SUSCRÍBETE

Ingresa tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Te llegará todas las entradas a tu correo electrónico

EL RINCÓN DEL TEÓLOGO

Artículos, estudios y más sobre temas teológicos, bíblicos y sistemáticos.

EVANGELISMO, DISCIPULADO Y GRUPOS PEQUEÑOS

Artículos, sermones, seminarios, libros y videos sobre la mujer manera de hacer discípulos: GRUPOS PEQUEÑOS

REFLEXIONES...

Un lugar donde encontrarás reflexiones sobre la vida y el ministerio pastoral desde la vista de un joven pastor.

MENSAJES DE ESPERANZA

Sermones, meditacions, bosquejos de sermones y recomendaciones homilíticas.

NUESTRO MINISTERIO PASTORAL

Todos sobre nuestro ministerio pastoral, recursos, noticias y actividades a lo largo de nuestro ministerio.

Puntero

Chat gratis

lunes, 12 de septiembre de 2011

"El Sr. Gambetta dividió mi familia y mi iglesia..."


Alguno podrá decir, ¿otra vez con el tema Gambetta…? Pues sí, pero no es por mi sino por muchos que a diario viven ese tema. Aunque deben ser conscientes que este blog también publica otros temas.

Cada día recibo cerca de 10 mensajes a mi correo personal. Aprecio mucho esos mensajes. Seré sincero, no todos son bonitos, pero en su mayoría hay mensajes muy valioso, como el que con el permiso de Ely, una hermana colombiana, me escribió. Hoy publicaré esta carta, considero apropiado publicarlo simple y llanamente porque describe la condición de muchos adventistas confundidos, otros siendo parte de un movimiento camuflado dentro de la iglesia que simpatiza sino se desviven con tal de apoyar todo lo que el Dr. Gambetta.
Sinceramente hay días en los que quisiera no seguir escribiendo porque como un día me dijo Cristian Amaya (un joven amigo, administrador de Full Adventistas), “en internet son más los gambettistas que los adventistas”, es por ello que tienes más oposición. Eso es cierto. Igual, yo hago mi parte y espero que Dios se encargue de lo demás.
A continuación, una carta (virtual) de Ely, una hermana de Colombia que estuvo inmersa casi cuatro años en los mensajes del Dr. Gambetta. Ella narra de manera extraordinaria su experiencia y creo fielmente que vale la pena que la conozcas:

“Apreciado pastor Cordero. Estuvimos orando mucho para que Dios clarifique las cosas referente a un conflicto que vivíamos como iglesia y como familia el relación al caso del Sr. Gambetta (digo Sr. y tengo mis razones, lo explicaré entre las líneas siguientes).
Tengo dos hijos, uno de ellos (el menor) deseaba ser pastor (digo deseaba pues dejó ese querer por diversos factores, uno de ellos: el caso de el Sr. Hugo Gambetta), mi hijo siempre quiso ser pastor adventista, desde que se bautizó a los 14 años anhelaba ser un pastor dedicado a la obra adventista.
En el año 2008 vinieron unos hermanos con una serie de sermones en video muy buenos. Comenzamos a reunirnos y a animarnos al ver los mensajes. Eran muy profundos, muy bíblicos y realmente era un predicador muy preparado. Su nombre era Hugo Gambetta. Lo llevamos a la iglesia y junto con toda la iglesia disfrutábamos de las predicaciones en DVD. No pasaron ni un año cuando recibimos la visita de unos colportores (fue el año 2009) que nos dijeron que el Sr. Gambetta ya no era pastor adventista, que le habían quitado las credenciales y que inclusive le habían borrado de la IASD. Esa noticia nos dejó en shock.
Esa tarde jamás la olvidaré, sentíamos como si un familiar cercano hubiere fallecido. Un sentimiento muy triste. No le miento pastor, pero muchos hermanos nos arrodillamos que oramos con lágrimas, suspendimos el programa de jóvenes y le pedimos a los colportores que  nos cuenten las razones del porqué el Sr. Gambetta ya no era pastor adventista. Los colportores únicamente nos dijeron que tenía problemas legales en EEUU por visas o algo así y que no era obediente a la iglesia adventista en cuanto a las disposiciones de su disciplina.
La verdad pastor Cordero no le creímos nada. Decidimos no creerle y llamar al pastor distrital para que nos explique lo que pasaba ya que el pastor sabía de los videos que teníamos pero nunca nos prohibió.
Nuestro pastor nos dijo que efectivamente Gambetta no era más pastor de  la iglesia adventista por varias razones, entre ellas, sus problemas legales y terquedad en lo querer seguir los consejos de la iglesia adventista. Cuando el pastor nos dijo eso, le pedimos pruebas, y el pastor nos dijo que no tenía pues el caso era en otro país y que el tiempo nos mostraría la verdad.
Mi iglesia se dividió. Dos de los ancianos (entre ellos mi hijo mayor) se opusieron a que se vean esos videos en la iglesia y mucho menos en los grupos pequeños y otros tres ancianos (entre ellos mi esposo) dijeron que tal cosa era un extremismo, y que el caso debería llevarse a junta. En la junta la división fue más marcada. La junta finalizó por mayoría en que los sermones del Sr. Gambetta no se vean ni se promuevan en la iglesia. Pero al llevarlo a la iglesia, la iglesia decidió seguir cada uno sus propios criterios. El pastor dijo que no era correcto el actuar únicamente por un hombre al que ni siquiera se conocía. Hizo una semana de oración, cena del Señor y todo, pero nada, nada de nada. La iglesia jamás volvió a ser la misma.
Han pasado casi tres años y si ud. va a nuestra iglesia, es una división total. Hay 7 familias (con mi familia éramos ocho) que se reúnen para estudiar la Biblia todas las noches. Estudian profecías con videos del Sr. Gambetta y Elena G. de White. Visitan otras iglesias con mensajes de profecía, la ley dominical, el mensaje de los tres ángeles, la iglesia militante, etc. Las familias restantes siguen haciendo el plan de la asociación de manera normal trabajando con el pastor distrital.
Pero pastor Cordero, a qué se debe todo esto que le cuento. Pues bien, mi familia también se había dividido, mi esposo y yo estábamos en el grupo de seguidores del Sr. Gambetta. Cuando un día llegó a nuestra ciudad fuimos a verlo. Fue una emoción total. Pero bueno, mi hijo mayor (que sigue siendo anciano) nos visitó y lloró por nuestra actitud, pues nosotros no teníamos ya el espíritu misionero, no tenías estudiantes de la Biblia. Únicamente estudiábamos la Biblia entre nosotros, pero ya no participábamos de campañas evangelísticas como antes. Mi hijo mayor y su esposa nos hablanban, pero nosotros no les hacíamos caso y al contrario nos enojábamos. Porqué? Porque mi hijo y otros hermanos hablaban mal del Sr. Gambetta, lo llamaban disidente y que no era correcto su proceder. Nos regalaron unos audios del pastor Juarez donde explicaba con lujo y detalles la salida del pastor Gambetta, pero nosotros nada de creerle.
Es que nosotros y los hermanos que apoyábamos a Gametta decíamos, que los pastores eran asalariados y nadie hablaba mal de ellos. Ellos predicaban de amor, grupos pequeños, campañitas, campamenticos, y nada de nada del mensaje de los tres ángeles, de la venida de Jesús, del santuario… Le confieso que nosotros dejamos de diezmar pues nos daba mucha rabia que los pastores vivían cómodamente de nuestros esfuerzos. Y al contrario cuando vino las dos veces a nuestra ciudad el Sr. Gambetta colaboramos fuertes sumas para costear los gastos de tenerlo aquí. Yo veía que el Sr. Gambetta no hacía nada de malo, al contrario predicaba un mensaje que otros pastores no solo no predicaban tal vez ni siquiera conocían.
Nuestra familia e iglesia era una total desgracia pastor Cordero, en verdad era triste. Pero nosotros decíamos que eso es porque ellos quieren seguir a lo que la organización dice, en cambio si ellos empezaran a predicar con la verdad las cosas cambiarían. Ay pastor, tanta trsitesa.
Mi hijo menor, al ver tanta cosa que hablaban del Sr. Gambetta aborreció a los pastores. Para mi hijo la iglesia adventista era muy injusta con un hombre santo de Dios que denunciaba los pecados de israel moderno y la babilonia papal. Mi hijito lloraba al ver a la igleisa en pedazos.
Un día, con mi esposo navegábamos por internet buscando sermones del Sr. Gambetta y para sorpresa nuestra, nos encontramos con un título llamativo: El engaño del Dr. Hugo Gambetta en su interpretación de las trompetas. Al leer el artículo me enojé por la forma en que alguien osaba en increparle al Sr. Gambetta… Leí otros artículos de este blog y me contacté con varios amigos para que lean este blog y las “mentiras” que hablaban del Sr. Gambetta. Bueno pastor Cordero, con amistades y hermanos no creíamos en lo que se decía en este blog.
Oramos a Dios y le confieso que ya no queríamos ir ni siqiuiera a los cultos con tal de estudiar con otros hermanos de otras iglesias y distritos, en total llegamos a ser cerca a 250 en toda mi ciudad. Uno de ello un día trajo unas fotocopias de un artículo que ud. escribió que hablaba sobre la disidencia, se titulaba: La iglesia adventista no es perfecta hay algo nuevo? Mensaje a los disidente en general. Ese artículo lo estudiamos toda mi familia y cerca de 100 hermanos con el fin de refutar lo que ud. decía pastor cordero.  A demás acordamos hacer un retiro espiritual y refutar el artículo que ud, hace sobre las trompetas diciendo que el Sr. Gambetta está equivocado. Después de estudiarlos en un retiro con todos los hermanos ese artículo así como otros de profecía… quedamos en que el Sr. Gambetta estaba en lo correcto y ud. era un asalariado así como otros miles de pastores que critican por celos lo que otros con tanto bien hacen. Más todavía cuando nos enteramos por un joven que ud. era joven y que no pasaba de los 30 años. Dijimos que alguien tan joven no se puede comparar con el recorrido y la experiencia de un pastor que podría bien ser su padre y hasta su abuelo.

Ese retiro fue en febrero de este año pastor. Sin embargo, aunque vimos que el Sr. Gambetta estaba en lo correcto y ud. no (a nuestro parecer), en el fondo de mí, había cierta duda pues ud. pastor cordero  le daba argumentos con base y no veía error alguno en ese aspecto.
Cuando llegamos a la casa, mi esposo y mi hijo me miraban y me dijeron: no será que ese pastorcito peruano te haya convencido tan fácilmente … Les dijo que no. Pero le di a mi hijo mayor las fotocopias y él se alegró porque esos artículos eran necesarios en la iglesia.
Me arrepentí de haberle dado pues el siguiente sábado, el predicó en la Sociedad de Jovenes sobre respuestas a los argumentos de Gambetta  sobre las 7 trompetas.
Al final del sábado, la iglesia estaba lleno de comentarios de diversos lados. Unos apoyaban y otros negaban. Pero en general los argumentos eran muy fuertes como para negar que el Sr. Gambetta estaba en el error.

Pasaron los meses y hace un poco más de un mes, me llegó un nuevo artículo suyo, sobre el Instituto laico de entrenamiento, al leerlo, llegué finalmente a la conclusión de que el Sr. Gambetta en realidad quiere tener su iglesia propia. Entendí que la razón por la que hace todo lo que hace es simplemente porque quiere tener una nueva iglesia adventista que siga lo que él cree que es correcto. Tontamente pastor cordero muchos, miles de hermanos pensábamos que él lo único que hacía era predicar el evangelio, pero al ver que institucionaliza el mensaje o sus ideas veo que su intensión verdadera es hacer otra iglesia. Lloré mucho por el tiempo perdido. Le dije a mi esposo que estábamos mal. Estábamos apoyando una obra no de Dios. Y llamamos a nuestro hijo mayor y junto a mi hijo menor y a mi esposo oramos y lloramos abrazados porque gracias a Dios tenemos la vida y la oportunidad para volver al camino correcto.
Compartí la hace dos semanas este artículo con mis hermanos (los que siguen al Sr. Gambetta) muchos de ellos reflexionaron y estamos volviendo como debe ser a la iglesia, jamás nos alejamos de la iglesia adventista, siempre estuvimos ahí, pero era como si no estuviéramos porque es feo vivir así, vivir con mente confundida.

Quisiera terminar pastor cordero diciéndole el porqué ya no le digo pastor al Sr. Gambetta. En primer lugar porque llegué a la conclusión de que no es adventista del séptimo día, pues sigue lo que cree, no lo que la sierva de Dios dice, y en segundo lugar porque solo un NO pastor pudo causar tanta desunión y desgracia en mi familia y en mi igelsia a tal punto de hacer que mi hijo menor no vaya en llamado de ser pastr adventista. Oro por mi hijo. Espero que pueda convertirse en un pastor, un ministro de Dios.

Pastor Cordero, gracias a Dios por ud. y su joven ministerio. No lo conozco, pero sé que Dios lo utiliza a ud. También sé que muchos critican sus artículos, qué pena, pero pastor, ánimo, es perciso seguir a Dios antes que a los hombres así dice en Hechos 5:29. Saludos de la familia.

Fernández Ayala
Colombia”
Gracias a Dios porque es sin duda, Él y solo Él quien hace su voluntad por sobre todo.
Que Dios los bendiga.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

¿El Arcángel Gabriel?


En la teología y comprensión católica, protestante en general y algunos otros, el Ángel Gabriel es un ARCÁNGEL. Así, específicamente en la angelología (rama de la teología que estudia a los ángeles) católica, existen 04 ARCÁNGELES: MIGUEL, RAFAEL, GABRIEL Y ARIEL. No obstante, el lector bíblico cabal se dará cuenta que, dos nombres son no bíblicos (Rafael y Ariel), uno es llamado claramente: ángel (Gabriel) y, únicamente Miguel, es llamado ARCÁNGEL (1 Tes. 4:16 y Jud 1:9) y es sin duda alguna, JESÚS. Bajo esta premisa evidente y expresa en la Biblia, la Palabra de Dios comparto con ustedes un estudio interesante. El título original del siguiente artículo es: El Arcángel Gabriel. No obstante, después de leerlo no habla específicamente de Gabriel como arcángel sino más bien como lo que es un ángel especial e importante en el plan de Dios para con la humanidad por su rol de mensajero.
A continuación el artículo tal como es presentado (excepto el título):

Gabriel, cuyo nombre viene de Gabar- Fuerza . significa hombre de יהוה (Yahweh) o Elohim se ha mostrado fuerte. Es uno de los ángeles más poderosos que tiene el cielo. Las iglesias católicas, ortodoxas y algunos protestantes lo consideran, junto con el Islam, un arcángel. En el Islam se considera a Gabriel como el que reveló a Mahoma el Corán. La tradición islámica coloca a Gabriel que en árabe se llama Yibril, lo coloca en un puesto privilegiado ya que fue el medio a través el cual יהוה (Yahweh) designo a Mahoma como su profeta para que revelase el Corán. Por tanto es un ángel muy respetado en el mundo musulmán ya que al mencionar su nombre ellos repiten la frase Alayhi-salam “la paz sea con el”.

En el Talmud, Gabriel aparece como el destructor de las huestes de Senaquerib en Sanedrín 95b “Armado con una afilada guadaña que existe desde la creación”. También en la literatura Judía se dice que Gabriel fue el que mostró a José el camino, el que previno a la reina Vasti de comparecer desnuda ante el rey Asuero y sus invitados, y que fue uno de los ángeles que enterró a moisés.

Los Musulmanes creen que Gabriel acompañó a Mahoma a su asunción al cielo, y fue informado sobre la oración islámica (Bukhari 1:8:345). los musulmanes piensan que Gabriel desciende a la tierra una noche en los últimos 10 días del sagrado mes del ramadán del calendario islámico. Gabriel se le asocia al color azul, a la dirección oeste o al elemento agua. Su caballo se llama Haizum. Es definido como el ángel de la anunciación, resurrección , misericordia, venganza, muerte y revelación.
El nombre de Gabriel aparece por primera vez en Daniel 8: 16-26 y luego en el período profético de las 70 semanas de Daniel 9:21-27. Anunció a Zacarías el nacimiento de Juan el Bautista. Lucas 1:11-20 e informó a Maríam del nacimiento de יהושע (Yahshua) en Lucas 1:26-38.

Como está en la presencia de יהוה (Yahweh), la tradición pos bíblica lo describe como arcángel pero no se le llama así en la Biblia. También se lo menciona en la literatura apócrifa, como por ejemplo el apocalipsis de Moisés 40:1, 1 Enoc 9:1; 10:9; 20:7; 40:9; 50:6, etc. O protegiendo o vigilando su trono.
Enviado para explicar a Daniel la profecía de la 70 semanas
Yo oré a יהוה (Yahweh) mi Elohim e hice esta confesión: “¡Por favor, יהוה (Yahweh), grande y maravilloso Elohim, quien guarda su Pacto y extiende misericordia a aquellos que le aman y observan sus mitzvot!Nosotros hemos hecho iniquidad, hemos transgredido, y nos hemos alejado y vuelto de tus mitzvot y juicios.No hemos escuchado a tus siervos los profetas, quienes hablaron en Tu Nombre a nuestros reyes, a nuestros príncipes, a nuestros padres y a todo el pueblo de La Tierra. “A ti, O יהוה (Yahweh), te pertenece la justicia; pero a nosotros hoy nos pertenece la vergüenza – a nosotros, los hombres de Yahudáh, los habitantes de Yerushalayim y todo Yisra’el, incluyendo a aquellos cerca y aquellos lejos, por todos los países donde Tú los has echado, por el pecado que han cometido. Sí, O יהוה (Yahweh), en Ti es nuestra justificación y a nosotros pertenece la vergüenza, y a nuestros reyes, y a nuestros príncipes, y a nuestros padres; porque hemos pecado.A Ti, יהוה (Yahweh) nuestro Elohim pertenecen compasiones y perdones, porque nos rebelamos contra Ti, no escuchamos la voz de יהוה (Yahweh) nuestro Elohim para caminar en Sus leyes, las cuales El puso delante de nosotros por las manos de sus siervos los profetas. Además, todo Yisra’el ha transgredido tu Toráh y ha rehusado escuchar tu voz. Por lo tanto, la maldición ha venido sobre nosotros y el juramento escrito en la Toráh de Moshe el siervo de Elohim porque hemos pecado contra El.Y El ha confirmado Sus palabras, cuales habló contra nosotros, y contra nuestros jueces que nos juzgaban, trayendo sobre nosotros tal gran desastre, tal que bajo todo el cielo, nada ha sido hecho como lo que ha sido hecho a Yerushalayim. Como está escrito en la Toráh de Moshe, todo este desastre cayó sobre nosotros. Sin embargo, no hemos buscado a יהוה (Yahweh)nuestro Elohim volviéndonos de nuestras iniquidades, y teniendo entendimiento en toda Tu verdad.יהוה (Yahweh) también ha vigilado, y ha traído estos desastres sobre nosotros, porque יהוה (Yahweh) nuestro Elohim es justo en todas Sus obras que El ha ejecutado, pero nosotros no escuchamos a Su voz.”Y ahora, יהוה (Yahweh) nuestro Elohim, quien sacó a Su pueblo de la tierra de Mitzrayim con una mano poderosa, con esto adquiriendo renombre para sí, como es el caso hoy – nosotros pecamos, hemos transgredido.O יהוה (Yahweh), Tu misericordia está por encima de todo, por favor, que toda tu ira y furia se vuelva de tu ciudad Yerushalayim, aun tu Monte Kadosh; porque es debido a nuestros pecados y a nuestras iniquidades, y a aquellos de nuestros padres que Yerushalayim y tu pueblo se han hecho objeto de escarnio entre todos alrededor de nosotros. Por lo tanto, O יהוה (Yahweh) nuestro Elohim, escucha las oraciones y las súplicas de tu siervo; y causa que tu rostro resplandezca sobre Tu desolado Lugar Kadosh, por amor a Ti mismo. Mi Elohim, inclina tu oído y oye; abre tus ojos y mira nuestra desolación, como también la ciudad en la cual Tu Nombre es invocado. Pues no traemos nuestro lastimoso caso delante de Ti, por nuestra propia justicia, sino por tu múltiple compasión. ¡O יהוה (Yahweh) Escucha! ¡O יהוה (Yahweh) sé propicio ! ¡O יהוה (Yahweh) presta atención y no demores la acción – por amor a ti mismo, O mi Elohim, porque Tu Nombre es invocado sobre Tu ciudad y sobre Tu pueblo !” (Dan. 9: 4-19.)
El Cielo se inclina para oír la ferviente súplica del profeta. Aun antes que haya terminado su ruego por perdón y restauración, se le aparece de nuevo el poderoso Gabriel y le llama la atención a la visión que había visto antes de la caída de Babilonia y la muerte de Belsasar. Y luego le esboza en detalle el período de las setenta semanas, que había de empezar cuando fuese dada “la palabra para restaurar y edificar a Jerusalem.” (Vers. 25.)
La oración de Daniel fue elevada “en el año primero de Darío” (Vers. 1), el monarca medo cuyo general, Ciro, había arrebatado a Babilonia el cetro del gobierno universal. El reinado de Darío fue honrado por Dios. A él fue enviado el ángel Gabriel, “para animarlo y fortalecerlo.” (Dan. 11: 1.)

Auxilió a Daniel ante Ciro, rey de Persia
Mientras Ha Satán estaba procurando influir en las más altas potestades del reino de Medo – Persia para que mirasen con desagrado al pueblo de יהוה (Yahweh), había ángeles que obraban en favor de los desterrados. Todo el cielo estaba interesado en la controversia. Por intermedio del profeta Daniel se nos permite vislumbrar algo de esta lucha poderosa entre las fuerzas del bien y las del mal. Durante tres semanas Gabriel luchó con las potestades de las tinieblas, procurando contrarrestar las influencias que obraban sobre el ánimo de Ciro; y antes que terminara la contienda, יהושע (Yahshua) mismo acudió en auxilio de Gabriel. Este declara: “El príncipe del reino de Persia se puso contra mí veintiún días: y he aquí, Miguel (en hebreo significa que es igual a יהוה Yahweh), uno de los principales príncipes, vino para ayudarme, y yo quedé allí con los reyes de Persia.” (Dan. 10: 13.) Todo lo que podía hacer el cielo en favor del pueblo de יהוה (Yahweh) fue hecho. Se obtuvo finalmente la victoria; las fuerzas del enemigo fueron mantenidas en jaque mientras gobernaron Ciro y su hijo Cambises, quien reinó unos siete años y medio.


Apareció a Daniel interpretando la profecía del Carnero y el Macho Cabrío 
Daniel 8:15-26

Este ángel esta en la presencia de Dios según Lucas 1:19
A la pregunta de Zacarías, el ángel respondió: “Yo soy Gabriel, que estoy delante de יהוה (Yahweh); y soy enviado a hablarte, y a darte estas buenas nuevas.” Quinientos años antes, Gabriel había dado a conocer a Daniel el período profético que había de extenderse hasta la venida de יהושע (Yahshua). El conocimiento de que el fin de este período se acercaba, había inducido a Zacarías a orar por el regreso del Mashiaj. Y he aquí que el mismo mensajero por quien fuera dada la profecía había venido a anunciar su cumplimiento.
Las palabras del ángel: “Yo soy Gabriel, que estoy delante de יהוה (Yahweh),” demuestran que ocupa un puesto de alto honor en los atrios celestiales. Cuando fue a Daniel con un mensaje, dijo: “Ninguno hay que se esfuerce conmigo en estas cosas, sino Miguel [יהושע Yahshua] vuestro príncipe.* El Salvador habla de Gabriel en el Apocalipsis diciendo que “la declaró, enviándola por su ángel a Juan su siervo.”3 * Y a Juan, el ángel declaró:74″Yo soy siervo contigo, y con tus hermanos los profetas.”4 ** * ¡ Admirable pensamiento, que el ángel que sigue en honor al Hijo de יהוה (Yahweh) es el escogido para revelar los propósitos de יהוה (Yahweh) a los hombres pecaminosos!

Anunció el nacimiento de יהושע (Yahshua)
Lucas 1:26-28
Auxilió a יהושע (Yahshua) en el Getsemaní
…y el poderoso ángel que está en la presencia de יהוה (Yahweh) ocupando el lugar del cual cayó Satanás, vino al lado de יהושע (Yahshua) . No vino para quitar de su mano la copa, sino para fortalecerle a fin de que pudiese beberla, asegurado del amor de su Padre. Vino para dar poder al suplicante divino-humano. Le mostró los cielos abiertos y le habló de las almas que se salvarían como resultado de sus sufrimientos. Le aseguró que su Padre es mayor y más poderoso que Ha Satán, que su muerte ocasionaría la derrota completa de Satanás, y que el reino de este mundo sería dado a los santos del Altísimo. Le dijo que vería el trabajo de su alma y quedaría satisfecho, porque vería una multitud de seres humanos salvados, eternamente salvos.
La agonía de יהושע (Yahshua) no cesó, pero le abandonaron su depresión y desaliento. La tormenta no se había apaciguado, pero el que era su objeto fue fortalecido para soportar su furia. Salió de la prueba sereno y henchido de calma. Una paz celestial se leía en su rostro manchado de sangre. Había soportado lo que ningún ser humano hubiera podido soportar; porque había gustado los sufrimientos de la muerte por todos los hombres.
Los discípulos dormidos habían sido despertados repentinamente por la luz que rodeaba al Salvador. Vieron al ángel que se inclinaba sobre su Maestro postrado. Le vieron alzar la cabeza del Salvador contra su pecho y señalarle el cielo. Oyeron su voz, como la música más dulce, que pronunciaba palabras de consuelo y esperanza. Los discípulos recordaron la escena transcurrida en el monte de la transfiguración. Recordaron la gloria que en el templo había circuido a יהושע (Yahshua) y la voz de Dios que hablara desde la nube. Ahora esa misma gloria se volvía a revelar, y no sintieron ya temor por su Maestro. Estaba bajo el cuidado de יהוה (Yahweh), y un ángel poderoso había sido enviado para protegerle. Nuevamente los discípulos cedieron, en su cansancio, al extraño estupor que los dominaba. Nuevamente יהושע (Yahshua) los encontró durmiendo.
Mirándolos tristemente, dijo: “Dormid ya, y descansad: he aquí ha llegado la hora, y el Hijo del hombre es entregado en manos de pecadores.”
Aun mientras decía estas palabras, oía los pasos de la turba que le buscaba, y añadió: “Levantaos, vamos: he aquí ha llegado el que me ha entregado.”
No se veían en יהושע (Yahshua) huellas de su reciente agonía cuando se dirigió al encuentro de su traidor. Adelantándose a sus discípulos, dijo: “¿A quién buscáis?” Contestaron: “Al Mashiaj Nazareno.” יהושע (Yahshua) respondió: “Yo soy.” Mientras estas palabras eran pronunciadas, el ángel que acababa de servir a יהושע (Yahshua), se puso entre él y la turba. Una luz divina iluminó el rostro del Salvador, y le hizo sombra una figura como de paloma. En presencia de esta gloria divina, la turba homicida no pudo resistir un momento. Retrocedió tambaleándose. Sacerdotes, ancianos, soldados, y aún Judas, cayeron como muertos al suelo.
El ángel se retiró, y la luz se desvaneció. יהושע (Yahshua) tuvo oportunidad de escapar, pero permaneció sereno y dueño de si. Permaneció en pie como un ser glorificado, en medio de esta banda endurecida, ahora postrada e inerme a sus pies. Los discípulos miraban, mudos de asombro y pavor.

Fue quien resucitó a יהושע (Yahshua)
Había transcurrido lentamente la noche del primer día de la semana. Había llegado la hora más sombría, precisamente antes del amanecer. יהושע (Yahshua)estaba todavía preso en su estrecha tumba. La gran piedra estaba en su lugar; el sello romano no había sido roto; los guardias romanos seguían velando. Y había vigilantes invisibles. Huestes de malos ángeles se cernían sobre el lugar. Si hubiese sido posible, el príncipe de las tinieblas, con su ejército apóstata, habría mantenido para siempre sellada la tumba que guardaba al Hijo de יהוה (Yahweh). Pero un ejército celestial rodeaba al sepulcro. Ángeles excelsos en fortaleza guardaban la tumba, y esperaban para dar la bienvenida al Príncipe de la vida.
“Y he aquí que fue hecho un gran terremoto; porque un ángel de  יהוה (Yahweh),descendió del cielo.”* Revestido con la panoplia de יהוה (Yahweh), este ángel dejó los atrios celestiales. Los resplandecientes rayos de la gloria de יהוה (Yahweh), le precedieron e iluminaron su senda. “Su aspecto era como un relámpago, y su vestido blanco como la nieve. Y de miedo de él los guardas se asombraron, y fueron vueltos como muertos.”
¿Dónde está, sacerdotes y príncipes, el poder de vuestra guardia? –Valientes soldados que nunca habían tenido miedo al poder humano son ahora como cautivos tomados sin espada ni lanza. El rostro que miran no es el rostro de un guerrero mortal; es la faz del más poderoso ángel de la hueste de יהוה (Yahweh). Este mensajero es el que ocupa la posición de la cual cayó Ha Satán. Es aquel que en las colinas de Belén proclamó el nacimiento de יהושע (Yahshua). La tierra tiembla al acercarse, huyen las huestes de las tinieblas y, mientras hace rodar la piedra, el cielo parece haber bajado a la tierra. Los soldados le ven quitar la piedra como si fuese un canto rodado, y le oyen clamar: Hijo de יהוה (Yahweh), sal fuera; tu Padre te llama. Ven a יהושע (Yahshua)salir de la tumba, y le oyen proclamar sobre el sepulcro abierto: “Yo soy la resurrección y la vida.” Mientras sale con majestad y gloria, la hueste angélica se postra en adoración delante del Redentor y le da la bienvenida con cantos de alabanza.

Fue quien ascendió con יהושע (Yahshua) al cielo
Al llegar יהושע (Yahshua) al monte de las Olivas,  condujo al grupo a través de la cumbre, hasta llegar cerca de Betania. Allí se detuvo y los discípulos le rodearon. Rayos de luz parecían irradiar de su semblante mientras los miraba con amor. No los reprendió por sus faltas y fracasos; las últimas palabras que oyeron de los labios del Mashiaj fueron palabras de la más profunda ternura. Con las manos extendidas para bendecirlos, como si quisiera asegurarles su cuidado protector, ascendió lentamente de entre ellos, atraído hacia el cielo por un poder más fuerte que cualquier atracción terrenal. Y mientras él subía, los discípulos, llenos de reverente asombro y esforzando la vista, miraban para alcanzar la última vislumbre de su Salvador que ascendía. Una nube de gloria le ocultó de su vista; y llegaron hasta ellos las palabras: “He aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo,” mientras la nube formada por un carro de ángeles le recibía. Al mismo tiempo, flotaban hasta ellos los más dulces y gozosos acordes del coro celestial.
Mientras los discípulos estaban todavía mirando hacia arriba, se dirigieron a ellos unas voces que parecían como la música más melodiosa. Se dieron vuelta, y vieron a dos ángeles en forma de hombres que les hablaron diciendo: “Varones Galileos, ¿qué estáis mirando al cielo?יהושע (Yahshua) que ha sido tomado desde vosotros arriba en el cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.” Estos ángeles pertenecían al grupo que había estado esperando en una nube resplandeciente para escoltar a יהושע (Yahshua) hasta su hogar celestial. Eran los más exaltados de la hueste angélica, los dos que habían ido a la tumba en ocasión de la resurrección de יהושע (Yahshua) y habían estado con él durante toda su vida en la tierra. Todo el cielo había esperado con impaciencia el fin de la estada de יהושע (Yahshua) en un mundo afligido por la maldición del pecado. Ahora había llegado el momento en que el universo celestial iba a recibir a su Rey. ¡Cuánto anhelarían los dos ángeles unirse a la hueste que daba la bienvenida a יהושע (Yahshua)! Pero por simpatía y amor hacia aquellos a quienes había dejado atrás, se quedaron para consolarlos. “¿No son todos ellos espíritus ministradores, enviados para hacer servicio a favor de los que han de heredar la salvación?”
Estuvo con Juan en la Isla de Patmos
Fue a Gabriel, “su ángel,” a quien envió יהושע (Yahshua) para revelar el futuro al amado Juan; y se pronuncia una bendición sobre aquellos que leen y oyen las palabras de la profecía y guardan las cosas en ella escritas.

Coronará a יהושע (Yahshua) después del milenio
Satanás parece paralizado al contemplar la gloria y la majestad de יהושע (Yahshua). El que en otro tiempo fue uno de los querubines cubridores, recuerda de dónde cayó. El que fue serafín resplandeciente, “hijo de la aurora”, ¡cuán cambiado se ve, y cuán degradado! Está excluido para siempre del consejo en que antes se lo honraba. Ve ahora a otro que, junto al Padre, vela su gloria. Ha visto la corona colocada sobre la cabeza de יהושע (Yahshua) por un ángel de elevada estatura y majestuoso continente, y sabe que la posición exaltada que ocupa este ángel habría podido ser la suya.

Por
 Ahmed Nahr Wadi

martes, 6 de septiembre de 2011

Sábado o Domingo?


La palabra domingo no se encuentra en la Biblia, pero hay en el Nuevo Testamento ocho versículos que mencionan "el primer día", es decir, el domingo. Los adventistas del Séptimo día guardamos el sábado bíblico, instituido en la creación del planeta, cuando no existían diferencias en razas. El sábado es un regalo de Dios al mundo entero.
 





El domingo en el Nuevo Testamento
La palabra domingo no se encuentra en la Biblia, pero hay en el Nuevo Testamento ocho versículos que mencionan "el primer día", es decir, el domingo.
 
Examinemos brevemente.1.- Pasado el sábado, al amanecer el primer día de la semana, vinieron María Magdalena, y la otra María, a ver el sepulcro (San Mateo 28:1). En este texto no se habla de la santidad del domingo, ni se hace mención de culto alguno. El versículo dice solamente que en la madrugada del primer día de la semana las mujeres fueron a la tumba.
2.- Y como pasó el sábado, María Magdalena, y María madre de Jacobo, y Salom, compraron drogas aromáticas, para venir a ungirle. Y muy de mañana, el primer día de la semana, vinieron al sepulcro, ya salido el sol (San Marcos 16:1, 2). Estos pasajes nos indican ante todo que el primer día de la semana sigue al sábado, y además, que aquellas mujeres fueron al sepulcro para embalsamar el cuerpo del Señor, es decir, para trabajar, lo que no hubieran hecho si el domingo hubiera sido sagrado.
3.- Mas como Jesús resucitó por la mañana, el primer día de la semana, apareció primeramente a María Magdalena, de la cual había echado siete demonios (San Marcos 16:9). En este versículo tampoco se menciona un día de reposo. Sin duda alguna, si nuestro Señor hubiese deseado que el día de la resurrección fuera observado como día de reposo, lo habría dicho a sus discípulos cosa que no hizo.
4.- Y el primer día de la semana, muy de mañana, vinieron al sepulcro, trayendo las drogas aromáticas que habían aparejado, y algunas otras mujeres con ellas (San Lucas 24:1). San Lucas concuerda con los otros evangelistas acerca de las intenciones que animaban a las mujeres que fueron a la tumba: iban a trabajar.
5.- Y el primer día de la semana, María Magdalena vino de mañana, siendo aun oscuro, al sepulcro; y vio la piedra quitada del sepulcro (San Juan 20:1). Este pasaje fue escrito como sesenta años después de la resurrección de Cristo. Sin embargo, no hay en él indicio alguno de que se hubiese producido un cambio en el día de reposo. El discípulo que había vivido tan cerca del Señor no parece haber oído hablar de una conmemoración de la resurrección.
6.- Y como fue tarde aquel día, el primero de la semana, y estando las puertas cerradas donde los discípulos estaban juntos por miedo a los judíos, vino Jesús y púsose en medio, y díjoles: ¡Paz a vosotros! (San Juan 20:19). El versículo indica claramente que los discípulos se habían reunido, no para celebrar un culto, sino por miedo de los judíos. En San Marcos 16:14 vimos que el Señor los censuró por tardar en creer que había resucitado. No estaban allí, pues, con el propósito de conmemorar la resurrección.
7.- Y el primer día de la semana, juntos los discípulos a partir el pan, Pablo les enseñaba, habiendo de partir al día siguiente: y alargó el discurso hasta la medianoche. Después subiendo, y partiendo el pan, y gustando, habló largamente hasta el alba, y así partió. Y nosotros subiendo en el navío, navegamos a Assón, para recibir de allí a Pablo; pues así había determinado   que debía él ir por tierra (Hechos 20:7, 11, 13). El apóstol San Pablo estaba   en viaje hacia Jerusalén. Su barco hizo escala en Troas, y allí reunió a sus conversos. Predicó hasta después de medianoche y celebró con ellos el servicio de la Comunión. Este hecho no convierte el primer día de la semana en día de reposo; con este criterio, tendríamos que deducir que el miércoles es el día de reposo porque el miércoles siguiente el mismo apóstol, encontrándose en Mileto, celebró allí también una reunión. (Véase Hechos 20:14-18). Nuestro Señor instituyó la comunión el jueves de noche. Si la Cena santifica un día, ¿por qué no observamos el jueves como día de reposo? Además, la Cena no está relacionada con la resurrección de Cristo sino que anuncia su muerte. En Hechos 2:46 leemos que los discípulos partían el pan todos los días. Pero ello no transformaba en días de reposo todos esos días. Recordemos, apreciado amigo, que cada una de las instituciones contenidas en la nueva alianza fue establecida antes de la muerte de Cristo. Nada se añadió después de la resurrección. Sus últimas enseñanzas y su testamento fueron sellados con su sangre. Nunca hizo él mención de la observancia del primer día de la semana en conmemoración de la resurrección.
8.- Cada primer día de la semana cada uno de vosotros aparte en su casa, guardando lo que por la bondad de Dios pudiere; para que cuando yo llegare, no se hagan entonces colectas (1 Corintios 16:2). Las iglesias fundadas por San Pablo querían participar de una colecta en favor de los pobres de Jerusalén, y se dieron a las corintias instrucciones al respecto. El primer día de la semana, después de reposar el sábado, cada uno debía poner aparte, en su casa, aquello de que pudiese disponer. El apóstol escribió esa epístola hacia el año 59 de nuestra era, y sin embargo, no hay en sus palabras ningún indicio de que el primer día de la semana fuese un día sagrado.
 
¿Cómo deben conmemorar entonces los cristianos la resurrección de Cristo? Respuesta:
La conmemoración de un gran acontecimiento no se hace una vez por semana. No hay mayores motivos para observar el domingo en memoria de la resurrección de Cristo de los que hay para observar el viernes, día de su muerte, o el jueves, día de su ascensión. Nuestro Señor mismo instituyó la Cena para recordar su muerte.
Porque todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que venga (1 Corintios 11:26).
El apóstol San Pablo aclara que el bautismo es en la vida del cristiano el símbolo de la resurrección de Cristo.
¿O no sabéis que todos los que somos bautizados en Cristo Jesús, somos bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él a muerte por el bautismo; para que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en novedad de vida. Porque si fuimos plantados juntamente en él a la semejanza de su muerte, así también lo seremos a la de su resurrección (Romanos 6:3-5).

¿No clavó nuestro Señor el sábado en la cruz?Respuesta:
San Pablo nos dice qué es lo que fue clavado en la cruz: Rayendo la cédula de los ritos que nos era contraria, que era contra nosotros, quitándola de en   medio y clavándola en la cruz. Por tanto, nadie os juzgue en comida, o en bebida, o en parte de día de fiesta, o de nueva luna, o de sábados. Lo cual es la sombra de lo por venir; mas el cuerpo es de Cristo (Colosenses 2:14, 16, 17).
Fueron las leyes ceremoniales que prefiguraban a Cristo, el Cordero de Dios sacrificado en la cruz por causa de nuestros pecados, lo que se clavó en la cruz. Allí la realidad se unió a la sombra; el símbolo fue reemplazado por el objeto al cual señalaba. Por esto el apóstol podía escribir que sólo eran "sombra de lo por venir". Los sábados mencionados en este texto son ciertas fiestas judías que también prefiguraban cosas venideras. Recuérdese que la palabra "sábado" significa "reposo".
Si estudiamos las leyes ceremoniales del antiguo Israel descubriremos que esos "sábados" mencionados por San Pablo eran fiestas anuales (1er. Iibro de las Crónicas 23:31), no semanales. Las "nuevas lunas" eran fiestas mensuales. Entre esos "sábados" ceremoniales se hallaban el del día de la expiación y el de la fiesta de los tabernáculos. El sábado semanal, a diferencia de los sábados ceremoniales, está asentado sobre un fundamento permanente, porque fue instituido en el Eden para conmemorar la Creación. Los preceptos ceremoniales, aun cuando instituidos por Dios, eran de carácter temporario y sólo debían estar en vigencia mientras señalaban al Mesías venidero. Tal es el caso de los sábados ceremoniales. En cambio un precepto moral es de carácter permanente porque está relacionado con la naturaleza moral del hombre que es siempre la misma. Tal es el caso del sábado del cuarto mandamiento.

¿No dice San Pablo que todos los días tienen el mismo valor?Respuesta:
Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté asegurado en su ánimo (Romanos 14:5).
A los judíos conversos de la iglesia primitiva les costaba abandonar las ceremonias que solían observar antes. Consideraban el cristianismo como una religión judía. Nuestro Señor era judío; los discípulos eran judíos; las Escrituras habían sido escritas en hebreo. Era difícil separar los símbolos de la realidad concreta, redentora, es decir, de la obra de Cristo. En el capítulo 14 de Romanos, San Pablo exhorta a esos cristianos de origen judío a que no continúen disputando acerca de aquellos ritos que habían terminado en la cruz.
Los "días" a que se refiere son, entonces, los que correspondían a las fiestas judías y no al sábado del cuarto mandamiento.

El reposo del sábado, ¿no estaba destinado solamente a los judíos? ¿Por qué hemos de observarlo nosotros, que no somos de raza judía?Respuesta:
El sábado por causa del hombre es hecho; no el hombre por causa del sábado. (San Marcos 2:27).
El sábado fue instituido en la creación. Los judíos no existían entonces. Dios hizo el sábado para el hombre, es decir para la humanidad entera. Cuando los mandamientos fueron proclamados en el monte Sinaí, en presencia de todo Israel, le fue dicho a éste que se acordara de que Dios se lo había dado a la familia humana centenares de años antes. El mandamiento no se aplicaba sólo a los judíos, sino también "al extranjero que está dentro de tus puertas". Aun los gentiles (que eran extranjeros para los judíos) debían observar el sábado.
Si el sábado --cuarto mandamiento-- se hubiese constituido para los judíos   solamente, entonces los Diez Mandamientos como conjunto, también hubieran sido sólo para ellos. En tal caso, los cristianos podrían tomar el nombre de Dios en vano, postrarse ante ídolos, robar, fornicar, mentir. Como por lógica esto no puede ser, tampoco podemos decir que es lícito violar el sábado.

¿Insiste Dios en que el séptimo es el único día que los cristianos deben observar?Respuesta:
Porque de cierto os digo, que hasta que perezca el cielo y la tierra, que ni una jota ni un tilde perecerá de la ley, hasta que todas las cosas sean hechas. De manera que cualquiera que infringiere uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñare a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos: mas cualquiera que hiciere y enseñare, éste será llamado grande en el reino de los cielos (San Mateo 5:18, 19).
Cualquiera que hubiere guardado toda la ley, y ofendiere en un punto, es culpado de todos (Santiago 2:10). Si la ley de Dios pudiera haber sido abrogada, Cristo no habría necesitado morir para salvar al mundo. El murió   para abolir el pecado y confirmar la ley de Dios eternamente. ¿No quiere usted entregar su vida en las manos de Dios? ¿Quiere usted, apelando al poder de su Salvador resucitado, cumplir toda su voluntad, observar sus mandamientos, inclusive el que se refiere a la observancia del sábado?

Hechos Bíblicos sobre el Sábado¿Por qué observamos el Sábado? ¿Qué propósito tiene? ¿Quién lo creó? ¿Cuándo? ¿Qué día es el verdadero Sábado? Muchos guardan el primer día de la semana o domingo. ¿Qué autoridad bíblica tienen para hacerlo? Sólo unos pocos guardan el séptimo día, o sea el Sábado. ¿Qué dice la Escritura al respecto? Aquí están los hechos acerca de ambos días, tal como los expresa la Palabra de Dios.

I.- Sesenta Hechos Bíblicos con Respecto al Séptimo Día.-1.- Después de trabajar seis días en la creación de la tierra, el gran Dios descansó el séptimo día (Gén. 2:1-3).
2.- Este hecho señala a ese día como el día de reposo de Dios, o día Sábado,   que significa día de descanso. Ilustrémoslo: cuando una persona nace en un determinado día, esa fecha será su cumpleaños, o su día de nacimiento u onomástico. De modo que cuando Dios descansó en el séptimo día, ese día llegó a ser su reposo, o sábado.
3.- Por lo tanto, el séptimo día debe ser siempre el día Sábado de Dios. ¿Puede usted cambiar su día de nacimiento por otro día? No. Tampoco puede cambiar el día de reposo por uno en el cual Dios no reposó. De aquí que el séptimo día es todavía el Sábado de Dios.
4.- El Creador bendijo el séptimo día (Gén. 2:3).
5.- Dios santificó el séptimo día (Exo. 20:11).
6.- Creó el día Sábado en el huerto del Edén (Gén. 2:1-3).
7.- Fue hecho antes de la caída; por lo tanto, no es un tipo; porque los tipos no fueron introducidos sino hasta después de la caída.
8.- Jesús dijo que el Sábado fue hecho por causa del hombre (Mar. 2:27); es   decir, para la raza humana; por lo tanto, están llamados a observarlo tanto los gentiles como los judíos.
9.- Es un memorial de la creación (Exo. 20:11; 31:17). Siempre que reposamos el séptimo día, como lo hizo Dios después de la creación, conmemoramos ese gran evento.
10.- Fue dado a Adán, padre de la raza humana (Mar. 2:27; Gén. 2:1-3).
11.- Y por lo tanto, a través de él, a todas las naciones (Hechos 17:26).
12.- No es una institución judía, porque fue establecido unos 2.300 años antes que existiera un solo judío.
13.- La Biblia nunca lo llama el Sábado judío, sino siempre "el Sábado del Señor tu Dios". Los seres humanos debemos tener mucho cuidado de no estigmatizar el día santo de reposo de Dios.
14.- Se hace referencia al Sábado en forma destacada en todo el periodo patriarcal (Gén. 2:1-3; 8:10; 12:29; 27, 28, etc.).
15.- Era parte de la ley de Dios antes del Sinaí (Exo. 16:4, 27-29).
16.- Luego Dios lo colocó en el mismo corazón de su ley moral (Exo. 20:3-17). ¿Por qué lo colocó allí si no era como los otros nueve preceptos, que todos admiten que son inmutables?
17.- El séptimo día, o Sábado, fue ordenado por la voz del Dios viviente (Deut. 4:12-13).
18.- Luego Dios escribió el mandamiento con su propio dedo (Exo. 31:18).
19.- Lo grabó en piedra para simbolizar su perpetuidad (Deut. 5:22).
20.- Fue reverentemente preservado en el arca sagrada en el Lugar Santísimo (Deut. 10:1-5).
21.- Dios prohibió toda actividad secular en el día Sábado, incluso en los tiempos más apremiantes (Exo. 34:21).
22.- Dios destruyó a los israelitas en el desierto porque profanaron su santo   Sábado Eze. 20:12-13).
23.- Es señal del verdadero Dios, por lo cual, hemos de distinguirlo de los falsos dioses (Eze. 20:20).
24.- Dios prometió que Jerusalén permanecería para siempre si los judíos guardaban el Sábado (Jer. 17:24-25).
25.- Los envió al cautiverio babilónico por violarlo ((Neh. 13:18).
26.- Dios destruyó a Jerusalén por violar el Sábado (Jer. 17:27).
27.- Dios ha pronunciado una bendición especial sobre todos los gentiles que lo guarden (Isa. 56:6-7).
28.- Esta bendición se encuentra en la profecía que se refiere totalmente a la dispensación cristiana (Isa. 56).
29.- Dios ha prometido bendecir a cualquier persona que guarde el Sábado   (Isa. 56:2).
30.- El Señor desea que llamemos al Sábado "delicia", "santo", "glorioso de Jehová" (Isa. 58:13). Cuídese de no llamarlo "el antiguo Sábado judío" o "un yugo de servidumbre", etc.
31.- Tras haber sido pisoteado durante "muchas generaciones", el santo Sábado ha de ser finalmente restaurado en los últimos días (Isa. 58:12-13).
32.- Todos los santos profetas guardaron el séptimo día o sábado.
33.- Cuando el Hijo del hombre estuvo en esta tierra, guardó el séptimo día o Sábado durante toda su vida (Luc. 4:16; Juan 15:10). De este modo, siguió el ejemplo de Su Padre en la creación. ¿No es decididamente confiable para nosotros seguir el ejemplo tanto del Padre como del Hijo?
34.- El séptimo día es el día del Señor (Apoc. 1:10; Mar. 2:28; Isa. 58:13; Exo. 20:10).
35.- Jesús fue el Señor del Sábado (Mar. 2:28); es decir, lo amó y preservó, como el esposo es señor de la esposa y la ama y protege (1 Pedro 3:6).
36.- El vindicó el Sábado en su misericordia como una institución diseñada   para beneficio del hombre (Mar. 2:23-28).
37.- En vez de abolirlo, Jesús enseñó cuidadosamente cómo debía guardarse el Sábado (Mat. 12:1-13).
38.- Enseñó a sus discípulos a no hacer nada en el Sábado, que no fuera "legal" (Mat. 12:12).
39.- Jesús instruyó a sus apóstoles en el sentido de que el Sábado sería guardado cuidadosamente y con oración 40 años después de Su resurrección (Mat. 24:20).
40.- Las santas mujeres que habían estado con Jesús guardaron reverentemente el Sábado después de Su muerte (Luc. 23:56).
41.- Treinta años después de la resurrección de Jesús el Espíritu Santo lo llamó expresamente "día de reposo" (Hechos 13:14).
42.- Pablo, el apóstol de los gentiles, lo llamó "día de reposo" el año 45 d.C. (Hechos 13:27). ¿Lo ignoraba Pablo? ¿O creeremos a los maestros modernos que afirman que había dejado de ser el Sábado después de la resurrección de Cristo?
43.- Lucas, el inspirado historiador cristiano que escribe en el año 62 d.C., lo llama "día de reposo" (Hechos 13:44).
44.- Los gentiles convertidos lo llamaron el Sábado (Hechos 13:42).
45.- En el gran Concilio Cristiano, celebrado el año 52 d.C., en presencia de   los apóstoles y de miles de discípulos, Santiago lo llama "día de reposo" (Hechos 15:21).
46.- Era costumbre tener reuniones de oración en ese día (Hechos 16:13).
47.- Pablo leyó públicamente las Escrituras en ese día (Hechos 17:2-3).
48.- Pablo acostumbraba predicar en ese día (Hechos 17:2).
49.- El libro de Hechos registra 84 reuniones celebradas en ese día (Hechos   13:14, 44; 16:13; 17:2; 18:4).
50.- Nunca hubo ninguna disputa entre los cristianos y los judíos con respecto al día Sábado. Ello es una prueba de que los cristianos observaban   unánimemente el mismo día que los judíos.
51.- En todas las acusaciones que se presentaban contra Pablo, ninguna era porque violara el Sábado. ¿Por qué no lo hicieron si él hubiese sido un trasgresor?
52.- Pablo mismo declaró expresamente que él había guardado la ley: "Ni contra la ley de los judíos, ni contra el templo, ni contra César he pecado en nada" (Hechos 25:8). ¿Cómo podría haber sido cierto esto si no hubiera guardado el Sábado?
53.- En el Nuevo Testamento el Sábado se menciona 59 veces, y siempre con respeto, dándole el mismo título que llevaba en el Antiguo Testamento:   "el día de Sábado".
54.- No se dice nada en el Nuevo Testamento de que el Sábado haya sido abolido, hecho a un lado, cambiado o algo por el estilo.
55.- Dios nunca ha dado permiso a ningún hombre para que trabaje en ese día. Amigo, ¿con qué autoridad utiliza usted el día Sábado para hacer trabajo común?
56.- Ningún cristiano del Nuevo Testamento hizo trabajo ordinario en el séptimo día, ni antes ni después de la resurrección. Muéstrenos un solo caso, y dejaremos de insistir en esto. ¿Por qué habrían de actuar los cristianos modernos en forma diferente a los cristianos de la Biblia?
57.- No existe ningún registro de que Dios haya retirado sus bendiciones o su santificación del séptimo día.
58.- Del mismo modo que el Sábado fue guardado en el Edén antes de la caída, así será observado en la tierra nueva después de la restauración (Isa.   66:22-23).
59.- El Sábado, séptimo día, es una parte de la ley de Dios, tal como salió de Su boca y fue escrita por Su propio dedo sobre las tablas de piedra en el   monte Sinaí (véase Exo. 20). Cuando Jesús comenzó Su obra, declaró expresamente que no había venido a destruir la ley: "No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas: no he venido para abrogar, sino para cumplir" (Mat. 5:17).
60.- Jesús condenó severamente a los fariseos y los calificó de hipócritas por pretender amar a Dios mientras que al mismo tiempo invalidaban uno de los diez mandamientos por causa de sus tradiciones. La observancia del domingo no es más que una tradición de hombres.

II.- Cuarenta Hechos Bíblicos con Respecto al Primer Día de la Semana.-
1.- Lo primero que se registra en la Biblia es que el domingo, el primer día de la semana, es un día común de trabajo (Gén. 1:1-5). Esto fue determinado por el Creador mismo. Si Dios hizo la tierra en domingo, o primer día de la semana, ¿puede ser un acto de impiedad trabajar los domingos?
2.- Dios ordenó a los hombres trabajar el primer día de la semana al incluirlo en el paquete de "seis días" de trabajo (Exo. 20:8-11). ¿Es erróneo obedecer esta ordenanza de Dios?
3.- Ninguno de los patriarcas guardó jamás el domingo.
4.- Ninguno de los santos profetas guardó jamás el domingo.
5.- Por mandato expreso de Dios su pueblo santo usó el primer día de la semana como un día común de trabajo durante por lo menos 4.000 años.
6.- Dios mismo lo incluye dentro del conjunto de los seis días de trabajo (Eze. 46:1).
7.- Dios no descansó en ese día.
8.- Dios nunca lo bendijo.
9.- Cristo no descansó en ese día.
10.- Jesús fue carpintero (Mar. 6:3), y trabajó en su taller durante 30 años.   Él guardó el Sábado (como se señaló en los 60 hechos bíblicos anteriores a estos), pero trabajó los seis días de la semana, como todos admiten. Hizo mucho trabajo pesado los domingos.
11.- Los apóstoles trabajaron el domingo durante toda su vida.
12.- Los apóstoles nunca descansaron ese día.
13.- Cristo nunca lo bendijo.
14.- Nunca ha sido bendecido por ninguna autoridad divina.
15.- Nunca ha sido santificado.
16.- Jamás fue dada ninguna ley bíblica para imponer la observancia del domingo. De ahí que no es transgresión trabajar ese día. "Porque donde no hay ley tampoco hay transgresión" (Rom. 4:15; Juan 3:4).
17.- El Nuevo Testamento no prohíbe en ninguna parte trabajar en ese día.
18.- No existe ninguna penalidad en la Biblia por violar el domingo.
19.- Ninguna bendición se promete para los que observan el domingo.
20.- No conozco ninguna regulación en cuanto a la forma en que debía ser observado. ¿Sería ese el caso si Dios quisiera que lo observásemos?
21.- Nunca se lo ha llamado el reposo cristiano.
22.- Jamás se lo ha llamado Sábado.
23.- Jamás se lo ha llamado día del Señor.
24.- Jamás se lo ha llamado día de descanso.
25.- Jamás se le ha aplicado ningún título sagrado. Entonces, ¿por qué habríamos nosotros de llamarlo santo?
26.- Se llama simplemente "primer día de la semana".
27.- Jesús nunca lo mencionó en ningún sentido, ni jamás el nombre de ese día estuvo en Sus labios, hasta lo muestran los registros.
28.- La palabra domingo nunca aparece en la Biblia.
2
9.- Ni Dios, ni Cristo, ni los hombres inspirados dijeron jamás una palabra inspirada en favor del domingo como día santo.
30.- El primer día de la semana se menciona solamente ocho veces en todo el Nuevo Testamento (Mat 28:1; Mar. 16:2, 9; Luc. 24:1; Juan 20:1,19; Hechos 20:7; 1 Cor. 16:2).
31.- Seis de estos textos se refieren al mismo primer día de la semana.
32.- Pablo instruyó a los santos a que atendieran los asuntos seculares en ese día (1 Cor. 16:2).
33.- En todo el Nuevo Testamento tenemos sólo un registro de una reunión (la Pascua) celebrada en ese día, y ésta tuvo lugar en la noche (Hechos 20:5-12).
34.- No existe ninguna mención de que hayan celebrado alguna otra reunión antes o después de aquella.
35.- No era la costumbre reunirse en ese día.
36.- No hubo ningún requerimiento de partir el pan en ese día.
37.- Sólo tenemos un registro de que se haya hecho algo en ese día (Hechos   20:7).
38.- Eso se hizo en la noche, pasada la medianoche (versos 7-11). Jesús celebró la Pascua el jueves por la noche (Luc. 22), y los discípulos durante un tiempo la celebraban todos los días (Hechos 2:42-46).
39.- La Biblia no dice en ninguna parte que el primer día de la semana conmemore la resurrección de Cristo. Esta es una tradición de los hombres, lo cual invalida la ley de Dios (Mat. 15:1-9). El bautismo es el que conmemora la sepultura y la resurrección de Jesús (Rom. 6:3-5).
40.- Finalmente, el Nuevo Testamento guarda completo silencio con respecto a cualquier cambio del día de reposo o de cualquier intento de santificar el primer día de la semana.
He aquí 100 hechos bíblicos indiscutibles sobre esta cuestión. Estos muestran conclusivamente que el séptimo día es el Sábado del Señor, tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo Testamento.
Este artículo fue impreso originalmente por la Review and Herald Publishing Association en el año 1885. Fue reimpreso en el libro "El Domingo Viene" de Edward Reid.

Sábados Morales y Sábados Ceremoniales
El Sábado moral es aquel que pertenece a la ley moral, o sea, a los diez mandamientos, y que fue creado junto con la aparición de este viejo planeta   Tierra. Esto está en Génesis 2:2-3. Por otro lado, existen los sábados ceremoniales, que son aquellas fiestas de descanso (no nos olvidemos que la   palabra sábado quiere decir descanso, y así es traducida en muchas versiones de la Biblia hoy en día) establecidas por Dios, pero que podían caer en cualquier día de la semana. Aun así, eran guardados, esto es, en aquellos días no se realizaba ningún trabajo, porque también eran considerados como siendo días santos, separados para Dios. La siguiente tabla comparativa podrá aclararnos un poco más estos dos conceptos, que tan fácilmente han confundido a muchos estudiosos de las Sagradas Escrituras.
 

 Sábado Moral
Sábado Ceremonial
Instituido en la creación
Instituido en el Sinaí
Dios descansó
Dios no descansó
El propio Dios lo anunció y lo escribió con Su dedo Exodo 32:15-16
Dios procedió de modo diferente Deut. 31:24-26
Guardado cada semana; Exo. 20:8
Guardado una vez al año
El cuarto mandamiento no incluye sábados anuales  Exo. 20:8
El sábado anual no incluye Sábados del Señor; Lev. 23:37-38
Es una señal eterna; Exo. 31:16-17
Debía cesar; Ose. 2:11 y Dan. 9:27
No fue abolido; Hechos 15:21; 17:1-2; 18:4; Mat. 24:20; Luc. 23:56.
Acabó en la cruz; Efe. 2:14-15; Col. 2:14-17;
Dios lo llama de mi Sábado Eze. 20:20; Lev. 19:30;
Dios lo llama de su Sábado Ose. 2:11; Isa. 1:13;

Los Sábados Ceremoniales.-
La Biblia nos muestra que existen precisamente siete sábados ceremoniales o fiestas del antiguo Israel, fuera del Sábado semanal o moral (Lev.23:3). También son conocidos como pertenecientes a la ley Mosaica, porque fue Moisés que los escribió, y no Dios directamente. Esos sábados, fuera de los sábados del Señor (Lev. 23:38) son los siguientes:
1.- La Pascua.-
Podemos
 encontrar esta fiesta, a la cual tenían que comparecer todos los judíos (Exo.23:17), en Lev. 23:4-5; Exo. 23:14-15; 34:18 y en Deut. 16:1-8. Se celebraba a los 14 días del primer mes, Abib o Nisán.
2.- El Pentecostés.-
Esta fiesta la encontramos en Lev. 23:15-22 y en Deut. 16:9-12. Se celebraba 50 días después de la Pascua.3.- La Fiesta de las Trompetas.-
Esta fiesta la encontramos en Lev. 23:23-25. Se celebraba el primer día del séptimo mes, Tishri.
4.- La Fiesta de los Tabernáculos, o de las Cabañas, o de las Tiendas.- Esta fiesta la podemos encontrar en Lev. 23:33-44. Se celebraba los días 15 del séptimo mes, Tishri.( Primer y último día de la fiesta)
5.- El Día de la Expiación.-
Este
 era considerado un día de juicio para Israel. Había santa convocación en este día. Nadie trabajaba, al igual que en los otros sábados ceremoniales. Pero este era un día todo especial para los Israelitas: en este día todos los pecados cometidos durante el año eclesiástico, eran perdonados. Los pecados simbólicamente colocados, día tras día, en el santuario terrestre a través del servicio expiatorio realizado por el sacerdote, eran ahora transferidos, a través de un macho cabrío, del santuario terrestre hacia el macho cabrío, y de este al desierto, donde moría. Este macho cabrío se llamaba Azazel y representa a Satanás. El otro macho cabrío, que era sacrificado en ese día, representa a Cristo, el verdadero Cordero de Dios que quita el pecado del mundo (Juan 1:29).
Este trabajo tipificado por el sacerdote en el santuario terrestre, está ahora siendo realizado por Cristo en el santuario celestial, del cual el santuario terrestre era una figura, con todos sus servicios. Lea Hebreo capítulos 8 y 9 para mayores informaciones sobre este tema, y también lea todo el capítulo 16 de Levítico y Lev. 23:26-32. Se celebraba el día décimo del séptimo mes, Tishri.
6.- La Fiesta de los Panes Azimos.-
Esto lo podemos encontrar en Lev. 23:6-8. Note que aquí hay dos sábados ceremoniales: el primer día y el último día de esta fiesta, con lo cual completamos los siete sábados ceremoniales. Se celebraba a los quince días   del primer mes, Abib o Nisán. Duraba una semana.
Por el hecho de que la cuenta de esos sábados dependía del inicio del año religioso, que por su vez se basaba en el calendario lunar, ellos podían caer   en cualquier día de la semana. Cuando coincidían con el Sábado semanal o   moral, ese día era llamado de "gran Sábado" (Juan 19:31).
Todas estas fiestas tenían un profundo significado simbólico, y apuntaban todas hacia Cristo y a Su servicio expiatorio en el Santuario Celestial y a Su segunda venida.

Material Recopilado por: Jairo Carrizales, 28 años. Primer Anciano de La iglesia Adventista del Septimo Día de Anaco, Estado Anzoátegui -Venezuela.   Email: jacarry@hotmail.com .Para otras consultas, puedes escribir a mi buzón electrónico.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi lista de blogs

Temas

1290 ( 1 ) 1335 ( 2 ) 1844 ( 14 ) 1929 ( 1 ) 2012 ( 1 ) 2300 ( 6 ) 666 ( 4 ) 7 plagas ( 2 ) 70 Semanas ( 2 ) Abusos a menores ( 3 ) Adoración ( 8 ) Advenimiento ( 6 ) Adventistas ( 54 ) Alimentación ( 3 ) Anette Moreno ( 1 ) Ángel Gabriel ( 1 ) Ángeles ( 1 ) Angelología ( 1 ) Anglicanos ( 2 ) Antíoco ( 2 ) Antitrinitarios ( 7 ) Apocalipsis ( 31 ) Apocalipsis 10 ( 1 ) Apocalipsis 12 ( 1 ) Apocalipsis 13 ( 13 ) Apocalipsis 14 ( 6 ) Apocalipsis 17 ( 8 ) Apocalipsis 18 ( 2 ) Apocalipsis 7 ( 4 ) Apologética católica ( 1 ) Apostasía ( 6 ) Argentina ( 3 ) Babel ( 1 ) Babilonia ( 7 ) Barack Obama ( 2 ) Bautismo ( 2 ) Ben Carson ( 2 ) Benedicto XVI ( 15 ) Bestia de Apocalipsis ( 8 ) Biblia ( 3 ) Biblia satánica ( 1 ) Bisexuales ( 4 ) Brasil ( 1 ) Carismáticos ( 1 ) Catolicismo ( 21 ) Católicos alemanes ( 2 ) Católicos en accción ( 15 ) Católicos en acción ( 10 ) Celibato ( 1 ) Cielo ( 2 ) Clifford Goldstein ( 2 ) CMI ( 1 ) Comidas y bebidas ( 1 ) Comunismo ( 1 ) Concilio Vaticano II ( 1 ) Congreso Mundial de la AG ( 5 ) Creacionismo ( 1 ) Crisis de la Iglesia Católica ( 6 ) Cristianismo ( 10 ) Crucifijo ( 3 ) Cuarto Ángel ( 1 ) Cuba ( 1 ) Cuerno pequeños ( 4 ) Culto ( 2 ) Daniel ( 19 ) Daniel 8 ( 2 ) Dario Raa ( 1 ) David Gates ( 6 ) Debates teológicos ( 15 ) Denuncias a la ICAR ( 2 ) Desastres naturales ( 5 ) Día de Reposo ( 7 ) Discidentes ( 5 ) Disidentes ( 28 ) Dispensacionalismo ( 1 ) DOCTRINAS ( 30 ) Domingo ( 4 ) Don de lenguas ( 1 ) Don Profético ( 1 ) Dr. Alberto Timm ( 4 ) Dr. Alberto Treiyer ( 9 ) Dr. Ángel Manuel Rodríguez ( 6 ) Dr. Carlos A. Steger ( 1 ) Dr. Clifford Goldstein ( 1 ) Dr. Fernando Canale ( 1 ) Dr. George Knight ( 1 ) Dr. Gerhard Pfandl ( 2 ) Dr. José Evelio García ( 1 ) Dr. Marco Tulio Terreros ( 1 ) Dr. Marcos Blanco ( 1 ) Dr. Mario Veloso ( 3 ) Dr. Marvin Moore ( 2 ) Dr. Merlin D. Burt ( 1 ) Dr. Miguel Ángel Núñez ( 2 ) Dr. Samuel Núñez ( 1 ) Ébola ( 1 ) ECUMENISMO ( 16 ) EE.UU. ( 8 ) El cuerno pequeño ( 7 ) El Gran Conflicto ( 4 ) El Remanente ( 8 ) El Santuario ( 7 ) El Vaticano ( 4 ) Elena G. de White ( 9 ) Elena G. de White y la Trinidad ( 7 ) Escándalos de la ICAR ( 2 ) España ( 2 ) Espiritismo ( 2 ) Espíritu de Profecía ( 1 ) Espíritu Santo ( 3 ) Evangélicos ( 33 ) Evangelio ( 1 ) Evangelismo ( 4 ) Ex-pastores ( 10 ) Falsa adoración ( 7 ) Falsas Religiones ( 2 ) Fernando Aranda Fraga ( 1 ) Fidel Castro ( 1 ) Fiestas paganas ( 3 ) Fin del mundo ( 10 ) Francisco I ( 21 ) Fraudes religiosos ( 3 ) Fuerte pregón ( 1 ) Futurismo ( 1 ) Gambetta ( 20 ) Gays ( 4 ) Génesis ( 1 ) Gillermo Miller ( 1 ) Halloween ( 1 ) Herejías ( 31 ) Hijas de Babilonia ( 6 ) Historia de la IASD ( 11 ) Homosexualidad ( 8 ) Hugo Gambetta ( 20 ) IASD Movimiento Reforma ( 1 ) Identidad profética ( 10 ) Idolatría ( 2 ) Ídolos ( 1 ) Iglesia Adventista del Evangelio Eterno ( 1 ) Iglesia Adventistas del Séptimo Día ( 26 ) Iglesia Católica Apostólica y Romana ( 23 ) Iglesia y mundo contemporaneo ( 23 ) II Guerra Mundial ( 1 ) Iluminattis ( 1 ) Imagen de la bestia ( 1 ) Infierno ( 3 ) Inglaterra ( 1 ) Intersexuales ( 4 ) Irán ( 1 ) Israel ( 2 ) Italia ( 2 ) Jack Sequeira ( 1 ) Jesuitas ( 3 ) Jesús Adrián Romero ( 1 ) Johannes Greber ( 4 ) John MacArthur ( 1 ) Jorge Mario Bergoglio ( 12 ) Juan Hus ( 1 ) Juan Luís Cipriani ( 1 ) Juan Pablo II ( 1 ) Juan Vicente Boo ( 1 ) Judíos ( 1 ) juicio final ( 2 ) Juicio Investigador ( 8 ) Justificación por la fe ( 3 ) Kevin Rodríguez ( 1 ) La Deidad ( 8 ) La Gran Esperanza ( 2 ) La gran ramera ( 2 ) La ley dominical ( 10 ) La marca de la bestia ( 15 ) Las 7 trompetas ( 3 ) Lesbianas ( 4 ) Lesbianismo ( 6 ) Ley de Dios ( 14 ) LGTBI ( 4 ) Libertad Religiosa ( 6 ) Libros ( 1 ) Locuras sociales ( 26 ) Los 10 mandamientos ( 10 ) Los 144000 ( 5 ) Luis Gonzalves ( 4 ) Luteranos ( 1 ) Marcos Witt ( 1 ) María ( 1 ) Mary Glasspol ( 1 ) Masones ( 1 ) Matrimonios Gays ( 6 ) Mensaje de los tres ángeles ( 4 ) Milagros ( 2 ) Ministerios Independientes ( 1 ) Misticismo ( 1 ) Mormones ( 1 ) Muerte ( 3 ) Música ( 4 ) Música evangélica ( 5 ) Musulmanes ( 4 ) Navidad ( 1 ) New Age ( 1 ) Norberto Restrepo ( 9 ) Noticias adventistas ( 9 ) Novelas ( 1 ) Nueva Era ( 6 ) Nwe Age ( 3 ) Obispos católicos ( 1 ) Ocultismo ( 3 ) Oraciones ( 1 ) Ordenación de la Mujer ( 18 ) Otras denominaciones ( 6 ) Padre Federico Lombardi ( 4 ) Padrenuestro ( 1 ) Papa ( 29 ) Pare de Sufrir ( 3 ) Pastor Jens M. Kruse ( 1 ) Pastores adventistas ( 1 ) Pastores evangélicos ( 6 ) Pederastía ( 2 ) Películas ( 3 ) Pentecostales ( 2 ) Perfección ( 1 ) Perfeccionismo ( 1 ) Personas Transgénero ( 4 ) Perú ( 2 ) Pio XII ( 2 ) Pioneros adventistas ( 7 ) Postmodernismo ( 7 ) Pr. Doug Batchelor ( 2 ) Pr. Esteban Bohr ( 4 ) Pr. Heyssen J. Cordero ( 2 ) Pr. Luís Gonçalves ( 3 ) Pr. Patricio Olivares ( 1 ) Problemas teológicos ( 13 ) Profecía ( 56 ) Profecía falsa ( 12 ) Pronunciamientos del Heraldo ( 11 ) Pueblo de Dios ( 1 ) Rapto secreto ( 2 ) Recursos ( 1 ) Reforma Pro Salud ( 6 ) Reformistas ( 6 ) Reino Unido ( 1 ) Religión ( 4 ) Religiones comparadas ( 15 ) Resurrección ( 1 ) Rezar ( 1 ) Rezo ( 1 ) Roma ( 36 ) Rosario ( 1 ) Rowan Williams ( 1 ) Sábado ( 22 ) Sacerdotes católicos ( 4 ) Salud adventista ( 10 ) Salvación por Gracia ( 9 ) Salvación por obras ( 8 ) Santos y Santas ( 6 ) Santuario ( 5 ) Santuario Celestial ( 7 ) Satanismo ( 3 ) Sectas ( 7 ) Secularismo ( 3 ) Segunda Venida ( 6 ) Sello de Dios ( 19 ) Señor de los milagros ( 1 ) Sermones ( 2 ) Sistema papal ( 12 ) Sodomismo ( 1 ) Ted Wilson ( 3 ) Teología ( 12 ) Terremotos ( 5 ) Testigos de Jehová ( 5 ) Theodore McCarrick ( 1 ) Tradiciones ( 4 ) Trinidad ( 11 ) Trinitarismo ( 7 ) Vegetarianismo ( 5 ) Videos adventistas ( 29 ) Virgen María ( 3 ) Watchtower ( 5 )