SUSCRÍBETE

Ingresa tu e-mail:

Delivered by FeedBurner

Te llegará todas las entradas a tu correo electrónico

EL RINCÓN DEL TEÓLOGO

Artículos, estudios y más sobre temas teológicos, bíblicos y sistemáticos.

EVANGELISMO, DISCIPULADO Y GRUPOS PEQUEÑOS

Artículos, sermones, seminarios, libros y videos sobre la mujer manera de hacer discípulos: GRUPOS PEQUEÑOS

REFLEXIONES...

Un lugar donde encontrarás reflexiones sobre la vida y el ministerio pastoral desde la vista de un joven pastor.

MENSAJES DE ESPERANZA

Sermones, meditacions, bosquejos de sermones y recomendaciones homilíticas.

NUESTRO MINISTERIO PASTORAL

Todos sobre nuestro ministerio pastoral, recursos, noticias y actividades a lo largo de nuestro ministerio.

Puntero

Chat gratis

jueves, 11 de noviembre de 2010

LOS EVANGÉLICOS EN GENERAL: ¿LOS ABANDERADOS DE LA SALVACIÓN POR GRACIA?- Parte IV

A estas alturas, algunos lectores habrán llegado a conclusiones diversas. Si por alguna razón muchos evangélicos se han ofendido con mis escritos, les confieso que he tratado de ser respetuoso, y no he utilizado mis opiniones sino que muy por el contrario, he tratado, en lo posible, presentar fielmente las declaraciones bíblicas.

Cuando predicar la VERDAD se convierte en “ERROR”: Un pastor evangélico arremete
         Daniel Brito, pastor de las Asambleas de Dios y administrador de un blog “El blog del Pastor Daniel, publicó un artículo titulado “Los Adventistas y su evangelismo manipulado”, en la que abiertamente asevera que los Adventistas del Séptimo Día tienen un método manipulador de evangelismo, esto por el énfasis en el mensaje del sábado, como día de reposo y sello de Dios. El artículo declara en definitiva que los Adventistas del Séptimo Día manipulan las mentes de muchos al decirles que el domingo es la marca de la bestia y el sábado es el sello de Dios.
         Tal declaración e interpretación es sin duda una afrenta directa a la teología adventista, aseveran que predicar un mensaje que declara que el domingo es la marca de la bestia es presentar un mensaje manipulador, pues estamos diciendo: “si no adoras a Dios en el día sábado o no guardas el día sábado, tendrás la marca de la bestia, y por ende serás destruido en el infierno en la segunda venida de Cristo”.
         ¿Es ese un mensaje manipulador? ¿Desde cuándo predicar conforme a lo que la Biblia menciona se ha convertido en manipulador? Diremos que Dios es manipulador cuando dice: “Si no obedeces al Señor tu Dios, para cuidar de poner por obra todos sus mandatos y normas, que te ordeno hoy, vendrán sobre ti y te alcanzarán las siguientes maldiciones” (Dt. 28:15). Los adventistas del Séptimo Día predican un mensaje bíblico, no sus opiniones personales.
         Pablo dijo a Timoteo: “Que prediques las Palabra, que instes a tiempo y fuera de tiempo. Convence, reprende y anima, con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina; antes teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus pasiones, apartarán de la verdad el oído, y se volverán a fábulas” (2 Tim. 4:2-4).
         No tengo más que decir sino lo que la Palabra de Dios me dice que predique. Si la gente rechaza el mensaje del sábado en el contexto del fin del tiempo, escatológicamente hablando, es porque es un mensaje que demanda mucha fe. ¿En qué se diferencia un católico con un evangélico? No lo sé, tal vez basta únicamente con darle una mirada a Catholics and Evangelicals Together: The Christian Mission in the Third Millennium (Católicos y Evangélicos Unidos: La misión cristiana en el tercer milenio) firmado por más de 40 líderes evangélicos y católicos en New York a comienzos de 1994, donde comparan sus doctrinas y concluyen que son más sus similitudes que sus diferencias, y aún ellas son simples. ¡Oh mis amigos! ¿Cómo no van a ser similares si son madre e hija, según el Apocalipsis de Juan?
         El mensaje del sábado como sello de Dios en contraposición con la marca de la bestia o día domingo, es real en la Biblia. Eso no es manipular con el mensaje, es simplemente mostrar lo que otros quieren ocultar flagrantemente. La Iglesia Adventista del Séptimo Día no predica lo que la gente desea oír (la mayoría desea escuchar mensajes para calmar la “comezón” de sus vidas), superación personal, prosperidad a cambio de un poco de dinero, sino que muy por el contrario, los adventistas predican lo que Dios desea que la gente conozca, que conozca qué implica conocerlo, y qué pasará con los que no escuchan Su mensaje real.
         En fin, no es intensión del presente escrito hablar acerca del sábado como sello de Dios, pues ya se ha escrito acerca de este tema (complicado y quisquilloso para el mundo evangélico en general), sino en mostrar abiertamente si los Evangélicos en general son los abanderados de la salvación por gracia mediante la fe en Cristo.

Un noticia sorprendente
La siguiente noticia me dejó sorprendido. Debo confesar que aunque el mundo cristiano evangélico con frecuencia me sorprende con sus ideas, esta noticia fue especial. La iglesia Anglicana en los Estados Unidos, al ver la poca asistencia a sus templos, contrataron a expertos en marketing para que les den una explicación y solución al problema. Después de haber hecho estudios técnicos, finalmente concluyeron: “Desterrar de las iglesias la cruz y cualquier alusión al crucificado para atraer más público.” Según esta noticia, no convencidos de los resultados contrataron los servicios de dos agencias más, la primera concluyó: “las aproximaciones tradicionales que muestran a Jesús en la cruz y las citas de la Biblia, no atraen a los que no asisten a las iglesias” y la segunda agencia determinó, “la gente no quiere ser sermoneada y no quiere imágenes tradicionales de Jesús en la cruz. La clave es lograr que la gente ingrese a los templos y dejar que tengan sus propias ideas”.[1]
Con razón, John F. MacArthur, señala categóricamente, “la iglesia evangélica se ha vuelto mundana, y no solo mundana por negligencia sino con deliberado propósito. Se están levantando todo el tiempo vientos de indulgencia doctrinal”.[2]
Duras palabras, pero que sin duda expresan la condición real de la mayoría de iglesias evangélicas atareadas por ganar “almas para Cristo”. Pero está hablando John F. MacArthur, uno de los más notables representantes de la teología evangélica.

Un verdadero evangelio MANIPULADOR
Las iglesias del tipo pentecostal y las carismáticas, evangélicas diversas, las milagrosas con extraños objetos “sagrados” a cambio de una suma de dinero y “fe” son la clara evidencia de que han perdido su punto de partida en la Biblia, la Palabra de Dios. Es interesante notar que los predicadores evangélicos más famosos son los extravagantes que se han hecho aclamados por sus sermones de motivación o de superación personal, de prosperidad y de milagros por doquier, todo ello matizado con una “larga lista de chistes o comentarios jocosos”. Y es que a leguas se nota que se han dado cuenta que el mundo actual adolece de esos temas.
No es desconocido que las iglesias evangélicas independientes o nuevas, hacen caso al marketing. Hacen un estudio de mercado, notan qué es lo que la gente necesita, ¿qué necesita? Dinero, entonces ofrecen “lluvias de prosperidad”, ¿qué más necesitan? Superación personal, entonces “Hijo de Dios, pide, no mendigues”, ¿algo más? Vencer el estrés, entonces démosle técnicas anti- estrés, ¿y Biblia? Pues claro que sí, algunos versos para apoyar nuestras ideas. Ah, eso sí, no mucho, pues la Biblia no les gusta.
         Sin duda Pablo habló por inspiración divina, “Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina; antes teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus pasiones, apartarán de la verdad el oído, y se volverán a fábulas” (2 Tim. 4:4). Me pregunto si ese mensaje no es una verdadera manipulación de masas.

La “INDRUSTIA DE LA EXPERIENCIA
         Este término es acuñado por los gurúes del marketing, y se refiere en últimas en capitalizar lo que la gente realmente necesita, esto es, espiritualidad, no la religión, la gente en la actualidad desea vivir una experiencia de fe, en algo o en alguien, una religión que apela al corazón, al sentimiento y no a la razón. Donde las doctrinas centrales de la Biblia, son menoscabadas, por la búsqueda “del Espíritu Santo”, “o la emoción por Cristo”.
         El objetivo de este pensar “cristiano” es la satisfacción del cliente para aumentar el número de nuevos clientes, a esto es  marketing.
 Según el modelo de iglesia-empresa, (1) el pastor es un profesional, un gerente en ventas, pues sabe lo que el cliente necesita, (2) la iglesia viene a ser la empresa, donde se debe vender “algo”, un producto que tenga aceptación o demanda, (3) los miembros de la iglesia son colaboradores y/o clientes, (4) las visitas nuevas, con mis clientes en perspectiva. Finalmente, (5) las otras  denominaciones cristianas y actividades seculares son la competencia.
Todas las conclusiones a las que llegaron los expertos en marketing  son sin duda alguna, herejías para cualquier lector de la Biblia.
Crhistian  A. Schwarz,  quien es el Director del Instituto para el Desarrollo Natural de la Iglesia afirma que entre el años 1994 y 1996 su organización emprendió una investigación completa  que pretendía descubrir porqué algunas iglesias crecían y otras no. Para ello estudió a más de 1000 iglesias en todos los cinco continentes, el resultado de este arduo trabajo demostró lo siguiente: (1) liderazgo capacitador, (2) ministerio orientado por los dones, (3) espiritualidad contagiosa, (4) estructuras funcionales, (5) adoración inspiradora, (6) grupos pequeños integrales, (7) evangelismo orientado a las necesidades y (8) relaciones de cuidado. Según          Schwarz si una iglesia posee estas características las “iglesias funcionarán siempre”, pero sin ofender a los admiradores del gurú en iglecrecimiento, cuando él pregunta a sus lectores, ¿Es el servicio de adoración una experiencia inspiradora para los que asisten a la iglesia?, y la respuesta es casi unánime, “es divertido”.[3] No hay duda que las iglesias evangélicas en general cumplen su objetivo, música rock, luces sicodélicas, coreografías, números artísticos, predicaciones extravagantes y lejanos a las verdades de la Biblia.

¿Dónde quedó la “salvación por gracia” que tanto pregonan los evangélicos?
         A leguas se nota que la “gracia” es mal entendida; creen que por ser “gracia” puede ser menoscabada y pasado por alto.
         Las obras para los evangélicos no son los 10 Mandamientos en su totalidad sino una parte de ellas (no lo dicen probablemente pero lo hacen al no observar el día sábado como día de reposo dado por Dios desde el principio según Gn.2:2,3), y si no consideran la validez de ellas en el plan de salvación (como un “ayo” a Cristo) simplemente jamás entenderán su importancia en el fin del tiempo respecto al sello de Dios y la marca de la bestia (Apo.13).
         Alguien dijo “la justificación por la fe sin la Ley es como un mal chiste, sin gracia”.  Sin duda expresa una gran verdad desde el punto de vista bíblico.

CONCLUSIONES
         Después de haber recorrido en nuestro estudio de la Biblia sobre la verdad acerca de la Salvación por gracia mediante la fe en Cristo, reconocemos que no hemos tocado algunos temas que hubieran sido necesarios, pero que esto sirva de punto de partida para que muchos lo aborden. Si Ud. Se ha sentido ofendido con lo que se ha escrito, repito, únicamente presento lo que la Biblia nos dice hagamos. Por otro lado, si alguno desea hacer apologética conmigo por los escritos dados, son bienvenidos, eso sí de manera alturada.
         Con lo dicho podemos concluir en los siguientes punto:
  1. La Iglesia Adventista del Séptimo Día, ama, cree, enseña y predica que la salvación del hombre, nunca se alcanzó por las obras de la Ley, sino que se alcanzó desde el principio allá en Génesis y hasta el fin por gracia mediante la fe en Cristo Jesús.
  2. La Ley de Dios, o los 10 Mandamientos para la Iglesia Adventista del Séptimo Día tienen como propósito principal conducirnos a Cristo, pues es el “ayo” para llevarnos a Cristo.
  3. Se conoce verdaderamente a Dios si se guarda Sus Mandamientos en su totalidad, incluyendo el cuarto, es decir el sábado como día de reposo.
  4. No es un mensaje manipulador el enseñar la verdad bíblica, muy por el contrario es el mandato de Dios.
  5.  Un mensaje manipulador es enseñar lo que la gente desea escuchar, mensajes acomodados a conveniencias e intereses personales. Una iglesia que parece más un mercado que un lugar que adora realmente a Dios.
  6. La “industria de la experiencia” apunta directamente a las “obras”, tendrás “esto” si haces “aquello”, generalmente dinero, sacrificios, como ayunos prolongados por varios días, vigilias desenfrenadas, ¿no son esas obras fuera del foco bíblico?
  7. Finalmente, “el soplo”, “el don de lenguas”, “los exorcismos”, “festival de milagros”, “caídas por el “espíritu santo”, ¿no son obras ajenas a la Biblia? No porque no sean bíblicas sino porque las que supuestamente la realizan ¡No han conocido a Dios y por tanto Dios no los conoce! De razón dice el texto: “En aquél día muchos me dirán: ‘Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu Nombre echamos fuera demonios, y en tu Nombre hicimos muchos milagros’ Entonces les diré: ‘¡Nunca os conocí! ¡Apartaos de mí, obradores de maldad’” (Mt. 7:22,23). Satanás es tan astuto que sabe falsificar los “prodigios de Dios”, y hace creer a los “abanderados de las salvación por gracia” que realmente los realizan. Sin duda, ¿cómo podría Dios actuar milagros y prodigios si no conocen a Dios según 1 Jn. 2:3,4?
Pr. Heyssen J. Cordero Maraví






[1]““Desháganse de la Cruz”, sugieren “expertos del marketing” a Iglesia Anglicana”, ACI Prensa (Consultado el 21 de octubre del 2010). En línea: http://www.aciprensa.com/noticia.php?n=1574
[2]John F. MacArthur, Avergonzados del evangelio. Cuando la iglesia se vuelve semejante al mundo (Grand Rapids, Michigan: Editorial Portavoz, 2001), 23.
[3]Crhistian  A. Schwarz, El ABC del desarrollo natural de iglesias (Terrassa, Barcelona: Clie, 1996), 14, 23.           

LOS EVANGÉLICOS EN GENERAL: ¿LOS ABANDERADOS DE LA SALVACIÓN POR GRACIA? - Parte III

Para entender mejor el asunto de la Ley, muchos predicadores utilizan la ilustración del espejo. En esta ilustración, la Ley es ejemplificada con un espejo, un espejo me muestra mi condición, es decir me muestra mi realidad, cuando me confronto con él, puedo ver si mi rostro está sucio, si necesito afeitarme, si mi peinado está bien, si tengo algún problema. Sin embargo, el espejo no puede hacer nada para que yo cambie mi condición o mi realidad, el espejo puede lavar mi suciedad, porque no es su función. Yo necesito agua. Entonces el espejo tiene el objetivo de hacer ver mi suciedad e implícitamente conducirme al agua, para que yo sea lavado.
         De manera que, de acuerdo con la ilustración, la Ley es como el espejo, pues me muestra mi condición, me muestra mi error, y me dice que estoy mal en esto y aquello. La Ley no me da esperanza, me condena, ¡estás mal…! Sin embargo, tiene esa función, me muestra mi condición, me hace conocer el pecado, y finalmente yo entiendo que la Ley no puede hacer nada para lavar mi pecado, ¡yo necesito del agua!, y ¿quién es el agua? Cristo. Es por ello que la Ley es un “ayo”, un tutor para llevarnos a Cristo. Por ello el fin, el objetivo, la finalidad de la Ley es conducirnos a Cristo. Cristo sí puede lavarnos de nuestros pecados.
         ¿Te das cuenta qué maravillosa es la labor de la Ley de Dios? No es una carga como muchas veces la han mal presentado. La Ley es como diría el salmista, “Oh cuanto amo tu Ley, todo el día es ella mi meditación”.
         Pues bien, la serie de escritos, LOS EVANGÉLICOS EN GENERAL: ¿LOS ABANDERADOS DE LA SALVACIÓN POR GRACIA?, tienen como objetivo mostrar si realmente los que señalan a la Iglesia Adventista del Séptimo Día[1] como una iglesia legalista o seudo-cristiana, tienen base bíblica, así también presentar qué implica la Salvación por gracia mediante la fe en Cristo. En consecuencia, la presente apuntará específicamente a las características de los que realmente conocen a Dios, pues si creen en la salvación por gracia mediante la fe, en primer lugar hay que conocer a Dios.

¿Conoces a Dios?
         Sin duda alguna ésta pregunta insinúa una respuesta positiva, un rotundo ¡sí! No obstante, la pregunta, aunque parezca simple, es mucho más compleja de lo que parece. Mucha gente dice conocer a Jesús, lo pregona, lo predica, escriben de Él. Algunas otras lo tienen en una imagen en la sala de su casa, en su biblioteca, en una estampilla en el auto, en un collar, en un llavero, en fin…haciendo eso afirman conocer a Dios.
         Muchos líderes religiosos aseveran conocer a Dios, es más, hasta hablan en nombre de Él. Se autoproclaman como sus portavoces oficiales. Sin embargo, piden y piden dinero a la gente, se ven involucrados en escándalos muy lejanos a los ideales bíblicos.
         ¿Cómo sabemos que conocemos a Dios? Esta pregunta es clave, y es  la misma Biblia la que se encarga de darnos la respuesta, “En esto sabemos que conocemos a Dios, si guardamos sus mandamientos. El que dice: “Yo lo conozco”, y no guarda sus Mandamientos, es mentiroso y la verdad no está en él” (1 Jn. 2:3,4).
         ¡Oh amigos míos…! Cuando leí este texto por primera vez, me quedé pensando casi un día entero. En esos años simpatizaba con una iglesia dominical. Sin duda el texto, fue una estocada directa al corazón duro y de piedra que tenía. Cuando le consulté al pastor sobre este texto me dijo, “los mandamientos no se refieren a los 10 Mandamientos, sino a todo lo que Dios nos ha mandado en su Palabra…” Su respuesta me dejó muy feliz. El pastor no estaba en contra, sin embargo, hasta ese entonces no me había encontrado con “todos los mandamientos”, no los conocía, o mejor dicho, no los había leído.
         En expreso y sin rodeos, Juan, el discípulo amado de Jesús señala que la característica de alguien que conoce a Dios es, “guarda Sus Mandamientos”, ¿qué Mandamientos? En el escrito anterior (Parte II), vimos claramente que se refiere a los 10 Mandamientos de Éxodo 20: 3-17, si en su defecto a Mateo 22:37-39 que viene a ser lo mismo, un resumen.

Los mentirosos no serán salvos
         El mismo Juan que escribió el evangelio y las epístolas también declara en Apocalipsis “Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y mentirosos, tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda” (Apo. 21:8).
         Alguien es mentiroso no porque no tiene la verdad, la verdad es la Biblia, “Santifícalos en la verdad. Tu Palabra es verdad” (Jn. 17:17), más aún Cristo también es la Verdad “Jesús respondió: “Yo Soy el camino, la verdad y la vida. Nadie viene al Padre, sino por mí”” (Jn. 14:6).
         Entonces, si yo digo que conozco a Dios, y no guardo Sus Mandamientos, soy mentiroso  y lo soy porque la verdad no está en mí, es decir, la Biblia no está en mí y por supuesto que  Cristo no está en mí, ya que Él es la verdad.
         ¿Por qué la mentira es tan grave? El mismo Juan asevera “Vosotros sois de vuestro padre el diablo y los deseos de vuestro padre queréis cumplir. Él ha sido homicida desde el principio, y no permaneció en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira habla de lo que él mismo es; porque él es mentiroso y padre de mentira” (Jn. 8:44).
         Por lo tanto, todo aquél que cree, ama, enseñe y predique en la Salvación por gracia mediante la fe en Cristo Jesús y no conoce a Dios está en un error terrible. Y si dice que conoce a Dios y no guarda lo que él demanda, entonces soy mentiroso. No lo digo yo, lo dice la Palabra de Dios.

Las matemáticas de Dios
         Voy a utilizar otra vieja ilustración para explicar mejor el tema de la Ley de Dios y su cumplimiento en los que conocen a Dios. Esta es, las matemáticas de Dios.
         Cuando predicaba en una conferencia sobre profecías, después de una de las reuniones, se acercó un pastor evangélico y me dijo: “pastor, me he sentido muy mal con sus mensajes. Quiero decirle que puede ser que tenga razón en cuanto a que si no se guarda los Mandamientos, se es mentiroso, sin embargo únicamente Dios sabe si seré salvo o no. Además, yo cumplo casi todos los Mandamientos”.
¿Cuánto es 10-1? La respuesta común es, 1. No obstante, acostumbrados a las matemáticas de Dios (de que mil años es como un día 2 Pe. 3:8), nos daremos cuenta que 10-1=0. ¿Cómo va a ser 0 si 10-1=9? Bueno, las matemáticas de Dios son diferentes según Santiago “Porque el que guarda toda la Ley, y ofende en un solo punto, es culpable de todos. Porque el que dijo: “No cometerás adulterio”, también ha dicho: “No matarás”, si no cometes adulterio, pero matas, ya eres transgresor de la Ley” (Stg. 2:10,11).
En definitiva, no puedo decir, que guardo los Mandamientos, la Ley de Dios si yo lo los considero en su totalidad. Hay quienes dicen que guardan los Mandamientos de Dios, pero se olvidan de algunos, ¿un ejemplo? El sábado, pues sí. El cuarto Mandamiento menciona que debemos observarlo reconociendo que fue Dios, el Creador del mundo y lo que en él hay (Ex. 20:8-11 cf. Gn. 2:2,3).
  Por lo tanto, los Mandamientos de Dios deben ser guardados en su totalidad. Aquél que considera que la Salvación es por gracia mediante la fe en Cristo, debe considerar lo que Juan dice respecto a los que conocen a Dios.

Solución para la “mentira”
         Juan dice: “Y conoceréis la verdad, y la verdad os libertará” (Jn. 8:32). Ya vimos que la verdad no es un concepto, no es una teoría, sino que es Cristo mismo (Jn. 14:6), es Jesús que me hace libre del error, libre del pecado, únicamente Él, nadie más. La Ley me muestra mi condición, me dice mi error, pero me conduce a Cristo para que sea Cristo el que me lave de mi condición, es esa una de las funciones de la Ley.
         Si conocemos a Dios, obraremos continúa diciendo Juan en su epístola “El que dice que está en Él, debe andar como Él anduvo” (1 Jn. 2:6). No lo olvidemos.
         Podemos concluir hasta aquí, diciendo que somos salvos por gracia por medio de la fe, pero mi fe tiene que llevarme a las obras de la Ley, ellas son una consecuencia de mi conocimiento de Dios.

Continuará…        
        
        





[1] Es importante mencionar que cuando se habla de adventistas, la presente está hablando de los Adventistas del Séptimo Día específicamente. Cualquier otra vinculación con algún  grupo “adventista” es un error.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mi lista de blogs

Temas

1290 ( 1 ) 1335 ( 2 ) 1844 ( 14 ) 1929 ( 1 ) 2012 ( 1 ) 2300 ( 6 ) 666 ( 4 ) 7 plagas ( 2 ) 70 Semanas ( 2 ) Abusos a menores ( 3 ) Adoración ( 8 ) Advenimiento ( 6 ) Adventistas ( 58 ) Alimentación ( 3 ) Anette Moreno ( 1 ) Ángel Gabriel ( 1 ) Ángeles ( 1 ) Angelología ( 1 ) Anglicanos ( 2 ) Antíoco ( 2 ) Antitrinitarios ( 7 ) Apocalipsis ( 31 ) Apocalipsis 10 ( 1 ) Apocalipsis 12 ( 1 ) Apocalipsis 13 ( 13 ) Apocalipsis 14 ( 6 ) Apocalipsis 17 ( 8 ) Apocalipsis 18 ( 2 ) Apocalipsis 7 ( 4 ) Apologética católica ( 1 ) Apostasía ( 6 ) Argentina ( 3 ) Babel ( 1 ) Babilonia ( 7 ) Barack Obama ( 2 ) Bautismo ( 2 ) Ben Carson ( 2 ) Benedicto XVI ( 15 ) Bestia de Apocalipsis ( 8 ) Biblia ( 3 ) Biblia satánica ( 1 ) Bisexuales ( 4 ) Brasil ( 1 ) Carismáticos ( 1 ) Catolicismo ( 21 ) Católicos alemanes ( 2 ) Católicos en accción ( 15 ) Católicos en acción ( 10 ) Celibato ( 1 ) Cielo ( 2 ) Clifford Goldstein ( 2 ) CMI ( 1 ) Comidas y bebidas ( 1 ) Comunismo ( 1 ) Concilio Vaticano II ( 1 ) Congreso Mundial de la AG ( 5 ) Creacionismo ( 1 ) Crisis de la Iglesia Católica ( 6 ) Cristianismo ( 10 ) Crucifijo ( 3 ) Cuarto Ángel ( 1 ) Cuba ( 1 ) Cuerno pequeños ( 4 ) Culto ( 2 ) Daniel ( 19 ) Daniel 8 ( 2 ) Dario Raa ( 1 ) David Gates ( 6 ) Debates teológicos ( 15 ) Denuncias a la ICAR ( 2 ) Desastres naturales ( 6 ) Día de Reposo ( 7 ) Discidentes ( 5 ) Disidentes ( 31 ) Dispensacionalismo ( 1 ) DOCTRINAS ( 30 ) Domingo ( 4 ) Don de lenguas ( 1 ) Don Profético ( 1 ) Dr. Alberto Timm ( 4 ) Dr. Alberto Treiyer ( 9 ) Dr. Ángel Manuel Rodríguez ( 6 ) Dr. Carlos A. Steger ( 1 ) Dr. Clifford Goldstein ( 1 ) Dr. Fernando Canale ( 1 ) Dr. George Knight ( 1 ) Dr. Gerhard Pfandl ( 2 ) Dr. José Evelio García ( 1 ) Dr. Marco Tulio Terreros ( 1 ) Dr. Marcos Blanco ( 1 ) Dr. Mario Veloso ( 3 ) Dr. Marvin Moore ( 2 ) Dr. Merlin D. Burt ( 1 ) Dr. Miguel Ángel Núñez ( 2 ) Dr. Samuel Núñez ( 1 ) Ébola ( 1 ) ECUMENISMO ( 16 ) EE.UU. ( 8 ) El cuerno pequeño ( 7 ) El Gran Conflicto ( 5 ) El Remanente ( 8 ) El Santuario ( 7 ) El Vaticano ( 4 ) Elena G. de White ( 11 ) Elena G. de White y la Trinidad ( 7 ) Escándalos de la ICAR ( 2 ) España ( 2 ) Espiritismo ( 2 ) Espíritu de Profecía ( 2 ) Espíritu Santo ( 3 ) Evangélicos ( 33 ) Evangelio ( 1 ) Evangelismo ( 4 ) Ex-pastores ( 10 ) Falsa adoración ( 7 ) Falsas Religiones ( 2 ) Fernando Aranda Fraga ( 1 ) Fidel Castro ( 1 ) Fiestas paganas ( 3 ) Fin del mundo ( 10 ) Francisco I ( 21 ) Fraudes religiosos ( 3 ) Fuerte pregón ( 1 ) Futurismo ( 1 ) Gambetta ( 20 ) Gays ( 4 ) Génesis ( 1 ) Gillermo Miller ( 2 ) Halloween ( 1 ) Herejías ( 31 ) Hijas de Babilonia ( 6 ) Historia de la IASD ( 13 ) Homosexualidad ( 8 ) Hugo Gambetta ( 20 ) IASD Movimiento Reforma ( 2 ) Identidad profética ( 10 ) Idolatría ( 2 ) Ídolos ( 1 ) Iglesia Adventista del Evangelio Eterno ( 1 ) Iglesia Adventistas del Séptimo Día ( 30 ) Iglesia Católica Apostólica y Romana ( 23 ) Iglesia y mundo contemporaneo ( 25 ) II Guerra Mundial ( 1 ) Iluminattis ( 2 ) Imagen de la bestia ( 1 ) Infierno ( 3 ) Inglaterra ( 1 ) Intersexuales ( 4 ) Irán ( 1 ) Israel ( 2 ) Italia ( 2 ) Jack Sequeira ( 1 ) Jesuitas ( 3 ) Jesús Adrián Romero ( 1 ) Johannes Greber ( 4 ) John MacArthur ( 1 ) Jorge Mario Bergoglio ( 12 ) Juan Hus ( 1 ) Juan Luís Cipriani ( 1 ) Juan Pablo II ( 1 ) Juan Vicente Boo ( 1 ) Judíos ( 1 ) juicio final ( 2 ) Juicio Investigador ( 8 ) Justificación por la fe ( 3 ) Kevin Rodríguez ( 1 ) La Deidad ( 8 ) La Gran Esperanza ( 2 ) La gran ramera ( 2 ) La ley dominical ( 10 ) La marca de la bestia ( 15 ) Las 7 trompetas ( 3 ) Lesbianas ( 4 ) Lesbianismo ( 6 ) Ley de Dios ( 14 ) LGTBI ( 4 ) Libertad Religiosa ( 6 ) Libros ( 1 ) Locuras sociales ( 26 ) Los 10 mandamientos ( 10 ) Los 144000 ( 5 ) Luis Gonzalves ( 4 ) Luteranos ( 1 ) Marcos Witt ( 1 ) María ( 1 ) Mary Glasspol ( 1 ) Masones ( 2 ) Matrimonios Gays ( 6 ) Mensaje de los tres ángeles ( 4 ) Milagros ( 2 ) Ministerios Independientes ( 1 ) Misticismo ( 1 ) Mormones ( 1 ) Muerte ( 3 ) Música ( 4 ) Música evangélica ( 5 ) Musulmanes ( 4 ) Navidad ( 1 ) New Age ( 1 ) Norberto Restrepo ( 9 ) Noticias adventistas ( 9 ) Novelas ( 1 ) Nueva Era ( 6 ) Nwe Age ( 3 ) Obispos católicos ( 1 ) Ocultismo ( 3 ) Oraciones ( 1 ) Ordenación de la Mujer ( 18 ) Otras denominaciones ( 6 ) Padre Federico Lombardi ( 4 ) Padrenuestro ( 1 ) Papa ( 29 ) Pare de Sufrir ( 3 ) Pastor Jens M. Kruse ( 1 ) Pastores adventistas ( 1 ) Pastores evangélicos ( 6 ) Pederastía ( 2 ) Películas ( 3 ) Pentecostales ( 2 ) Perfección ( 1 ) Perfeccionismo ( 1 ) Personas Transgénero ( 4 ) Perú ( 2 ) Pio XII ( 2 ) Pioneros adventistas ( 10 ) Política ( 1 ) Política y Religión ( 1 ) Postmodernismo ( 7 ) Pr. Doug Batchelor ( 2 ) Pr. Esteban Bohr ( 4 ) Pr. Heyssen J. Cordero ( 2 ) Pr. Luís Gonçalves ( 3 ) Pr. Patricio Olivares ( 1 ) Problemas teológicos ( 13 ) Profecía ( 58 ) Profecía falsa ( 12 ) Pronunciamientos del Heraldo ( 11 ) Pueblo de Dios ( 1 ) Rapto secreto ( 2 ) Recursos ( 1 ) Reforma Pro Salud ( 6 ) Reformistas ( 6 ) Reino Unido ( 1 ) Religión ( 4 ) Religiones comparadas ( 15 ) Resurrección ( 1 ) Rezar ( 1 ) Rezo ( 1 ) Roma ( 36 ) Rosario ( 1 ) Rowan Williams ( 1 ) Sábado ( 22 ) Sacerdotes católicos ( 4 ) Salud adventista ( 10 ) Salvación por Gracia ( 9 ) Salvación por obras ( 8 ) Santos y Santas ( 6 ) Santuario ( 5 ) Santuario Celestial ( 7 ) Satanismo ( 3 ) Sectas ( 7 ) Secularismo ( 3 ) Segunda Venida ( 7 ) Sello de Dios ( 19 ) Señor de los milagros ( 2 ) Sermones ( 2 ) Sistema papal ( 12 ) Sodomismo ( 1 ) Ted Wilson ( 3 ) Teología ( 12 ) Terremotos ( 6 ) Testigos de Jehová ( 5 ) Theodore McCarrick ( 1 ) Tradiciones ( 4 ) Trinidad ( 11 ) Trinitarismo ( 7 ) Vegetarianismo ( 5 ) Videos adventistas ( 29 ) Virgen María ( 3 ) Watchtower ( 5 )