio concienzudo y diligente de la Biblia. El uso de la razón había empezado a ser reemplazado por un sentimiento en el corazón, representado por un existencialismo subjetivo.
B.   Instrumentos para el cambio en la IASD
            En esta experiencia peligrosa, y poco percibida de este modo, encontramos dos personalidades que se destacan en el logro marcado de este tipo de “Relacionamiento”. El Pr. Morris L. Venden, con la publicación de sus obras, promotoras y llenas de este contenido relacional; le ha dado una contribución a las bases filosóficas religiosas de Conocer a Jesús, como principio para amarlo y entrar en relación con Él.
“… La relación con Jesús involucra un compromiso total. Involucra darnos a nosotros mismos con la posibilidad de incluso llegar a ser vencedores separados de él. Involucra resolver continuar buscando a Jesús día a día, hasta que venga otra vez, no importa que suceda con nuestra vida mientras tanto. Involucra llegar a estar absolutamente sujetos al único principio que Dios estableció como prioridad en su día !ya sea que alguna vez consigamos ir al cielo o no¡ ”[4]
            El problema no es la relación con Jesús, el problema es haber dejado la Biblia y la doctrina por la relación con Jesús. En mucho, como veremos mas adelante, terminó por afectar en lugar de ayudar, como se evidencia en el contenido de sus obras principales: Ama a Dios y haz lo que quieras, Fe en acción (meditaciones matinales para 1981), Cómo conocer a Dios (1987), 95 tesis acerca de la justificación por la fe (1988).
            Otro instrumento sin percibirlo, fueron las predicas del Pr. Alejandro Bullón P., quien basó sus mensajes en los escritos del Pr. M. Venden, como por ejemplo las tesis acerca del relacionamiento.[5] El también escribió algunos libros con el mismo perfil relacional, como por ejemplo: Jesús, tú eres mi vida (1993), La solución para la crisis existencial (en portugués 1988, en castellano 1993) y Conocer a Jesús es todo (en portugués 1988, en castellano 1996).
Desde aquí en adelante la hermandad que vivía una fe de puro formalismo doctrinal, comenzó una experiencia de encuentro genuino en Cristo.
            Personalmente, no veo esta contribución relacional como negativa o nociva para los intereses salvíficos, mas bien pienso que es complementaria. La gran dificultad que se convirtió en la piedra en el zapato para la misma iglesia, fue, el hecho de haber sido llevados libremente y con inocencia, del extremo teórico doctrinal, al otro extremo puramente relacional, dejando la doctrina y su implicancia.
C.   Influencias – características en la IASD[6]
a)   Conocimiento superficial de las Escrituras
En esta etapa, sobresale la característica de una indiferencia al estudio serio de la biblia. Indiferencia también, en el cuerpo pastoral, al no dar cursos de doctrina a la hermandad, ausencia de un programa detallado u sistemático de sermones doctrinales a lo largo del año.
b)   Del extremo del formalismo doctrinal, al existencialismo subjetivo
Se vivió un tipo de legalismo concerniente a la teoría doctrinal, percibiéndose la falta de un sentimiento cristiano en el corazón que acompañe a la experiencia integral. El fenómeno del péndulo, nos llevó al extremo opuesto, sin conseguir el sabio equilibrio para nuestra vida como miembro y organización completa.
c)    Postura anti doctrinal
Al parecer, la hermandad ha desarrollado una indiferencia a las doctrinas, considerándolas como de poco valor o utilidad, para la vida cristiana. Una postura anti doctrinal que se manifiesta en el desconocimiento y prácticas vivenciales, que desdicen, de los principios propios adventistas.
d)   Pérdida de la conciencia profético doctrinal
Cuando algunas veces he preguntado a mis iglesias ¿desde hace que tiempo no ha recibido usted un mensaje doctrinal distintivo o profético? La respuesta es siempre, hace tanto que ya ni recordamos. La mayoría ni siquiera lo cree necesario. Desconocen su historia, su origen profético como pueblo y por consiguiente, su misión. El compromiso casi es nulo.
e)   Sermones y estudios bíblicos superficiales
Los predicadores, incluyendo a los pastores, ya no predican sermones que salgan dl mismo texto, son mas bien una presentación de experiencias propias o testimonios justificados con pasajes escogidos. En el mejor de los casos, un sermón temático (basado en textos afines consultando a la concordancia). De los estudios bíblicos, ni que decir; cada vez series más cortas y con pocos textos para leer, como que armonicen con las series cortas de campañas evangelísticas de cosecha. Estamos pretendiendo madurar las almas artificialmente rápidas.
f)     Bautismos sin preparación doctrinal
Los bautismos como consecuencia, se han convertido en un fin para competir entre pastores e iglesias a su vez. A esto han favorecido las campañas de cosecha fugaces y sin un plan de contingencia que permita afirmarlos en la fe. Sobre todo, al tener urgencia de continuar con nuevas campañas, que forman un plan anual, del que se tendría que informar prontamente.
g)   Efectos de los blancos como fin
Sin percibirlo concienzudamente, la iglesia ha sido llevada a un gran error, es decir buscar alcanzar los blancos mas que como motivación, sino como un instrumento de competitividad. Por los años 80, eran muy bien reconocidos, elogiados públicamente los pastores que llegaban a bautizar 100 almas en un solo año, se les acuñó el apelativo de “centuriones”, y hasta eran promovidos a responsabilidades mayores. Hoy, 1000 almas, sería el equivalente.
Había iniciado la era del bautismo llamado “lavado rápido”. En mi vida pastoral ya escuché decir: “Todo lo que se mueve y respira, se puede bautizar”,[7] haciendo alusión al pasaje (Gén. 1:30; Sal 150:6) pero en una aplicación impropia y muy sugerente.
Hasta los altos niveles de administración evidenciaron esta característica, ya que en los informes adelantaban el número de real bautizados, haciendo que los pastores ya no adeuden dinero, sino en una nueva moda, adeudar almas para el siguiente informe.
h)   Mayor Bautismos o mayor conservación activa
En realidad, se había descuidado el verdadero interés de tener miembros que permanezcan en la iglesia luego de su bautismo. Se han llenado las iglesias de “miembros fantasmas”, o de quienes no son activos comprometidos con la misión. Un bajo porcentaje de ellos son realmente activos en la iglesia,  cuesta mucho esfuerzo  conservarlos en el rebaño y hacerlos discípulos.
i)     Apóstatas, sin diferencia, en otras denominaciones
Muchos de ellos salen a unirse a movimientos disidentes, como consecuencia de haber encontrado allí respuestas a sus necesidades de alimento sólido y consistente. Dicen: “Aquí me enseñan profecías, esta es la verdad”. Son engañados y atrapados y no se dan cuenta. Como iglesia no se hizo mucho por subsanarla.
j)     IASD considerada como una mas (no doctrina ni profecía)
Muchos de los que han apostatado de la fe, ven la iglesia hoy como una mas de entre las que circundan en el medio, si tan solo se llaman cristianas, entonces pueden estar en cualquier iglesia. Como no perciben la diferencia doctrinal, no se sienten culpables de haber cambiado de iglesia, además su bautismo les es aceptado donde van.
k)    Programas de Jóvenes (distracción o preparación)
Los programas de jóvenes han perdido su sentido original de estudio serio de la biblia. Se han convertido en espacios de entretenimiento, concursos distrayentes o momentos para sociabilizar. En consecuencia no solo se ha perdido la seriedad de sus programas, sino que su baja calidad ha ahuyentado a los miembros. Existen “adventistas del séptimo medio día”.
l)     Estudios bíblicos considerados obsoletos
Indirectamente se dice que los cursos bíblicos son obsoletos, al ser reemplazados por series de estudios más cortos. Al ser adaptados para jóvenes, niños de diferentes edades e incluso para ancianitos; son rebajados en calidad y período de duración. El actualizarlos los ha hecho menos consistentes.

IV.                RESTAURACIÓN DOCTRINAL-RELACIONAL (2008- )
A.   La IASD como blanco de ataques
En estos días de modernidad y globalización mundial, la Iglesia Adventista Del Séptimo Día, a su vez de disfrutar de los avances que aporta la tecnología, (como la publicación masiva de Libros, revistas, programas televisivos o radiales o el mismo internet), somos también, el blanco de ataque desde estos mismos frentes. El peligro además es que estas fuentes de información son de repercusión masiva y cada vez más al alcance de las personas. Los que se afectarán primero, serán los hermanos carentes de cimiento doctrinal. Ahora, que nos encontramos mas cerca que antes del encuentro con nuestro Salvador, nos encontramos en la necesidad de estar preparados como pueblo para ese momento esperado.
B.   En busca del equilibrio (relacionamiento-doctrinas)
a)   Iglesia “vacunada” con la doctrina distintiva
Desde aquí planteamos un retorno a nuestros orígenes, haciendo un llamado a los miembros y cuerpo pastoral, a dar la instrucción adecuada en la doctrina y profecías. Que la iglesia conozca por si misma el tiempo en que está viviendo. De la misma forma como para prevenir una epidemia física, se debe prevenir con la aplicación de una vacuna que nos proteja; de este modo, necesitamos una vacuna espiritual que nos proteja de la enfermedad y la muerte eterna. Personalmente, veo aquí una sombra de lo que pudo haber significado para los israelitas, la mancha de sangre en el dintel de sus puertas, la noche de su liberación de Egipto, que los protegió de la muerte segura (Exo. 12). O como el sello de protección en sus frentes (mente, convicción), que recibirá el pueblo de Dios antes que sean soltados los cuatro vientos (de doctrina), de los cuatro ángulos de la tierra, según Apoc 7:1-8. ¿Será esta la ocasión para aplicar el significado de esta profecía? ¿Seremos nosotros los responsables, cual ángeles apocalípticos, de sellar en sus frentes (mentes convencidas) la protección contra los ataques del enemigo de Dios?
b)   Sermones consistentes y sin timidez
Por lo tanto, nuestros sermones deben ser consistentes, haciendo necesario el estudio serio para la preparación de un alimento sólido. Que al exponerlos lo hagamos con la convicción y firmeza, fruto propio de haberlo hecho nuestro, primeramente, el mensaje. No como otros religiosos, quienes predican su doctrina errada como si fuese verdad; y nosotros teniendo la verdad la hemos predicado como si no estuviésemos seguros.
c)    Catecúmenos preparados debidamente
Los nuevos miembros al ser traídos a la iglesia para ser bautizados, deben haber pasado por todos los filtros bíblicos, pero cuidando de convertirnos en legalistas (el otro extremo). Por lo menos asegurémonos de ver que hayan recibido instrucción básica completa (que guarden los mandamientos y el sábado, que asuman su compromiso de ser sostenedores de la obra, consientes de un nuevo estilo de vida cristiana, que acepten el don profético en la IASD), o sea, que acepten las 28 creencias fundamentales, y que empiecen una experiencia de discipulado. Lo mejor sería que pidan ellos mismos su bautismo, siendo ayudado por sus guiadores que los sostendrán posteriormente.
d)   Pastores leales con la Palabra y la iglesia
La iglesia de Cristo espera de sus pastores, hombres sencillos pero comprometidos con su deber, que no les tiemble la mano cuando deben darle al pecado el nombre que le corresponde. Sin embargo, ante todo compromiso, debe resaltar a la distancia, la firme convicción del llamado que nos fue dado. Esta convicción debe ser manifestada en una ética y tacto muy finos, como para ser LEALES[8] a Dios, su Palabra y a su Iglesia. Dios espera siervos apasionados en la labor de ganar almas para su reino, que su reconocimiento esté en los cielos en el día final. Que se vea manifestado en la aprobación de nuestros administradores, y de los miembros de nuestras iglesias, cuando se sufre al ser trasladados de lugar de servicio. Parte de la vida queda y va con cada uno, cuando se ha entregado de verdad.
“Se necesitan pastores que, bajo la dirección del Príncipe de los pastores, busquen a los perdidos y extraviados.  Esto significa soportar molestias físicas y sacrificar la comodidad.  Significa una tierna solicitud para con los que yerran, una compasión y tolerancia divinas.  Significa tener un oído que pueda escuchar con simpatía lamentables relatos de yerros, degradación, desesperación y miseria.
El espíritu del verdadero pastor consiste en el olvido de si mismo.  El pierde de vista el yo a fin de hacer las obras de Dios.  Por la predicación de la palabra y por el ministerio personal en los hogares de la gente, aprende a conocer sus necesidades, sus tristezas, sus pruebas; y, cooperando con Cristo, el gran Aliviador de las cargas de los hombres, comparte sus aflicciones,, consuela sus angustias, alivia el hambre de su alma y gana sus corazones para Dios.  En esta obra el predicador es ayudado por los ángeles celestiales, y recibe instrucción e ilustración en la verdad que hace sabio para salvación.”[9]

V.                  CONCLUSIONES

El tiempo llega cuando el señor del rebaño preguntará: ¿dónde está el rebaño que te di a cuidar? ¿De qué modo lo preparaste? ¿Nos considerará el Señor como el “Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu Señor” (Mat. 25:21; Luc. 19:17)”.
Nuestra misión no es ninguna otra cosa, sino, el deber de preparar un pueblo para su encuentro con su Salvador. El resto de deberes son buenos, necesarios, pero no son la prioridad por donde se debiera empezar.
Ante el desafío de amenazas, profetizadas, de engaños y de falsos maestros (Efe. 4:14; 2 Tim. 4:3,4), contribuyamos a cuidar el rebaño del Señor, mas aún conociendo el tiempo y las sazones en que estamos viviendo.
“Muchos acabarán dejando la fe adventista por no haber construido su religión sobre el fundamento inamovible de la Palabra de Dios (ver Mat. 7:24-27; Isa. 40:8; Juan 17:17).”[10]



Pr. Ever Rojas Hurtado
Universidad Peruana Unión














[1] Se precisa esta fecha, año 2007, debido a que fue en ese año en que un grupo de pastores habiendo recibido mayor entendimiento en relación a la necesidad de un cambio generacional; se ha comprometido por lealtad a Dios, su conciencia y la iglesia; iniciar como protagonistas, ese cambio equilibrado y cristiano desde sus humildes posiciones al que hemos sido llamados.
[2] Elena G. de White, Mensajes selectos (Mountain View: PI, 1966), t. 1, p. 241.
[3] J. O. Corliss, “The  Experiences of Former Days – Nº 8”, Advent Review and Sabbath Herald (15 de septiembre de 1904), p. 9.
[4] Morris L. Venden, Nunca sin un intercesor, (Argentina: ACES, 1998), pp. 39-40.

[5] La Tesis 48  “LA RELACIÓN”, La vida devocional del cristiano no es un asunto opcional. La relación con Dios es el fundamento mismo de la vida cristiana progresiva. La Tesis 50 “LA RELACIÓN”, La sola lectura de la Biblia y la oración no son garantía de una relación genuina con Dios; pero si no se las practica, dicha relación no se producirá. Tesis 54 “LA RELACIÓN”, Cualquier persona que se desanima en su relación a causa de su conducta, es un legalista. Morris L. Venden, 95 tesis acerca de la justificación por la fe, (Florida: Asociación Publicadora Interamericana, 1988), p.160.
[6] En la latitud sudamericana, o mas propiamente peruana.
[7]Muchas de las referencias aludidas, como frases o declaraciones, son el fruto de mis conversaciones con colegas pastores o con los miembros de iglesia, con quienes tengo el privilegio de compartir mi vida por un espacio de quince años, y de los que tuve también, como laico al haber nacido en tercera generación dentro de la iglesia de Dios.
[8] Elena G. de White, La Educación, (Buenos Aires: Aces, ), p. 58.
[9]Elena G. de White, Obreros Evangélicos, (Buenos Aires: ACES,), p. 193. CD, Biblioteca Fundamentos de la Esperanza.
[10] Alberto Timm, ¿Podemos ser considerados aún “el pueblo de la Biblia”?, Artículo Revista Adventista Julio de 2003, (Buenos Aires: Aces, 2003), p. 11.

sábado, 10 de noviembre de 2012

Líder musulmán pide cerrar las casas iglesias debido al aumento de cristianos en Irán


Ayatolá Sobhani Jafar, un experto religioso a favor del régimen islámico, dijo que "los enemigos del régimen islámico de Irán están invirtiendo dinero para establecer iglesias en las casas en nuestra región y hacer que las personas se alejan de Islam chiíta", informa la agencia de noticias iraní cristiana, Mohabat News.

Según Mohabat News, el ayatolá Jafar Sobhani, un experto iraní religioso islámico que es conocido por sus exageraciones, advirtió contraactividades anti-islam en la provincia de Juzestán (oeste de Irán). Él dijo a los estudiantes y profesores de seminarios islámicos de Masjed Soleiman-en "enemigos de la revolución islámica y el régimen islámico de Irán están invirtiendo dinero y proporcionando los medios para que el pueblo de Khuzestan den la espalda a Islam chiíta. Sin embargo, debemos ser cautelosos, y no dejar que se planten iglesias en las casas, o promover su fe en los hogares de la gente ".

Ayatolá Sobhani, está en contra del cristianismo en Irán. Antes había tratado que las autoridades de seguridad y servicios de inteligencia presionara a los conversos cristianos y cristianas a volver al Islám.

Como uno de los profesores del seminario islámico de Qom, que ya había advertido en contra de una tendencia cada vez mayor hacia el cristianismo entre la juventud iraní y reconoció que 600 jóvenes se han convertido en cristianos en el pueblo de Neishabour. En otra ocasión, durante una sesión de interpretación Corán en Qom, dijo: "Si los cristianos están dispuestos, estamos dispuestos a mantener un debate con ellos hoy".

La tendencia creciente de la sociedad iraní hacia el cristianismoa umentado, sobre todo en los últimos años, y esto se ha convertido en una preocupación importante para el régimen islámico y, más concretamente, para el sistema religioso chiíta. Uno de los medios que el régimen islámico utiliza para eliminar a las religiones incluyendo el cristianismo.

Los clérigos pro-régimen islámico crean una ola de afirmaciones sin fundamento para provocar en los funcionarios del gobierno y la inteligencia, para tratar de impedir el crecimiento de cristianismo en Irán.


viernes, 9 de noviembre de 2012

No hay límites para La Gran Esperanza



Lima, Perú [ASN] La campaña de Evangelismo Satelital con el Pr. Alejandro Bullón ha traspasado fronteras y credos, sin duda presentar a Cristo como: “La Gran Esperanza” abre el corazón de muchas personas, así como el de Ricardo Julca, un policía jubilado y dirigente de la iglesia Evangelica de Dios del Perú “Antioquia”; el acogió la transmisión de la campaña satelital vía internet en su casa, y no solo eso, sino que invita a todos los miembros de su iglesia a participar.
Fueron los alumnos de la facultad de ingeniería de la Universidad Peruana Unión (UPeU) que hicieron el primer contacto con Ricardo. Semanas atrás ellos iban repartiendo anuncios de la campaña y el accedió a llevar estudios bíblicos, luego de algunas lecciones, convencido de la observancia del sábado decidió compartir esta verdad, por esa razón accedió a que su casa ubicada en la zona de Huampaní a pocos kilómetros de la UPeU sea un hogar de esperanza.
En una visita del Pr. Bullón a la UPeU, Ricardo pudo conocer al mensajero que día a día predicaba en su casa a través del satélite; luego de una breve conversación se refirió al pastor de la siguiente manera: “Admiro mucho la forma de predicar del pastor Alejandro Bullón, es tan humilde, tan sencillo, que dignifica el evangelio práctico; he escuchado a varios pastores, no hay duda que el es un verdadero evangelista, y se nota que el vive lo que dice”.
Las 20 personas que asisten a la casa de Ricardo están conociendo a un Cristo redentor y amante, por ello han decidido participar de esta campaña, y cuando culmine han de guardar el sábado del Señor, porque han entendido quien es La Gran Esperanza.  [Equipo ASN - Jaime Vilcapoma]

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi lista de blogs

Temas

1290 ( 1 ) 1335 ( 2 ) 1844 ( 14 ) 1929 ( 1 ) 2012 ( 1 ) 2300 ( 6 ) 666 ( 4 ) 7 plagas ( 2 ) 70 Semanas ( 2 ) Abusos a menores ( 3 ) Adoración ( 8 ) Advenimiento ( 6 ) Adventistas ( 54 ) Alimentación ( 3 ) Anette Moreno ( 1 ) Ángel Gabriel ( 1 ) Ángeles ( 1 ) Angelología ( 1 ) Anglicanos ( 2 ) Antíoco ( 2 ) Antitrinitarios ( 7 ) Apocalipsis ( 31 ) Apocalipsis 10 ( 1 ) Apocalipsis 12 ( 1 ) Apocalipsis 13 ( 13 ) Apocalipsis 14 ( 6 ) Apocalipsis 17 ( 8 ) Apocalipsis 18 ( 2 ) Apocalipsis 7 ( 4 ) Apologética católica ( 1 ) Apostasía ( 6 ) Argentina ( 3 ) Babel ( 1 ) Babilonia ( 7 ) Barack Obama ( 2 ) Bautismo ( 2 ) Ben Carson ( 2 ) Benedicto XVI ( 15 ) Bestia de Apocalipsis ( 8 ) Biblia ( 3 ) Biblia satánica ( 1 ) Bisexuales ( 4 ) Brasil ( 1 ) Carismáticos ( 1 ) Catolicismo ( 21 ) Católicos alemanes ( 2 ) Católicos en accción ( 15 ) Católicos en acción ( 10 ) Celibato ( 1 ) Cielo ( 2 ) Clifford Goldstein ( 2 ) CMI ( 1 ) Comidas y bebidas ( 1 ) Comunismo ( 1 ) Concilio Vaticano II ( 1 ) Congreso Mundial de la AG ( 5 ) Creacionismo ( 1 ) Crisis de la Iglesia Católica ( 6 ) Cristianismo ( 10 ) Crucifijo ( 3 ) Cuarto Ángel ( 1 ) Cuba ( 1 ) Cuerno pequeños ( 4 ) Culto ( 2 ) Daniel ( 19 ) Daniel 8 ( 2 ) Dario Raa ( 1 ) David Gates ( 6 ) Debates teológicos ( 15 ) Denuncias a la ICAR ( 2 ) Desastres naturales ( 5 ) Día de Reposo ( 7 ) Discidentes ( 5 ) Disidentes ( 28 ) Dispensacionalismo ( 1 ) DOCTRINAS ( 30 ) Domingo ( 4 ) Don de lenguas ( 1 ) Don Profético ( 1 ) Dr. Alberto Timm ( 4 ) Dr. Alberto Treiyer ( 9 ) Dr. Ángel Manuel Rodríguez ( 6 ) Dr. Carlos A. Steger ( 1 ) Dr. Clifford Goldstein ( 1 ) Dr. Fernando Canale ( 1 ) Dr. George Knight ( 1 ) Dr. Gerhard Pfandl ( 2 ) Dr. José Evelio García ( 1 ) Dr. Marco Tulio Terreros ( 1 ) Dr. Marcos Blanco ( 1 ) Dr. Mario Veloso ( 3 ) Dr. Marvin Moore ( 2 ) Dr. Merlin D. Burt ( 1 ) Dr. Miguel Ángel Núñez ( 2 ) Dr. Samuel Núñez ( 1 ) Ébola ( 1 ) ECUMENISMO ( 16 ) EE.UU. ( 8 ) El cuerno pequeño ( 7 ) El Gran Conflicto ( 4 ) El Remanente ( 8 ) El Santuario ( 7 ) El Vaticano ( 4 ) Elena G. de White ( 9 ) Elena G. de White y la Trinidad ( 7 ) Escándalos de la ICAR ( 2 ) España ( 2 ) Espiritismo ( 2 ) Espíritu de Profecía ( 1 ) Espíritu Santo ( 3 ) Evangélicos ( 33 ) Evangelio ( 1 ) Evangelismo ( 4 ) Ex-pastores ( 10 ) Falsa adoración ( 7 ) Falsas Religiones ( 2 ) Fernando Aranda Fraga ( 1 ) Fidel Castro ( 1 ) Fiestas paganas ( 3 ) Fin del mundo ( 10 ) Francisco I ( 21 ) Fraudes religiosos ( 3 ) Fuerte pregón ( 1 ) Futurismo ( 1 ) Gambetta ( 20 ) Gays ( 4 ) Génesis ( 1 ) Gillermo Miller ( 1 ) Halloween ( 1 ) Herejías ( 31 ) Hijas de Babilonia ( 6 ) Historia de la IASD ( 11 ) Homosexualidad ( 8 ) Hugo Gambetta ( 20 ) IASD Movimiento Reforma ( 1 ) Identidad profética ( 10 ) Idolatría ( 2 ) Ídolos ( 1 ) Iglesia Adventista del Evangelio Eterno ( 1 ) Iglesia Adventistas del Séptimo Día ( 26 ) Iglesia Católica Apostólica y Romana ( 23 ) Iglesia y mundo contemporaneo ( 23 ) II Guerra Mundial ( 1 ) Iluminattis ( 1 ) Imagen de la bestia ( 1 ) Infierno ( 3 ) Inglaterra ( 1 ) Intersexuales ( 4 ) Irán ( 1 ) Israel ( 2 ) Italia ( 2 ) Jack Sequeira ( 1 ) Jesuitas ( 3 ) Jesús Adrián Romero ( 1 ) Johannes Greber ( 4 ) John MacArthur ( 1 ) Jorge Mario Bergoglio ( 12 ) Juan Hus ( 1 ) Juan Luís Cipriani ( 1 ) Juan Pablo II ( 1 ) Juan Vicente Boo ( 1 ) Judíos ( 1 ) juicio final ( 2 ) Juicio Investigador ( 8 ) Justificación por la fe ( 3 ) Kevin Rodríguez ( 1 ) La Deidad ( 8 ) La Gran Esperanza ( 2 ) La gran ramera ( 2 ) La ley dominical ( 10 ) La marca de la bestia ( 15 ) Las 7 trompetas ( 3 ) Lesbianas ( 4 ) Lesbianismo ( 6 ) Ley de Dios ( 14 ) LGTBI ( 4 ) Libertad Religiosa ( 6 ) Libros ( 1 ) Locuras sociales ( 26 ) Los 10 mandamientos ( 10 ) Los 144000 ( 5 ) Luis Gonzalves ( 4 ) Luteranos ( 1 ) Marcos Witt ( 1 ) María ( 1 ) Mary Glasspol ( 1 ) Masones ( 1 ) Matrimonios Gays ( 6 ) Mensaje de los tres ángeles ( 4 ) Milagros ( 2 ) Ministerios Independientes ( 1 ) Misticismo ( 1 ) Mormones ( 1 ) Muerte ( 3 ) Música ( 4 ) Música evangélica ( 5 ) Musulmanes ( 4 ) Navidad ( 1 ) New Age ( 1 ) Norberto Restrepo ( 9 ) Noticias adventistas ( 9 ) Novelas ( 1 ) Nueva Era ( 6 ) Nwe Age ( 3 ) Obispos católicos ( 1 ) Ocultismo ( 3 ) Oraciones ( 1 ) Ordenación de la Mujer ( 18 ) Otras denominaciones ( 6 ) Padre Federico Lombardi ( 4 ) Padrenuestro ( 1 ) Papa ( 29 ) Pare de Sufrir ( 3 ) Pastor Jens M. Kruse ( 1 ) Pastores adventistas ( 1 ) Pastores evangélicos ( 6 ) Pederastía ( 2 ) Películas ( 3 ) Pentecostales ( 2 ) Perfección ( 1 ) Perfeccionismo ( 1 ) Personas Transgénero ( 4 ) Perú ( 2 ) Pio XII ( 2 ) Pioneros adventistas ( 7 ) Postmodernismo ( 7 ) Pr. Doug Batchelor ( 2 ) Pr. Esteban Bohr ( 4 ) Pr. Heyssen J. Cordero ( 2 ) Pr. Luís Gonçalves ( 3 ) Pr. Patricio Olivares ( 1 ) Problemas teológicos ( 13 ) Profecía ( 56 ) Profecía falsa ( 12 ) Pronunciamientos del Heraldo ( 11 ) Pueblo de Dios ( 1 ) Rapto secreto ( 2 ) Recursos ( 1 ) Reforma Pro Salud ( 6 ) Reformistas ( 6 ) Reino Unido ( 1 ) Religión ( 4 ) Religiones comparadas ( 15 ) Resurrección ( 1 ) Rezar ( 1 ) Rezo ( 1 ) Roma ( 36 ) Rosario ( 1 ) Rowan Williams ( 1 ) Sábado ( 22 ) Sacerdotes católicos ( 4 ) Salud adventista ( 10 ) Salvación por Gracia ( 9 ) Salvación por obras ( 8 ) Santos y Santas ( 6 ) Santuario ( 5 ) Santuario Celestial ( 7 ) Satanismo ( 3 ) Sectas ( 7 ) Secularismo ( 3 ) Segunda Venida ( 6 ) Sello de Dios ( 19 ) Señor de los milagros ( 1 ) Sermones ( 2 ) Sistema papal ( 12 ) Sodomismo ( 1 ) Ted Wilson ( 3 ) Teología ( 12 ) Terremotos ( 5 ) Testigos de Jehová ( 5 ) Theodore McCarrick ( 1 ) Tradiciones ( 4 ) Trinidad ( 11 ) Trinitarismo ( 7 ) Vegetarianismo ( 5 ) Videos adventistas ( 29 ) Virgen María ( 3 ) Watchtower ( 5 )